4 cosas a saber sobre el Tarbouche

  • El tarbouche o el fez también se denomina Tarbouche Hassan II ya que el antiguo rey era el único líder árabe que lo llevaba  en público.
  • Forma parte de la vestimenta  oficial del Marroquí, que se completa con un djellaba blanca  y babuchas amarillas. Un hábito que también lo portan los artistas de la música arabo- andaluz marroquí.
  • Llevar un fez durante el protectorado francés en Marruecos era visto como una forma de rebelión contra los Franceses.
  • El verdadero tarbouche tradicional de Fez se confecciona con lana importada  de Australia o de Sudáfrica. En la actualidad, los más vendidos en las tiendas, se fabrican con  fieltro.

 

Esquiar en chilaba

Que os parece una semana blanca en Marrakech ? Porque no ¡!!!  A solo 75 Km de la Ville Rouge se puede esquiar con toda tranquilidad, lejos de los Standards europeos, cierto ! pero con las ventajas de la discreta afluencia de público, y con la autenticidad del lugar.

Un paisaje de alta montaña, bucólico. Con su lago alpino, rodeado de montañas. Con su estación de esquí pequeña, discreta, incluso humilde. Con tiendas de alquiler de material, con algunos hoteles, y restaurantes.

En el 1948, la primera carretera para coches que iniciaba en Marrakech via Tahannauote y Sidi Farès fue inaugurada y así cinco años después, dos hoteles y una treintena de chalets privados fueron construidos. Poco a poco, se abrieron dos pistas, la primera de 1100 mts con un desnivel de 380 mt. Con estas dos obras fue construido también un trampolín de salto. En el 1992, la cima del Oukaimeden fue dotado de un teleski con un chalet restaurante y una mesa de orientación. Las pistas ocupan una superficie de 300 hectáreas concentradas en el flanco norte de la montaña, situada entre los 2620 y los 3270 mts de altura. Las pistas son operativas desde diciembre hasta marzo, pero conviene informarse antes de ir para conocer el estado de las pistas. El 75% de las pistas tienen gran dificultad técnica, y son recomendadas a esquiadores expertos, el resto están pensadas para principiantes.

Una buena idea para pasar la SEMANA BLANCA en Marrakechesquiar a solo una hora del caos de la ciudad, un espacio de alta montaña, un lugar hermoso y especial.

Información práctica:

Para comer: Chez Joujou. También habitaciones a buen precio. Cerca de las pistas, la terraza es una de las mejores para tomar el sol. Cocina francesa.

Hoteles:

Rifugio CAF - Michèle – tel. 024 319036   Precio adulto por noche 110 dh ( 10 euro) – el refugio dispone de 158 camas de las cuales 76 habitaciones de 4/8 personas, ducha y servicios, salon bar, TV, biblioteca, sala juegos.

Hotel Le Courchevel – Oukaimeden - 90 euro la doble con desayuno. En los jardines del Hotel están a punto de abrir una serie de preciosos bungalows de madera con grandes ventanales a las montañas…recomendables..

 

Yves Saint Laurent, sus obras maestras en Marrakech

 

Por primera vez, la Fundación Pierre Bergé en asociación con el Jardín Majorelle de Marrakech presentan el trabajo del gran modisto franco-argelino Yves Saint Laurent que fue un gran apasionado de Marruecos y de Marrakech donde vivió hasta su muerte.

Marrakech inspiró al estilista, con sus colores y sus luces llevándole a crear verdaderas obras  de alta costura. En esta exposición, los visitantes podrán conocer las diversas salas para descubrir las creaciones más importantes de YSL siempre con la vista mirando a Marruecos y a sus prendas tradicionales, como la chilaba, el jabador, el tarbouche y muchas otras. Inventando, revisando y corrigiéndolo los trajes autóctonos, siempre presentes en sus colecciones de Alta Moda. Las salas de la exposición serán tematizadas; Inspiración, Colores, África Soñada, los tres puntos predilectos del estilista que son los motores y la base de partida de sus colecciones.

