Esto no puede continuar así…

Posted on Actualizado enn

Pensar en ellas, en lo que han sufrido, me remueve el alma. Es tan injusto, esperpéntico, nauseabundo, asqueroso que me hierve la sangre. Como mujer y como ser humano.

Esto no ha pasado en un país aislado del mundo, no ha pasado en una de esas Repúblicas que no sabemos pronunciar y que ni siquiera sabemos ubicar en un mapa. Este sinsentido está pasando aquí mismo, en este país. Al lado de Europa, bañado por el mismo mar Mediterráneo de nuestra infancia. Siento vergüenza y rabia. Es inadmisible que un “estado moderno” tolere legalmente estos casos.

La muerte de Amina, el 10 de marzo, se ha convertido en una causa nacional, un icono para grupos de mujeres, organizaciones de Derechos Humanos y formaciones políticas progresistas que han exigido establecer barreras legales que impidan el matrimonio a una edad tan temprana.

Estas demandas aparecen ocho años después de la modernización del código de la familia en Marruecos, encabezada por el rey Mohammed VI y que fue acogida por los grupos activistas y por Occidente y la ONU como un triunfo del entonces recién coronado monarca y un ejemplo a seguir para el resto del mundo árabe.

El código de la familia, o Mudawana, establece los 18 años como edad legal para contraer matrimonio pero también estipula que los jueces pueden establecer excepciones en base a especiales circunstancias jurídicas y sociales. En la práctica, el límite de edad se viola con frecuencia y se producen alrededor de 35.000 bodas de menores de edad cada año.

Las exigencias de cambio presentan un desafío inoportuno para el nuevo gobierno islamista de Marruecos, elegido en noviembre. El dilema que enfrenta el primer ministro Abdelilah Benkirane es equilibrar sus políticas conservadoras con la imagen que proyecta en el extranjero.

Pero es que además, el artículo 475 del Código Penal de Marruecos permite al agresor o violador de una menor casarse con su víctima y evitar así el juicio y la probable pena de cárcel. Al hacerlo reconoce su culpabilidad. Según el Código de Familia del 2004, los padres deben autorizar el matrimonio.

Primero fue Amina, una adolescente de 15 años que fue secuestrada durante cinco días y violada sistemáticamente. Después los padres y la familia del violador pactaron un matrimonio para “salvar” el honor de la menor. Amina no pudo convivir con esta situación y ante su tragedia personal decidió acabar con su vida mediante la ingesta de matarratas. Falleció en medio de la calle.

Ahora se conoce el caso de Safae con apenas 14 años también violada y presionada para casarse con su violador. Presionaron a la niña de 14 años en una vista en la que estaban presentes los padres y el abogado del violador, pero sin que estuvieran los padres de la víctima.  Safae dio a luz posteriormente a una niña pero nunca vivió con su agresor, quien no deja de acosarla hasta haberla llevado a varias tentativas de suicidio.

La sociedad civil quedó afectada después del suicido de Amina y se movilizó. ¿Fue el suicidio de Amina el electrochoque que necesitaba Marruecos para romper el tabú de la tolerancia con la violación? La respuesta es afirmativa, otra cosa es que la emoción actual se traduzca en cambios legislativos y, tan importante o más, en comportamientos sociales. Un estudio oficial afirma que alrededor del 25% de las mujeres marroquíes han sido agredidas sexualmente al menos una vez en sus vidas.

La violencia contra las mujeres es el tema subyacente o explícito en muchos de los filmes realizados en las últimas décadas por realizadoras árabes de Oriente Próximo y el norte de África, como las libanesas Nadine Labaki, Susan Youssef y Danielle Arbid, la egipcia Inès aI-Dighidy, las tunecinas Negia Ben Mabrouk, Moufida Tlatli, Salma Baccar y Nadia El Fani, la argelina Assia Djebbar y la marroquíes Iza Genini y Farida Belyazid, entre otras.

Espero y deseo que la violencia contra las mujeres tan asentada en muchos países del mundo desaparezca a medida que la educación vaya impregnando la sociedad. Este tema es lento y llevará su tiempo. Pero lo que debe hacerse inmediatamente es el cambio legal en el Código Penal y también en la Mudawana. La única ministra mujer del Gobierno Benkiran que casualmente ocupa el ministerio de la Familia DEBE presionar para que esta aberración finalice. Se debe modificar el Código Penal para que estos matrimonios contra-natura no se produzcan en ningún caso. Y esto debe ser prioritario.

3 comentarios sobre “Esto no puede continuar así…

    Mamen Portillo Afrikia escribió:
    16 mayo, 2012 en 10:10

    Hace poco publiqué la noticia sobre el caso de Safae; es aberrante que esto ocurra; muchas cosas deben cambiar !!.

    bbecares escribió:
    30 mayo, 2012 en 17:58

    😦

    bbecares escribió:
    30 mayo, 2012 en 18:00

    El tema del sexo en general, su manera de verlo como algo malo, todo tan prohibitivo…… debe también cambiar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s