Mes: marzo 2012

Equilibrios e imposibles, Made in Morocco

Posted on

Anuncios

Pensamiento del día

Posted on

For the word you are someone.

But for someone you’re the word.

Love is the only way.

 

Macaco 2012

( perquè t’animis )

Taxis en el Aeropuerto de Marrakech

Posted on Actualizado enn

Si tu intención es coger un taxi cuando llegas al Aeropuerto Internacional de Marrakech-Menara, respira hondo ya que se convierte en un verdadero quebradero de cabeza. La parada de taxis está saliendo a la izquierda. A medida que te diriges a coger el taxi, ya se te acerca uno de los dos habituales “controladores” de los taxis. Con un Walkie Talkie se acerca y pone de cara de autoridad…¿un taxi? Si, gracias. Y entonces te presenta al taxista que está primero en la cola (como era lo lógico). Como siempre debéis recordar que los petit-taxis tienen una tarifa y los Grand-Taxi otra superior. Da igual por cual optéis, no van a poneros el taxímetro. Debéis negociar el precio antes de subir. Dais la dirección y esperáis un precio… el precio “establecido” desde el Aeropuerto hasta cualquier dirección de la ciudad o Medina es de 100 Dh si lo vas a ocupar en exclusiva…es decir si no lo compartes. Se considera un precio aceptable y no debes tener problemas. Lleva el dinero justo y no tendrás complicaciones. Precio petit-taxi.

Ahora os lanzo un pequeño truco si venís al Aeropuerto y no queréis pagar los 100 Dh.  Salís de nuevo por la puerta y os dirigís sin vacilaciones a la izquierda…pasáis delante de los taxis y os ubicáis delante de la parada del Bus. Allí tranquilamente esperáis que venga el Autobús…al poco se os acercará el mismo hombre del Walkie Talkie, con menos cara de autoridad y más de colegueo…porque da por supuesto que ya tienes práctica y no eres un turista más. Mismo dialogo más o menos, ¿buscas un taxi ? Obviamente no, porque estoy esperando el autobús. Firme, siempre responder firme. Él te dice que con lo que te cuesta el autobús y un poquito más puedes coger un taxi. Entonces remolonamente y como casi por curiosidad dices y… ¿cuánto me costaría si por casualidad barajase la posibilidad de coger un taxi como alternativa al estupendo Bus que me deja delante de casa? Y él te dirá 50/60 Dh…entonces tú respondes con cara seria…no hombre no…y él dice…venga por 40 Dh ahora llega uno…Ok…así no espero al Autobús que me deja delante de casa y que es estupendo. Acto seguido, llega un taxi por tu izquierda (normalmente con gente dentro). Y el Sr. con el Walkie Talkie te dice…ese es su taxi…habla dos segundos con él en árabe mirándote y tú crees que le ha dicho…lleva a ese/a pardillo/a a la dirección que te dirá por 40 Dh. Tu elegantemente irás al taxi y el taxista solícito te ayudará con la maleta a ponerla en el portaequipajes. Seguramente tendrás el asiento de delante para ocupar…porque detrás estará lleno ( yo la última vez fui detrás porque delante viajaba su hija pequeña y a mi lado el hijo mayor…como ese día no tenían colegio los llevaba de paseo ). Bien…en ese momento, es básico  decir al taxista…perdone Sr. taxista y solo por reconfirmar…¿le habrá dicho el Sr. del Walkie Talkie que son 40 Dh?. A lo que el taxista te dirá….no, son 60 Dh. Entonces tú debes hacer el gesto de coger tu equipaje y volver a la parada del autobús. Él te dirá, no…Waja ( Ok ) 50 Dh…y tu, volverás con el tema de los 40 Dh…ofendido/a de que tengas que estar de nuevo hablando con él de precio. Creías que ya estaba negociado con el Sr. del Walkie Talkie y entonces él te dirá…sí pero el taxista soy yo…a lo que tú no tienes respuesta porque es cierto. Entonces te preguntas…y el Sr. del Walike Talkie ¿quién es y que pinta aquí? Pero a todo eso, el taxista murmura…más vale pájaro en mano que ciento volando (o eso entiendes tú que decide) y te vuelve a cargar la maleta en el taxi y tu subes y te lleva al lugar. Importante de nuevo…lleva el dinero justo para evitar una nueva negociación en destino…que él sabrá llevar a dónde a ti te desarma…amigo/a…¿qué son 10 Dh para ti?.

