La dote matrimonial

Sería inimaginable que en una boda tradicional marroquí el novio no pagara una dote por su novia, pero los jóvenes urbanos empiezan a cuestionar esta práctica. “La gente joven y educada quiere casarse por amor, no por razones materiales“, pregonan los jóvenes.

Mis amigos y yo no hablamos de dotes” cuando se discute la perspectiva de matrimonio. “Hablamos de la vida en pareja, del matrimonio como un compromiso a largo plazo“.

La dote -conocida como ‘mahr’ o ‘sdaq’ en ‘dariya’ -el árabe dialectal que se habla en Marruecos- sigue siendo, sin embargo, parte del acuerdo o compromiso islámico de matrimonio rubricado ante un funcionario religioso -conocido por ‘adul’. La dote es la manera en que los padres se aseguran de que su hija tendrá un marido con suficientes recursos.

La dote debe ser proporcional a los recursos del marido, según la tradición islámica marroquí. Puede ir desde una suma simbólica de unos cientos de dirhams (unas decenas de euros) hasta un millón de dirhams (90.000 euros), incluyendo inmuebles y otras propiedades.

La dote incluye también los regalos que el novio hará a su futura mujer en la ceremonia de la boda, como joyas o alfombras. Como indica el antropólogo Mohammed Benali, “la dote es un instrumento para medir el poder del hombre“.

En la práctica, la dote es un duro requisito para muchos hombres marroquíes, que intentan reducirla en negociaciones con la familia de la novia y en muchas ocasiones deben endeudarse para contraer matrimonio.

En los casos de divorcio, la parte pendiente de pago de una dote puede convertirse en “un mecanismo de chantaje y destrucción contra el hombre“, afirma la revista femenina “Femmes du Maroc” (‘Mujeres de Marruecos’) que ha publicado varios artículos sobre el asunto.

A pesar de representar en teoría seguridad financiera para la mujer, la dote no beneficia más que al hombre, porque la ‘sharia’ (doctrina islámica) transforma a las mujeres en mercancía“, opina la publicación.

Como el marido paga la dote entera después de dormir con su esposa virgen por primera vez, la dote se basa en la venta de sexo, estimulando la dependencia financiera de la mujer, incluso la prostitución, según ‘Femmes du Maroc’. “La idea de amor carnal sin pagar es inconcebible en la sharia“.

Los argumentos de la moderna revista sin duda sonarían extremos para los oídos de las mujeres del campo de Marruecos, cuya mayoría no sabe ni siquiera leer. Para ellas, la dote bien puede representar su seguridad financiera.

En las bodas a las que he asistido, la dote forma parte del matrimonio aunque poco a poco he visto como se ha ido adaptando a la situación económica del hombre. Sí que es cierto que las parejas se suelen dar entre individuos de parecida clase social con lo que el valor de la dote no suele ser un obstáculo actualmente para contraer matrimonio.

About these ads

2 pensamientos en “La dote matrimonial

  1. Nosotros no queríamos hacer lo de la dote, pero cuando llegó la hora de firmar el papel del matrimonio los abdules nos preguntaron por la cantidad y nos indicaron que algo tenía que darme, así que preguntamos por el mínimo establecido. Nos dijeron que eran cien dirhams y eso fue lo que me dio.
    Aquí en España en la mayoría de matrimonios islámicos que se celebran en las mezquitas lo que suelen dar es algo simbólico, una especie de regalo: un anillo, una pulsera de plata o similar.

    A mí me parece bien que la pareja se intercambie regalos en las bodas, pero cuando es algo mutuo y no unidireccional.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s