Día: 8 febrero, 2010

Bab Khmiss

Posted on

Bab Khmiss es una puerta de la parte Nord-Este de  Medina de Marrakech. Bab en árabe significa puerta y Khmiss, jueves.

En Marrakech hay más de 17 puertas en las murallas de la ciudad, actualmente hay algunas puertas que en su día comunicaban la Medina con el exterior pero que debido a las sucesivas ampliaciones de la Medina, han quedado como puertas interiores…como por ejemplo la de Bab Tarzoud. Las más importantes puertas de Marrakech son las de Bab Agnou, Bab Nkob, Bab Doukkala, Bab Fteuh y Bab Aghmat.

Para mí, tiene un significado muy especial la de Bab Khmiss. Esta puerta comunica la Medina con la zona nord-este y directamente con la carretera de Fez. Nada más pasar la puerta, nos encontramos con un pequeño mercado de productos de segunda mano y algunos objetos nuevos ( casi siempre pequeños electrodomésticos y utensilios de cocina )…son paradas sencillas y con la mercancía en el suelo.  Este mercadillo se produce todos los martes, jueves y sábados y se encuentra nada más salir por la puerta y siguiendo la muralla hasta la carretera. Puedes encontrar algunas piezas interesantes si buscas y buscas….hacia el final del mercadillo, venden objetos grandes….mesas, camas, canapés, mobiliario de comedor…de todo. A veces lo venden directamente desde los camiones y debes hacer esfuerzos para ver la mercancía. Tengo muchas dudas del origen de algunas de estas mercancías….pero bien, nadie hace preguntas.

Si después de visitar el mercadillo queremos caminar 5 minutos, nos encontraremos después de caminar por una especie de Rambla, un mercado cubierto a la izquierda. Este es el mercado original de Bab Khmiss. La historia dice que aquí se reunían los comerciantes de camellos de la zona para vender los animales los Jueves…y poco a poco este Mercado se fue afianzando como Mercadillo estable, teniendo el Jueves su día de máximo esplendor.  Las paradas son fijas en los laterales donde encontrarás por zonas, la parte de mobiliario de madera, mobiliario de hierro, “antigüedades”, artículos de terra-cota y por último las tiendas de “moda”. Además de las paradas estables, en los pasillos centrales donde se abre un poco la galería, encontrarás muchas paradas ambulantes de ropa usada o nueva, música, telefonía, zapatillas y zapatos y cualquier cosa que puedas imaginar.  Existen pequeños locales donde degustar un Tajine express y carros con “zumos naturales” de vaso comunitario. En los pasillos laterales del mercado, es donde puedes encontrar escenas sacadas de películas antiguas…un hombre que afeita la barba a otro en medio de hierros retorcidos y tiestos de terra-cota, carpinteros de mano experta sacando esplendor a cabezales de  cama….en fin, ves trabajar a mucha gente en oficios antiguos…trabajan delante de tus ojos sin preocuparse si los miras  o no. Dicen en Marrakech que lo que no encuentres en Bab Khmiss no existe. Aquí los turistas casi no llegan…solo unos pocos…los más curiosos. Y seguramente aquí se llevan las imágenes de Marrakech más curiosas.

Como anécdota, debo mencionaros el hecho que cuando el Hotel La Mamounia cerró sus puertas hace 5 años para la reforma, casi todos sus artículos fueron vendidos en este mercado..los albornoces, los ceniceros, las lámparas, alfombras, mesillas de noche, camas, sofás…casi todo pasó por Bab Khmiss.

Lahcen-una vida anónima y real

Posted on Actualizado enn

Hoy quiero hablaros de Lahcen.

Él es un tipo sencillo, un hombre de montaña, amigo de sus amigos, un padre de familia enamorado de sus cuatro hijos, un poliglota a su manera, un trabajador, un bereber de Ait Souka

Yo le conocí hace 5 años, en una escapada que hice a Imlil… me lo encontré por la calle, iba caminando y empezamos a hablar….sin más. Me explicaba la ascensión al Djebel Toubkal y todos los secretos de la zona, la fauna, la flora….se le veía enamorado de su montaña. Me cayó muy bien desde el principio y se estableció una corriente afectiva entre los dos….desde el primer momento nos caímos bien y así seguimos. El me llama su hermana y yo no pretendo desmentirlo….es de los poco marroquíes que te dicen que formas parte de su familia y te lo crees. Nos llamamos cada semana para ver como estamos, no es que nos digamos gran cosa…pero sabemos que todo va bien. No hace falta mucho más.

