La Menara

El apacible Jardín de la Menara es especial para pasear al atardecer después de un día agitado en la ciudad, y su encanto principal se encuentra en la zona central, en torno a un enorme estanque artificial, junto al que se encuentra una armoniosa construcción, el Pabellón de la Menara.

El gran estanque, de 200 por 150 metros, fue creado en tiempos de los almohades, en el siglo XII, quienes diseñaron todo un sistema de canalizaciones subterráneas para traer el agua de deshielo del Atlas y así poder regar los olivares y los huertos circundantes. El sistema es utilizado aún hoy, después de casi 9 siglos, aunque cada cierto tiempo es necesario vaciar el estanque para efectuar mantenimientos. El estanque está poblado por infinidad de carpas que esperan  ser alimentadas por los turistas.

El elegante pabellón o minzah (que significa hermosa vista), uno de los monumentos más fotografiados de Marrakech, no es tan antiguo; aunque se cree que fueron los saadíes quienes construyeron un primer pabellón en el siglo XVI, el actual, de techo piramidal cubierto de tejas verdes, data de 1870.

El encanto de los Jardines de la Menara varía según las estaciones; en invierno y primavera, las cumbres nevadas del Atlas parecen aún más cercanas, mientras que de octubre a enero se puede observar la recolección de las olivas verdes, rosas y negras. En verano, cuando la ciudad es un verdadero horno, la Menara ofrece un espacio de frescura y tranquilidad para descansar o disfrutar de un pic-nic.

Las leyendas cuentan que estos jardines eran utilizados por los sultanes para sus citas amorosas. Se cuenta también que uno de ellos, luego de haber pasado la noche con su ocasional conquista, al salir el sol la arrojaba al estanque.

Es un espacio que promete mucho antes de llegar y que decepciona bastante una vez lo has visitado. Los Jardines están un poco abandonados y simplemente existe este estanque que es muy fotogénico pero que no acaba de convencer. Si las nubes no lo impiden, la visión del Atlas es preciosa, si a eso sumamos el Pabellón y el estanque delante, ofrece las perspectivas más fotografiadas de Marrakech. Eso no significa que tenga magia …ni mucho menos.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s