Humor árabe

Posted on Actualizado enn

Divertidas historias sobre árabes carentes de racismo y de prejuicios, no se encuentran fácilmente en Internet. Muchas Webs de chistes ofrecen una imagen de loa árabes como seres pícaros, sucios, perezosos y incultos. Para leer verdaderos chistes árabes, hay que buscar en las historias del mítico Djoha, que representa la verdadera sabiduría de la cultura árabe musulmán.

Un hombre caminando en Central Park en Nueva York. De repente, ve a un Pitbull atacando salvajemente a un niño. Captura y mata al perro y salva al niño de una muerte segura. Un policía que ve la escena llega y dice:-“Eres un héroe“. Mañana, todo el mundo leerá en los periódicos “un valiente nuevayorkés salva la vida de un niño“. Pero…es que yo no soy Nueva York. Bien, pues los periódicos dirán: “Un valiente estadounidense salva a un niño…” “pero… es que yo no soy estadounidense! ” “Y entonces, de dónde eres?”:”Yo soy árabe“. Al día siguiente, se lee en los periódicos: “un terrorista islámico ataca salvajemente a un perro americano“.

Historias así, divertidas y sin vulgaridad, hay pocas. Las bromas de árabes que pululan alrededor de las Webs están plagadas de los estereotipos colonialistas que describe a los árabes como una masa sin forma de personas poco inteligentes, tontas y sucias. Si la frontera entre lo cáustico y el insulto racista suele ser tenue, algunos de ellos no dejan ninguna duda sobre su infamia. ¿En el sitio comelive.net se lee: “que hace un árabe entre dos bolsas de basura? Una foto de familia! “. Los administradores del sitio comunican en primera página que las bromas enviadas por los miembros se pueden poner en cuarentena a través de una simple denuncia, pero nadie denuncia. Es cierto que no todos los chistes sobre árabes son nauseabundos como el citado. La mayoría reproducen los clichés eternos en el Magreb; el sitio clubsoleil.net consagra una partida al tema, y tiene precaución de no herir a las almas sensibles. Estas pequeñas historias suelen regirse por una cierta mirada occidental. Por ejemplo: “Se encuentran dos árabes. Uno exclama: “pero has visto como está tu  camello? Está lleno de parches y cortes! ¿Qué ha pasado? Mi esposa…..está aprendiendo a conducir! “.

Es importante diferenciar entre bromas árabes y chistes sobre los árabes.  Para aquellos que deseen disfrutar de la finezza del humor árabe, aconsejo entrar en la truculenta lectura de Djoha, falso naïf cuya estupidez se convierte en símbolo de la sabiduría en el mundo árabe musulmán. “La esposa de Djoha oye un fuerte ruido que llega de la entrada, de donde ha entrado su marido. Ella se acerca apresuradamente a ver qué sucede y Djoha le dice que no pasa nada, que su abrigo  se cayó al suelo…Pero, ¿cómo puede, responde la esposa, un abrigo hacer todo este ruido?  Porque en ese momento lo llevaba puesto!!!!

¿Quien dijo que los árabes no tienen ningún sentido de la auto-ironía?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s