La carrera del aceite en el Magreb

Posted on Actualizado enn

Con 1,7 millón de hectáreas de olivares – o sea un tercio de sus tierras agrícolas – y una producción de 110.000 toneladas de aceite de oliva en 2010 (75% del cual con destino a Europa), Túnez es el primer productor magrebí y el cuarto a escala mundial, detrás de España, Italia y Grecia, pero delante de Marruecos (quinto) y Argelia.

Túnez tomó ventaja,  y mira por el retrovisor a   un outsider que comienza a indicar objetivos por lo menos ambiciosos. Marruecos, con sus 680.000 Ha. de olivares, sólo produce un 3% del oro verde mundial, pero se propone duplicar su superficie de explotación para 2020, a más de 1,2 millón de hectáreas. Al dedicar a la plantación de olivares una mayor parte de los fondos asignados por el programa americano Millennium de Desafío Sociedad (más de 500 millones de euros en cinco años), la Agencia de la asociación para el progreso piensa lanzar a Marruecos ( a medio plazo ), como un productor mundial inevitable. Sobre todo, el reino alauí quiere hacer de la oleicultura un sector estratégico para su desarrollo. “Algunas regiones presentan activos considerables para hacer de esta actividad un polo de desarrollo económico y social y de promoción de las exportaciones”, indica Noureddine Ouazzani, director del Agro-Polo Olivar de Meknès.

Al volver a mirar el cultivo del olivar, Marruecos inmediatamente orientó su política sobre una valorización de las tierras. Una comercialización de gama alta, aunque por el momento los métodos de producción siguen siendo demasiado artesanales (95% del proceso es aún tradicional) y que solamente las nuevas explotaciones, como las de  Beni Mellal, a 200 km al sureste de Casablanca, responden a las normas de calidad exigidas para la exportación.

La batalla entre Túnez y Rabat podría basarse en la calidad. “Marruecos ya tiene un camino recorrido, afirma  un mayorista italiano. Túnez debe pensar más en  valorizar su producción que en aumentarla. Eso pasa por la creación de etiquetas y marcas de aceite para la exportación. ” Según Mourad Ben Slama, especialista tunecino del sector oleícola, “con un producto de calidad y el prejuicio favorable del que goza actualmente el país, el aceite de oliva tunecina tiene abiertos  los mercados internacionales”.

De hecho, mientras que el aceite marroquí combate a su vez en Europa – dónde da a conocer en  particular a través de sectores bio como Oliviers & CO -, Túnez explora nuevos mercados  : los Estados Unidos, y también Japón. Con dos embajadores como éstos, el aceite de oliva magrebí consigue publicidad por todo el Mundo.

Anuncios

Un comentario sobre “La carrera del aceite en el Magreb

    Mu escribió:
    4 marzo, 2011 en 10:49

    Lo que aún me desconcierta es que el aceite que consumen mayoritáriamente los marroquíes sean lo que se llama sospechosamente “huile de table”…aceite de mesa que no se sabe de donde proviene (ni pone de que fruto…da un poco de miedo, la verdad), y es porque el aceite de oliva que ellos tiene les sale muy muy caro, creo que más caro que a nosotros (unos 30-40 dirhams) y en proporción con su nivel de vida ya de por si es muy caro…lo normal sería también que no sólo exportaran, sinó que el aceite de oliva tuviera un mercado autóctono que no fuera sólo como producto de lujo….

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s