Día: 15 junio, 2012

¿ Existe un 15M marroquí ?

Posted on

También en Marruecos hay una conciencia “indignada” como en todo el mundo occidental. Yo creo que la diferencia entre los marroquíes y sus hermanos de Túnez, Egipto, Libia y otros países del Maghreb y Mashrek es su pragmatismo (además de su estabilidad política encabezada por el Rey ). Esta relativa paz y “democracia” le lleva a asemejarse más a los países europeos y occidentales en sus reacciones ciudadanas. Por eso estamos viendo emerger una especie de 15M a la marroquí. Este particular movimiento lo encabezan los sindicatos CDT y FDT que están haciendo surgir un gran frente de protesta contra el Gobierno. Todos los movimientos de oposición apoyaron las marchas en Casablanca el pasado 27 de Mayo. Estas marchas representaron el primer gran movimiento de los indignados desde la llegada del PJD al Gobierno.

Según las estimaciones de un responsable de la policía, el número de manifestantes se situó en torno a los 15 /20.000 dispersados por varias arterias de Casablanca.

Las recriminaciones contra el Primer Ministro y contra Fouad Ali EL Himma, consejero del Rey Mohamed VI fueron constantes. Los manifestantes juzgan a las dos personalidades como las “dos caras de una misma moneda”.

Marruecos ha visto aumentar su paro. Cerca de 1.130.000 de personas en paro, la tasa de desempleo nacional alcanzó el primer trimestre de 2012 el 9,9%, lo que representa una subida de 0,8% con relación a 2011. Según un estudio relativo a la situación del mercado laboral en Marruecos del 3 de mayo último, la suma era  93.000 parados más.

Un segundo informe hecho público el 14 de mayo último en Rabat por el Banco Mundial confirmó también que “cerca del 30% de los jóvenes de 15 a 29 años están desempleados” y un 33% de estos jóvenes Marroquíes habían indicado a los autores del estudio que deseaban o preveían dejar Marruecos en el futuro.

Por su parte, los responsables sindicales han hecho estos últimos días al Gobierno varios llamamientos al diálogo con respecto a la subida de los salarios y de la mejora de las condiciones sociales de los asalariados.

Marruecos hace frente a insuficiencias estructurales múltiples, que afectan a todos los sectores, y en particular a los sectores sociales. El país necesita decisiones nacionales importantes y valientes, lejos de las pequeñas medidas superficiales, explican los sindicatos.

Estas centrales sindicales constatan un deterioro de los equilibrios sociales, del coste de la vida, del empleo y la incapacidad del Gobierno de administrar los servicios de enseñanza, salud , hábitat y seguridad. Consideran que la corrupción no ha hecho más que aumentar y reivindican la construcción de una democracia para todos, la distribución igualitaria de las riquezas, y la instauración de una verdadera justiciasocial.

Estas son sus pretensiones principales:

• El respeto de las libertades sindicales

• La Resolución de los conflictos sociales

•La liberación y el freno a las actuaciones judiciales contra los delegados sindicales

• La reinserción de los empleados despedidos

• El aumento de sueldos

• La aplicación del incremento de los salarios en función del coste de la vida

• La respuesta a las pretensiones de todos los sectores y la promoción de los empleados de las escalas 5 a 9 después de 5 años de antigüedad

• La aplicación de las decisiones del acuerdo del 26 de abril de 2011 del diálogo social

• El saneamiento de las cajas mutuales

• La alineación del salario mínimo agrícola al salario mínimo de la industria

• La creación de un medio ambiente general favorable para el desarrollo del empleo y la paz social

• La revisión de las leyes sobre la elección de los representantes

• El saneamiento de los sectores de enseñanza y salud. – La reforma de la jubilación

• La creación de puestos de empleo para los parados

• La lucha contra la apropiación abusiva de los terrenos y el aumento de precios y de los bienes inmuebles.

La dote matrimonial

Posted on

Sería inimaginable que en una boda tradicional marroquí el novio no pagara una dote por su novia, pero los jóvenes urbanos empiezan a cuestionar esta práctica. «La gente joven y educada quiere casarse por amor, no por razones materiales«, pregonan los jóvenes.

«Mis amigos y yo no hablamos de dotes» cuando se discute la perspectiva de matrimonio. «Hablamos de la vida en pareja, del matrimonio como un compromiso a largo plazo«.

La dote -conocida como ‘mahr’ o ‘sdaq’ en ‘dariya’ -el árabe dialectal que se habla en Marruecos- sigue siendo, sin embargo, parte del acuerdo o compromiso islámico de matrimonio rubricado ante un funcionario religioso -conocido por ‘adul’. La dote es la manera en que los padres se aseguran de que su hija tendrá un marido con suficientes recursos.

La dote debe ser proporcional a los recursos del marido, según la tradición islámica marroquí. Puede ir desde una suma simbólica de unos cientos de dirhams (unas decenas de euros) hasta un millón de dirhams (90.000 euros), incluyendo inmuebles y otras propiedades.

La dote incluye también los regalos que el novio hará a su futura mujer en la ceremonia de la boda, como joyas o alfombras. Como indica el antropólogo Mohammed Benali, «la dote es un instrumento para medir el poder del hombre«.

En la práctica, la dote es un duro requisito para muchos hombres marroquíes, que intentan reducirla en negociaciones con la familia de la novia y en muchas ocasiones deben endeudarse para contraer matrimonio.

En los casos de divorcio, la parte pendiente de pago de una dote puede convertirse en «un mecanismo de chantaje y destrucción contra el hombre«, afirma la revista femenina “Femmes du Maroc” (‘Mujeres de Marruecos’) que ha publicado varios artículos sobre el asunto.

A pesar de representar en teoría seguridad financiera para la mujer, la dote no beneficia más que al hombre, porque la ‘sharia’ (doctrina islámica) transforma a las mujeres en mercancía«, opina la publicación.

Como el marido paga la dote entera después de dormir con su esposa virgen por primera vez, la dote se basa en la venta de sexo, estimulando la dependencia financiera de la mujer, incluso la prostitución, según ‘Femmes du Maroc’. «La idea de amor carnal sin pagar es inconcebible en la sharia«.

Los argumentos de la moderna revista sin duda sonarían extremos para los oídos de las mujeres del campo de Marruecos, cuya mayoría no sabe ni siquiera leer. Para ellas, la dote bien puede representar su seguridad financiera.

En las bodas a las que he asistido, la dote forma parte del matrimonio aunque poco a poco he visto como se ha ido adaptando a la situación económica del hombre. Sí que es cierto que las parejas se suelen dar entre individuos de parecida clase social con lo que el valor de la dote no suele ser un obstáculo actualmente para contraer matrimonio.