La inspiración, YSL la encontró en toda la decoración marroquí, en la pasamanería y en los zocos de Marrakech. Los colores han sido capturados de la naturaleza de esta ciudad y Marrakech ha sido siempre una verdadera revelación, que ha aportado una explosión de ideas con los colores siempre presentes, colores  como el rosa, el rojo, el amarillo y también el beige y el azul marino. Se podrán admirar algunas realizaciones llamadas “bouganvilliers”  inspiradas en los Jardines Majorelle que amó toda su vida y que YSL finalmente compró.  

Y después África soñada, el dulce sueño del creador que se trasladó a África para percibir y utilizar al máximo sus riquezas en materias primas, sus perlas de madera, de rafia, creando un estilo siempre sorprendente, trabajando las prendas como si fuesen joyas.

Es una oportunidad extraordinaria para mostrar al visitante de la exposición toda la belleza del arte de un artista locamente enamorado de su tierra de adopción: Marruecos. Cita en los Jardines Majorelle para esta exposición internacional que se trasladará en primavera a París, Milán y finalmente a Nueva York.

 

 

 

 

 

” Yves Saint Laurent et le Maroc”  – Jardin Majorelle – Gueliz – del 27 de Novembre 2010 al 18 Marzo 2011

Chilaba y Caftán

Marruecos es un país rico en historia, en tradición, en cultura, en religión, en climas…y en mucho más.

Todos estos aspectos influyen en el estilo de vestir de los marroquíes. Pero de la gran variedad de ropa en Marruecos, sobresalen dos tipos fundamentales ( que todo el mundo posee ), la Chilaba  y el Caftán. Son trajes refinados que evocan el estilo lujoso y oriental de este país.

Cuando caminas por las calles de cualquier ciudad marroquí, veréis hombres y mujeres que llevan largas y amplias ropas con capucha, siempre sobrepuestos a su ropa “normal”. Son las chilabas, que cubren el cuerpo enteramente excepto la cabeza, las manos y los pies. Los hombres generalmente usan la chilaba en las ocasiones importantes, combinándolo con el casquete marroquí rojo, llamado Fez y las clásicas babuchas amarillas de piel. Existen versos del Corán que mencionan la chilaba como una ropa que debe ser llevado por las mujeres musulmanas.

Otro tema distinto es el Caftan, que está considerado un traje muy importante, especialmente en la bodas. Otras ropas que llevan los hombres son el Kamis o Qamis. Se trata de un largo camisón/túnica con cuello mao que usan generalmente los días festivos y los viernes de oración. Está fabricado con los tejidos normales de camisa, como el algodón.  Sencillamente elegante, viene combinado con un casquete trabajado en ganchillo, en el mismo color del Caftán y se denomina Chachia. La fantasía se desborda camino y se pueden ver Kamis verdaderamente espectaculares, últimamente en raso lucido negro, sobre todo para la noche. Las babuchas son obligadas pero siempre en el mismo color de la túnica. Obviamente los estilistas árabes están creando colecciones ad hoc para los hombres que desean vestir estas prendas tradicionales con detalles fashion y glamurosos. Personalmente, pienso que esta pieza es mucho más elegante que la Chilaba, mucho más fresca…considerando el calor que hace en verano en la zona y para los hombres, la  encuentro mucho más masculina y sexy.

Esta prenda puesta en un europeo genera un poco de vergüenza ajena…por Marrakech veo unos cuantos turistas que pretenden “integrarse” en dos días, y sinceramente me parecen patéticos. Sería como pretender que un tuareg se pusiera unos jeans pitillo con una camiseta y hacerlo caminar por las Ramblas de Barcelona o por la Puerta del Sol de Madrid. Eso sí, un hombre  que vista esta pieza y que la usa en verano, en una fiesta especial en  Ibiza, Mallorca o cualquier zona de la costa… puede resultar extremadamente sexy…un caftán largo en negro o blanco…pero siempre, con los pies descalzos.