TIN MEL

La Mezquita de TIN MEL, es una de las dos únicas Mezquitas que se pueden visitar en todo Marruecos, junto con la de Hassan II en Casablanca.

La Mezquita se encuentra en un entorno natural maravilloso, a unos 100 Km de Marrakech en dirección a Taroudant y antes de subir el col de Tiz’n Testa. Por tanto se encuentra enclavada en plena cordillera del Atlas. Si vienes de Marrakech la imagen desde lejos es de un hermoso mirador situado en lo alto de una montaña. Desde lo alto se tiene una visión amplia del paso de Marrakech a Taroudant, no queda espacio posible que no abarque su vista.

Tin Mel se encuentra en el listado de Patrimonio a conservar por la UNESCO, y sin duda se trata de un edificio ejemplar y que debe cuidarse. La Mezquita sufrió innumerables daños y durante mucho tiempo estuvo abandonada a su suerte. En estos momentos, está viviendo un momento de esplendor con las obras de reforma que tratan de recuperar la mezquita para su visita turística y tal vez para el culto.

Su origen es un antiguo pueblo de bereberes del siglo XI. Los  almohades se trasladaron a esta ciudad para llevar a cabo sus campañas militares contra la dinastía almorávide.

Después de la toma de Marrakech en 1147, Tin-Mel se convierte en un lugar de peregrinación esencial. El mausoleo de Mohammed Ibn Toumert, llamado “Mahdi“, se encuentra en este lugar, así como el de los tres primeros califas de la dinastía Almohade: ‘Abd al – Mu’ min, Abu Yaqub Yusuf y Abu Yusuf Abu Yaqub Yusuf al-Mansûr. Después de la caída de la dinastía almohade, la ciudad perdió su magnífica posición, pero sin embargo siguió siendo un lugar de fuerte connotación espiritual.

Tin-mel ocupa un lugar clave en la historia de Marruecos y el Magreb. Se trata de una mezquita arquetípica de la dinastía almohade: que se mostrará como uno de los modelos en el Magreb durante los siglos siguientes.

2 pensamientos en “TIN MEL

  1. Efectivament es tracta d’un lloc meravellós, gairebé màgic, amb un aire de misteri increíble, fora d’escala amb el que l’envolta.

    Veníem amb els nens de Taroudant pel Tizi’n Test amb intenció de dormir a Ouirgane, però sense allotjament previst. Visitar Tin Mel ens va suposar acabar conduint dues hores a les fosques fins a Ouigane, tot un suplici, però va valer molt la pena. És un lloc indescriptible.

    Una abraçada,
    Bertika

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s