Resumen…has estado 15 minutos discutiendo en el Aeropuerto por un taxi que no querías pero que al final has cogido. Llegas a casa con un cansancio tremendo de la “lucha” con todos ellos para ahorrarte 5 EurosMarrakech es agotador…todo cuesta mucho, todo lo cotidiano tiene un desgaste energético brutal. Pero bueno, también es la gracia del lugar…

PD: abstenerse de comentarios aquellos habituales que creen que este tipo de escritos no les gusta y a los cuales les parece que no podemos tomarnos con sentido del humor las cosas. Si ya sé…5 Euros no representan una cantidad de dinero enorme y que la diferencia es mucha entre su economía y la europea. Pero eso aquí no viene al caso. Existe un taxímetro y unas tarifas y ya que ellos no cumplen su obligación de ponerlo nosotros no debemos tampoco aceptar su sistema. Quiero que quede claro una cosa para quien puede no conocer este tema….EN CUALQUIER CASO Y SIEMPRE, REPITO…SIEMPRE, PAGAMOS MÁS DE LO QUE EL TAXIMETRO IBA A MARCAR. Aún con estas “negociaciones” surrealistas pagamos más de lo que marcan las tarifas oficiales (taximetros).

La aventura ha comenzado

Posted on Actualizado enn

Por fin comenzó la aventura, el sueño. El pasado martes 28 de Febrero partieron de Ouarzazate los participantes de la Euro4x4parts West Transáfrica 2012.

 

Ya os hablé en su día de esta aventura increíble, la de cruzar todo el continente africano de norte a sur por su costa oeste durante 100 días. En total son 16 personas las que viajan en 5 vehículos 4×4.

Obviamente no quería perderme la fiesta que organizaron en el maravilloso Hotel Dar Chamaa, en pleno palmeral de Ouarzazate. El Hotel fue escogido como punto de partida de la expedición y la noche anterior, el Hotel Dar Chamaa nos invitó a todos a una agradable cena para festejar y despedir a todos.

Fue muy emocionante escuchar a Jota Lanzarot (Guia y alma de la expedición), explicarnos un poco la esencia del viaje que emprendían. Nos habló de convivencia, de la dificultad mental que significará para todos los cuatro meses de viaje previstos, de los 16 países y por tanto 16 fronteras que atravesaran y de los 19.000 kilómetros que van a recorrer. Todos estábamos viajando mentalmente mientras Jota seguía con su explicación…Dahkla, el rio Niger, Pais Dogón, paisajes, tribus, montañas…los que no íbamos a ir sentíamos una profunda envidia.  

En este viaje está previsto que la expedición recorra Marruecos, desierto del Sáhara, Mauritania, Senegal, Mali, Burkina Faso, Togo, Benín, Nigeria, Camerún, Gabón, Congo, Angola, Namibia, Botswana y Sudáfrica. Aunque creen que lo realizaran en 106 días, calculan un margen de error de 15 días más.  

Al día siguiente de la cena, a medida que veía a todos desayunar, me daba cuenta de que un brillo especial asomaba en sus miradas. Sabían que todos los meses de nervios y preparación finalizaban y que la aventura comenzaba de verdad.

Me quedo con las palabras de Jota, “A partir de mañana y cada día cuando nos despertemos, nos preguntaremos….¿y hoy que vamos a hacer? Viajar…¿y mañana? Viajar…y así cada día. Vamos a estar más de 100 días viajando cada día sin parar. Viajando por toda África, y esta es una aventura colectiva que solo viven muy pocas personas en el mundo”.

Mucha suerte a todos…os prometo seguiros a través del Blog de la organización.

Blog: http://westransafica.blogspot.com/

Cruzar el Tichka sola

Posted on Actualizado enn

 

Me gusta conducir. Siempre me ha gustado. Sobre todo me gusta conducir sola. Me pongo buena música y comienza la aventura. La pasada semana, de nuevo fui a Ouarzazate. Eso significa que debo cruzar el Tiz’n Tichka. El paso de montaña más hermoso que existe en el Alto Atlas ( con permiso del Tiz’n Testa ).

