Día: 13 marzo, 2011

Una oportunidad para la democracia en Marruecos

Posted on

La puesta en escena de la Declaración de Mohammed VI fue la que quiere representar un comunicado histórico para el país. Era solemne, estuvo flanqueado por su hermano a mano izquierda y por su hijo a mano derecha. Los tres vestidos con trajes oscuros y corbatas (incluso el pequeño príncipe). Las banderas y las tres sillas, las caras de circunstancias. Yo soy de las que se fijan en los detalles, y creo que las formas dan muchos mensajes ocultos. La Monarquía quiso hacer evidente, que ese iba a ser un paso muy importante en la historia del país.

Después de escuchar y de leer con detenimiento el discurso, creo que puede ser un paso extraordinario para afianzar un proceso democrático en Marruecos. Habrá que tener paciencia y confiar en que los pasos que se van a dar van a ser (seguramente) lentos, pero estables y que son paso hacia un proceso democrático irreversible.

En estos días, ya habréis leído infinidad de comentarios y de análisis del discurso. Yo me voy a limitar a destacar lo más significativo para mí. Mohammed VI anunciaba el camino constituyente de un nuevo constitucionalismo para Marruecos en el que quedara consagrado plenamente lo que conocemos como Estado de Derecho, separación de poderes, legislativo creador de leyes, un ejecutivo con capacidad para gobernar gracias a la decisión del pueblo expresado soberanamente en el Parlamento mediante su participación en las urnas.

Mohammed VI ha sentado las mejores bases para la plena transformación legislativa de Marruecos y su armonización con las legislaciones europeas. Todo empezó a ponerse de manifiesto en la cumbre de 2010 en Granada, pero en realidad todo comenzó a gestarse cuando él era príncipe heredero. Su formación doctoral europea, su cercanía a europeístas como Jacks Delors, han ayudado a ir dando pasos difíciles, que en muchos momentos le costó la desconfianza de muchos altos cargos, pero ganó la confianza de los ciudadanos marroquíes, que en más de un noventa por ciento, según todas las estadísticas, confían en la voluntad del monarca.

Creo que es momento, para dar un margen de confianza al Monarca. Los plazos que ha dado, son relativamente breves. La creación inminente de una Comisión que haga una exhaustiva revisión de la Constitución con una entrega de resultados antes de fin de Junio de este mismo año, para acabar de ratificar la nueva Constitución en un Referéndum.

Y también, me alegré mucho del reconocimiento de un Marruecos plural, del reconocimiento a la cultura y a la lengua Bereber.

Por mi parte, espero que todos sepan ver en este discurso, un paso adelante. Marruecos no puede cambiar en cuestión de días. España necesitó una transición que duró años. Marruecos no tardará tanto en tener su Monarquía democrática. Tengamos un poco de paciencia.

Anuncios

Tsunami

Posted on Actualizado enn

Cuando era pequeña, vivía cerca de Barcelona. Es una población costera que se llama Castelldefels. Cada día en verano, íbamos a la playa a bañarnos. Como me encanta el mar, me pasaba las horas dentro del agua. No recuerdo muy bien porqué, un buen día descubrí la palabra tsunami y lo que significaba. Desde el momento que descubrí esa palabra, tenia respeto por el mar, siempre que me bañaba miraba al horizonte con cierto temor. Me bañaba y nadaba, pero de reojo no podía dejar de mirar hacia el interior. Mi pesadilla ? Pensar que un día vería como una sombra, como una ola, como una inmensa masa de agua avanzaba a toda velocidad hacia la orilla…esa fue una pesadilla recurrente en mi infancia. Pero la verdad es que siempre me ha acompañado esa sensación cuando estoy delante de mar…miro con cierto temor ese horizonte.

Estos último días, viendo como el Tsunami se hacía realidad ante los ojos del todo el Planeta…me he estremecido. No era esa ola gigante que soñaba de pequeña, esa ola de cientos de metros que entraba en la tierra. Un tsunami es una marea que engulle todo lo que encuentra a su paso, un tsunami es horroroso, dantesco, horripilante, devastador, una fuerza de la naturaleza imparable. He dejado de mirar esas imágenes estos días, porque son escalofriantes. Han vuelto los recuerdos de las pesadillas infantiles

Desde que tuve una compañera nipona de habitación, en mis estudios en Estados Unidos, el pueblo japonés me ha resultado amigable. Por encima de los tópicos, siempre me ha gustado su cultura milenaria, su capacidad de trabajo, de organización, de respetoespero que puedan reponerse a esta tragedia lo antes posible.