cirugia

Liftings bajo el sol de Marruecos

Posted on Actualizado enn

En los años ’60, Casablanca era una plataforma mundial de la cirugia transexual. La primera operación de transformación sexual tuvo lugar en una pequeña clínica del barrio Mers Sultan, dirigida por el Doctor Geroges Burou, un ginecólogo de vanguardia de Casablanca. Después de cuarenta años, la ciudad está convirtiéndose en un nuevo destino para operaciones de cirugía estética y dental.

Cada vez más, numerosos los occidentales que visitan Casablanca para una intervención de lifting, una liposucción o para fundas dentales de cerámica . Los motivos de este éxito? Seguramente los costes más competitivos, se habla de dos o tres veces menos caro que en Europa, pero también por la rapidez, con listas de espera inexistentes. El fenómeno no ha alcanzado todavía los niveles de la vecina Túnez donde importantes Tours-Operadores organizan estancias ALL INCLUDED. “La mayoría de los cirujanos de Casablanca han estado en contacto con organismos turísticos, declara el Doctor Mohammed Guessous, cirujano plástico y estético, pero han sido rechazados“. La filosofía es simple: porque delegar a un intermediario lo que se puede hacer con autonomía completa? Gracias a su página Web, el Dr. Guessous asegura la promoción, un verdadero self-made man. Por lo que respecta a la organización de la estancia, ésta es delegada a una Sociedad especializada del sector hotelero y aéreo. Por aproximadamente 3.000 Euros te puedes permitir un lifting, una semana en un hotel de 4 estrellas…..y una preciosa vista sobre la Corniche de Casablanca.

Para responder a la creciente demanda, el Dr. Guessous abrió su propio centro. Muchos otros centros están surgiendo en Casablanca, cada uno con características y target a la altura de las circunstancias. Casablanca será el nuevo Eldorado del turismo medico??

Es en todo caso, se trata de un nicho de mercado que la autoridad y los responsables del desarrollo Turístico quieren trabajar. Sí que es verdad que en Casà se encuentran cirujanos plásticos y dentales que no tienen nada que envidiar a los mejores profesionales europeos, pero el turismo medico no debe ser tomado a la ligera. Un cirujano plástico de fama internacional, el Doctor Fahid Benslimane ha declarado: “Al principio pensaba en todo lo que todo esto podía representar para la imagen del País. Pero esta exaltación del turismo medico me preocupa. La última cosa que se debe hacer cuando se somete a una operación es la de estirarse al sol o tomar baños de mar. En la fase post-operatoria es aconsejable quedarse en un hotel y reposarseSu miedo más grande? Ver a los médicos operar de forma rápida poniendo en riesgo la salud de los pacientes. Como siempre, la regla es la de verificar, antes de una intervención, las estructuras en términos de higiene, personal y tecnología. Es evidente que siempre es necesario un puesto de primeros auxilios con reanimación para evitar grandes desgracias que, también en la moderna Europa, suceden a veces.