Son solo 190 Kilómetros de distancia que se convierten en 4 horas de camino. Supongo que con eso está todo dicho. Curvas y curvas y más curvas. Algunas suaves, pero otras realmente complejas. Todo aliñado con unos paisajes salvajes de pueblos bereberes encaramados en la montaña. La semana pasada, la primavera ya estaba acechando y eso significaba que los colores eran especiales. El verde que florece en las faldas de las montañas, el rojo de la tierra que parece sangre, los picos de todas las montañas aún nevados y un cielo azul con la atmosfera más transparente que puedas imaginar. Esa es la parte bucólica. La otra, el intenso tráfico de camiones, coches, 4×4 turísticos, taxis Mercedes sobresaturados y demás. Este es el paso más directo que existe entre Marrakech y Ouarzazate, o lo que es lo mismo, entre Marrakech y el Sur. La otra opción es pasar por Agadir y dar una vuelta impresionante. Descartado, a menos que el Tichka no esté cerrado por nieve.

 

Esta carretera es muy peligrosa de por sí, porque las curvas son imposible y los precipicios a tu derecha o izquierda te quitan la respiración. Si además de todo ello, añades el propio sistema de conducción Made in Marruecos…te puedes imaginar que no hay posibilidad para relajarte. Cuando has acabado, sientes el cuerpo agarrotado de la tensión. Cuando comienza el descenso, las curvas se suavizan y llegan las grandes rectas hasta la entrada de Ouarzazate. Uno creería que aquí ya no hay peligro, pero no te relajes, los adelantamientos ( antes reprimidos ) te hielan la sangre.

Yo siempre que hago este puerto paro a mitad de camino, en un lugar llamado Assanfou. Es una caseta de montaña, situada en una pequeña recta. Casi en lo más alto. Estará a unos 2.100 metros de altura. Es casi mitad de camino y me sirve para descansar. De hecho en tamazight, Assanfou quiere decir DESCANSO. Y eso es lo que hago. Puedes comer a cualquier hora, una pizza cuestionable, o una buena ensalada. Y obviamente tajines de cualquier tipo. Es un sitio agradable, con una terraza soleada.

 

Yo disfruto mucho esta carretera, estos paisajes. Uno puede pensar que en medio de esta zona y si te pasa algo estás sola. Nada más lejos de la realidad. Cada vez que la hago, alguien llama a mi teléfono…¿qué haces en el Tichka? ¿ y tú como lo sabes ? Me acabo de cruzar contigo. No hay secretos en estas montañas, de hecho no hay secretos en Marruecos.

 

Un espacio mágico, Riad Snan13

Posted on Actualizado enn

Cuando llevas mucho tiempo en Marrakech, una de las cosas que dejan de sorprenderte son los Riads. Te dejan de sorprender porque has visto decenas de ellos, casi me atrevería a decir centenares de ellos. De Riad, existen los privados y los turísticos.

Yo concretamente he visitado muchísimos, a veces Riads cerrados que parece están esperando auna alma cándida que los compre y que invierta mucho dinero en reformarlo, Riads que están casi en ruinas. También conozco Riads particulares que disponen de la mínima decoración y que son casas “para vivirlas”, Riads en dónde pueden vivir 4 o 5 familias compartiendo zonas comunes como baño, terraza, patio y salón. Luego los Riads más nobles que las familias marroquíes han cuidado y mimado. Aunque en realidad, casi ninguna familia marroquí con posibilidades quiere vivir en la Medina. En cuanto han podido, han vendido sus Riads y se han ido a los nuevos barrios de la ciudad. En apartamentos con todo el confort occidental y en donde la humedad es solo un recuerdo. Mantener un Riad en buenas condiciones, no es tarea económica.

Por esto, los Riads son patrimonio casi exclusivo de los europeos. Muchos de los Riads son pequeños hoteles ( Maison d’hotes ) abiertos a un público más exigente y/o curioso que el de los grandes hoteles. También de Riads turísticos he visto una gran cantidad, enormes, diminutos, con piscina, con jacuzzi, con un gran patio soleado, con un pequeño “bosque” en su interior, con decoración moderna, con yesería Beldi, con muebles de anticuario, con muebles de Ikea, con decoraciones sobrecargadas, con decoraciones minimalistas…para todos los gustos y bolsillos.

Para mí lo más difícil de un Riad (como de una casa), es la de crear una atmosfera adecuada, equilibrada, una atmosfera única y especial. Un “algo” que defina al lugar, como cuando buscas un perfume que te defina, que sepa transmitir tu personalidad, que se adapte a ti como una segunda piel. Esa atmosfera que “atrape” a quien entre en el Riad y que no solo defina al propietario sino que además enamore al cliente. Con el fragor del día a día, a veces no tienes tiempo de apreciar las cosas. Yo ya había visitado este Riad en varias ocasiones…siempre visitas rápidas y sinceramente no había podido captar aún el Riad…no conocía su alma.

