En el ecuador del Ramadán, una reflexión personal

Posted on Actualizado enn

Entre reivindicaciones democráticas y el Renacimiento islámico, el respeto a la libertad de conciencia pasa a un  segundo plano en este Ramadán 2011. Mientras la  primavera árabe vive su pleno apogeo, los no-ayuno corren  siempre un gran riesgo en el Magreb. Una paradoja entre las imágenes de más democracia y más libertad de estos últimos meses que hemos visto todos por televisión, imágenes de jóvenes y no tan jóvenes desde Mauritania hasta el Yemen reclamando libertad.

El Corán considera  al ayuno del mes sagrado como uno de los cinco pilares del islam. Sin embargo, no proporciona ninguna penalización  contra la persona que falla. “Es algo tan inimaginable no seguir  las normas del Ramadán que el profeta no planeaba ninguna pena,” según comenta  Malek Chebel, antropólogo del islam. De repente, los hombres habían vencido las omisiones del texto sagrado.

Desde Casablanca a Túnez, comer durante el Ramadán está muy mal visto y puede tener algunas consecuencias desagradables para los refractarios. Penas de prisión explícita o vulneración de la ley para castigar a los “herejes del Ramadán”, presión social y popular animosidad… Cada país del Magreb tiene su receta especial para los  “no-ayuno”.

En Marruecos, el artículo 222 del código penal establece,  que “todo individuo notoriamente conocido por su militancia en el Islam y que rompe el ayuno ostensiblemente en un lugar público durante el Ramadán es responsable de una pena y será condenado a seis meses de prisión y una multa”. Una disposición denunciada por algunos ciudadanos, agrupados en el movimiento a favor de las libertades individuales (MALI).  En el 2009 este grupo intentó organizar un picnic público durante el Ramadán de 2009, pero finalmente fueron detenidos por las fuerzas del orden. Al año siguiente, el movimiento fue organizado en Facebook.

 

¿Pero qué sucede este año, después de la conocida como Primavera Árabe ? El movimiento de 20 de febrero, punta de lanza de las reivindicaciones en el país, no ha hecho suya la reclamación del colectivo MALI, que parece haber sido… olvidado. “Hay un consenso tan grande en el mes de Ramadán que los manifestantes no hubieran podido reunir alrededor de la exigencia del respeto a la libertad de conciencia a casi nadie”.  “Este tema es demasiado conflictivo, y no es la prioridad para los miembros del movimiento, entre ellos muchos miembros del MALI”, comenta Jean-Noël Ferrié, investigador en el CNRS, especialista de Marruecos y Egipto.

Incluso en privado, el ayuno es casi un deber, tanta es la  presión social. “En Marruecos, el Ramadan lo focaliza todo. El  resto del año, el país es más bien liberal, pero la piedad parece concentrarse durante el mes sagrado”, según Jean-Noël Ferrié. “No solo las personas, la actitud debe también ser diferente. Las mujeres no deben maquillarse durante el Ramadan”.

En la vida diaria, el Ramadán afecta mucho a los no-musulmanes. Las tiendas tienen horarios distintos a lo normal. Muchos comerciantes deciden aprovechar el mes del Ramadán para realizar las vacaciones anuales. Otros simplemente, abren por la mañana y cierran antes del F’Tour. Algunos cierran todo el día y solo abren a las nueve y hasta la una. Lo peor ? no hay un criterio claro al respecto. Muchos bares cierran hasta después del F’tour…obviamente no  tiene sentido tener un bar abierto si nadie va a consumir…pero y los turistas ? Encontrar alcohol durante el mes del Ramadán es también muy complejo. En los bares habituales, algunos optan por no tener alcohol. Otros siguen vendiendo. Para comprar alcohol para uso personal en el Riad, voy a Marjane o Metro o Carrefour, pero la zona de alcohol permanece cerrada y solo tenemos acceso los no-musulmanes previa presentación del pasaporte. Entonces nos apuntan en un libro donde somos fichados como compradores de alcohol en el mes sagrado del Ramadán.

Otra cuestión a comentar, es la de si este ayuno es bueno o malo para la salud. Cuando hablas con musulmanes todos comentan las bondades para su salud física. Yo no discuto, ni cuestiono a nadie su fe…faltaría más. Pero tengo mis dudas razonables sobre el efecto positivo del ayuno desde las cinco de la mañana hasta las 7 y media de la tarde. Estamos hablando de no comer y sobre todo..NO BEBER. Recuerdo que en esta ciudad llegamos casi cada día a 50 grados y a pleno sol, la piel arde porque puede llegar a puntas de insolación de 60 grados…en estas condiciones no se puede beber…yo solo puedo deciros que todas las personas que están a mi alrededor y que practican el ayuno, viven este mes con una cara ojerosa, demacrados, blancos como la leche y sin fuerzas ni ánimos. No pueden trabajar en condiciones adecuadas, de hecho en el Riad debemos doblar personal para realizar el mismo trabajo. Por tanto, es bueno o malo para la salud estar 14 horas sin comer ni beber en verano ?

Esta reflexión se produce en el ecuador del Ramadán que precisamente es hoy.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s