Hace 5 años, conocí su casa rural. Su voluntad de hierro y su fuerza para tirar adelante, hacen que en este tiempo, haya conseguido crear un pequeño hotel de montaña en su misma casa. En el piso de abajo vive la familia y en el de arriba, han habilitado 4 habitaciones y un baño para los montañeros que se acercan a la zona. Ningún lujo, no es necesario en este lugar. Lahcen es guía de montaña y conoce como nadie las montañas del Alto Atlas, el Toubkal…el Ouikameden. No tienen secretos para él. Acompaña a los montañeros en su ascensión a la cumbre..a pié, en mulas…hasta el refugio, hasta el pico. Pero si el trabajo en la montaña escasea, también hace de guía en el desierto…organiza Tours en Merzouga o en M’Hammid. Lo que sea necesario.

Lahcen es un Bereber de Ait Souka, hoy tiene 38 años pero aparenta más….no es nada fácil la vida cerca del Toubkal. Conoció a su mujer en un matrimonio concertado, ella tenía 15 años y se casaron el día que se conocieron. Desconozco si se enamoraron o no, si se quieren o no, pero debo decir que en su casa reina la harmonía. Creo que el amor tal como lo conocemos en el mundo occidental, no coincide con el que existe en Marruecos. Nosotros tenemos una visión más romántica, sentimental y me atrevería a decir, que más naïf que la suya, para ellos el amor es un fenómeno más prescindible y aplican criterios pragmáticos y reales. Hay cosas que no se pueden permitir…En cualquier caso, forman los seis, una familia muy unida y alegre…siempre están riendo. Entras en su casa, y reina una atmosfera de felicidad.

Lahcen tiene un primer hijo que se llama Hamza….tiene ya 12 años. Es un niño inquieto y simpatiquísimo. Con una gran vitalidad, es capaz de subir y bajar de los arboles a una velocidad increíble. Sube a las mulas, baja al pueblo, ayuda a su padre, calla cuando se lo ordenan….siempre me ha parecido un buen hijo. Lahcen quiso que estudiara, y en Imlil no había posibilidades. En la escuela del pueblo no podían continuar más allá de los 9 años y bajar a Asni cada día era complicado (a veces, en invierno, la nieve bloquea la carretera). Así que Lahcen haciendo un grandioso esfuerzo económico y sobre todo sentimental, lo envió a Rabat. A casa de su hermano…allí lo dejaba en Septiembre y lo recogía en Junio. En todos esos largos meses, no se veian…diez meses separados. Todo para que Hamza tuviera las oportunidades que Lahcen no tuvo. Cuando a veces hablábamos de ello, se me partia el corazón con sus comentarios. No os penséis que se quejaba, ni que me explicase sus sentimientos ( jamás )…solo me decía, Hamza no puede vivir sin la montaña. Y eso significaba mucho, era por lo que callaba y no por lo que hablaba, que entendía su dolor. Pero este año, la crisis ha azotado hasta las aldeas rurales del Atlas…menos turismo, menos excursiones, menos dinero. Este año Hamza no ha ido a Rabat y como mínimo, la familia está pasando el invierno juntos. Hamza quiere dedicarse a lo mismo que su padre y él le está formando a pesar de su corta edad…en Marruecos las cosas van a veces más deprisa que lo que nos gustaría.

Después de Hamza llegó la niña, Pocahontas….yo la llamo así, porque son iguales. Siempre le llevo todos los regalos de la Barbie, de Cenicienta, de todas las princesas Disney. Hay cosas que son iguales en todo el mundo. Y después el pequeño Hassan…un niño tranquilo y regordete que aporta a la familia, esa paz de los niños pausados. Hace dos años, Lahcen me dijo…estamos esperando otro niño….yo le dije, seria fantástico una niña, ¿verdad? Y él me dijo: si nace una niña vamos a parar, porque significará que tenemos BARAKA ( fortuna) … y nació la preciosa Fátima. Niño, niña, niño…niña…se cerró el circulo.

Lahcen, tienes Baraka…siempre la has tenido. Y espero que siempre la tengas, y que yo pueda ir a verte a ti y a toda tu familia cada verano…para pasear por tus montañas, para comer un buen Tajine cocinado por tu hermano Ibrahim, para charlar de nada y de todo…para seguir con nuestra bonita amistad.

Seguramente, la vida de Lahcen es la misma que la de miles de bereberes…pero os puedo asegurar que conocerlo es quererlo.

Meteo Marrakech-8 de Febrero 2010

Posted on Actualizado enn

Lluvia….

Máxima 19º   Mínima 11 º