Pero esa noche y nada más cruzar la puerta ya entendí que esa visita no era como las otras, algo había cambiado. Ahora he entendido que lo que pasó es que en las otras visitas el Riad aún no estaba acabado del todo, su esencia no estaba aún definida. Ya en las otras visitas había apreciado que era un Riad hermoso, un Riad bonito con habitaciones espectaculares, llenas de detalles pero aún su magia no me había llegado. El otro día fue distinto…este Riad tiene alma, magia, encanto. No es grande ni pequeño, parecería que tiene las dimensiones exactas. Como una buena fórmula química. Que funciona. Un lugar donde el tiempo vuela, donde el tiempo pasa lento. Un espacio acogedor y distante a la vez. Un entorno elegante y familiar. Complejo, ¿no? Es difícil no recurrir a los tópicos para definir un Riad, parece que está todo dicho, parece que todo suene artificial…lo entiendo. Pero en este Riad se respira algo especial.  No quiero hablar de su decoración blanca y tenue…discreta, ni de su piscina maravillosa en el patio, ni siquiera de sus habitaciones elegantes y cálidas. Para que mencionaros la terraza con una vista total de la Medina, ni es necesario decir que está tan cerca y tan lejos de la plaza como tú quieras acercarte o alejarte del ruido. Tampoco me parece destacable que una de las habitaciones sea de las más sugerentes que yo haya visitado (e insisto, he visitado muchas). Lo sé, no hay nada que pueda deciros que os pueda parecer original.

Quedaros solo con que este Riad es diferente, que este Riad tiene “duende”, esencia, charme…como queráis llamarlo. Muy probablemente una visita al Riad, una estancia en este espacio único, te hará que salgas distinto…que un pedacito de este Riad, de Snan13 quede para siempre en tu interior.

Riad Snan13

Marrakech-Medina

http://www.riadsnan13.com/

 

Una lectura intimista, Abdellah Taïa

Posted on Actualizado enn

Por fin he leído el libro de Abdellah Taïa, El día del Rey. Los que seguís mi Blog, conocéis mi adoración por él y de hecho creo que he devorado toda su obra. Taïa es un autor joven, muy joven. Nacido en 1972 y residente en Paris por mil motivos, entre ellos por su declarada homosexualidad y activismo.

La lectura de Una melancolía árabe ya me hizo enamorarme de este escritor y después  vinieron, Mi Marruecos, Le rouge du tarbouche y El Ejército de Salvación. Finalmente, El día del Rey.

Sus libros son bastantes breves, los puedes leer o mejor devorar en pocos días, te absorben, te introducen casi siempre en una atmosfera opresiva. Narra fantasmas interiores, dramas cotidianos, situaciones familiares marroquíes a veces cercanas y a veces muy lejanas. Describe como pocos, los sentimientos íntimos y ocultos de este país.

En este libro, habla de la amistad de dos adolescentes, Omar y Khalid. Son dos chicos que van juntos al colegio, que son amigos, íntimos, lo comparten todo juntos, juegos, sexualidad, pensamientos, descubrimientos, anhelos. Uno es rico y el otro pobre, uno tiene un futuro prometedor ante sí y el otro un panorama desolador de pobreza, de familia desestructurada y de miedos. Y todo ello, narrado antes de la visita del Rey Hassan II, antes de que uno de ellos tenga la oportunidad que todo marroquí ansía…conocer al Rey en persona. Acercarse al mito viviente, al descendiente del Profeta, a alguien que representa lo sagrado en la tierra y sobre todo para un adolescente que no ha salido nunca de su ciudad.

Sinceramente, hay algunos parágrafos del libro que te sobrecogen, recuerdo la parte que habla de la fragilidad del ser humano, de la fragilidad del padre tras ser abandonado por su esposa, de lo que significa aquí que una mujer abandone a un hombre, de su ruina personal y de su amor sincero por su esposa. Esa fragilidad masculina es poco visible en este país. También me ha apasionado cuando habla de la visita al “Santo” Bouhaydoura, un personaje místico que ayuda a las personas. De cómo una gran parte del pueblo marroquí ( musulmán ), confía a nivel personal en la magia para encontrar solución a  problemas personales de amor, dinero, salud, protección..etc. Un tema tabú que  gobierna a muchas personas en este país. Un día escribiré sobre esto, pero aún no.

El libro tiene un final inesperado, o tal vez no, un final que no te deja indiferente. Espero haberos sabido trasladar correctamente mi entusiasmo por este autor.