Día: 9 octubre, 2012

Mi última Katanga

Posted on

¿Queréis que os explique la última? ¿Mi última Katanga?

El otro día, cerca de Sidi Kaouki (no daré más pistas porque no se quien me lee).  Conducía sola un coche alquilado. Salía para Marrakech y como ya eran las 4 iba un poco deprisa para que no me alcanzara la oscuridad por el camino, quedaban 2 horas y media hasta mi casa. Aún cuando tenía prisa, en esa zona respeto escrupulosamente los límites. Sobre todo porque está lleno de policía ávida de parar a sus víctimas. Así que aún sabiendo que no hacía nada malo, en la rotonda un policía me para. Los lectores asiduos de mi Blog sabéis que hace ya algunos años decidí que NUNCA JAMÁS iba a pagar un solo Dirham en esos casos. Tuviese o no razón, no quiero participar de esa corruptela. Si me quieren poner una multa, que me la pongan. Pero no voy a pagar a nadie.

Con esa filosofía en mi mente, bajé la ventanilla y le comenté al buen hombre.

Anabel- Si, Bonjour y todo eso.

Gendarme- lo mismo

A-                 ¿Todo bien?

G-                 Si, si…todo bien. Un simple control rutinario de papeles.

A-                 Ahhhh, vale….mire mire. Pasaporte, papeles del coche, mi carnet de conducir…

El buen hombre mira con cara seria todos los papeles, como pensando…esta no es una pardilla, así que creo que no voy a rascar nada.

Pero de repente, una sonrisa maliciosa se comenzó a mostrar debajo de su bigote (no tenía, pero así confundo).

G-                 Perdone, este documento está caducado…por dos días.

A-                 ¿Cómo? Déjeme ver….

Ostia…era verdad…estaba atrapada. Maldije para mis adentros a mi amigo que me alquila los coches…rápido tenía que pensar que hacer. No podía romper mi promesa, no podía pagar.

Mi táctica era:

1ero: Comencé a darle un poco de pena. Mire Ud. que voy a llegar oscuro a Marrakech y es muy peligroso. Nada, no cuela.

2º: Táctica de tontita. No he mirado los documentos, no entiendo nada de coches. Nada, no cuela.

3ero. Táctica futbol y hacerme la simpática. Yo soy del Barça, ¿Ud tambien? Qué bueno Messi y Puyol que fiero. Nada, no cuela.

4rto y último. A la desesperada.

A-                 Bueno, no le voy a pagar nada. Podemos estar aquí toda la noche…así que Ud. mismo….tic tac…tic tac…

En eso que se da cuenta que voy en serio y que no voy a pagar….porque había apagado el motor y estaba ya poniendo música.

G-                 ¿conoce al que le ha alquilado el coche?

A-                 Sí, claro.

G-                Llámelo, por favor.

Yo sorprendida, pienso…claro…le paso el marrón a él. Se lo tiene merecido.

Ring, ring…si, escucha Moha ( nombre ficticio), tengo a un gendarme a mi izquierda que me comenta amablemente que tienes un documento caducado…que si eso, que te lo paso para que te entiendas con él.

Y nada, 5 minutos de conversación…ji ji  jaja…cuelga y me dice…Con Dios, bueno, con Alá…yo así, tipo…¿de verdad? ¿Ya está? Si si…ah vale, se ha realizado una transacción pero no consigo saber cuál es. Solo me da una pista…me pide el teléfono de mi amigo del Rent a car.

Enciendo motor y salgo…todo el viaje pensando…¿Cómo lo han resuelto? Porque estaba claro que el dinero se había movido….¿pero cómo?

Nada más llegar a Marrakech, dos horas y media más tarde, voy a buscar a Moha. Me recibe con una sonrisa en los labios. ¿Todo bien con el gendarme? Obviare mis comentarios nada amistosos del momento, para ellos todo parece una broma. Le digo…necesito saber, urgentemente…¿Cómo has compensado al Gendarme? ¿Cómo y de qué manera?

¿Tenéis curiosidad? Porque os avanzo que es de lo más curioso y me atrevo a decir cutre.

Moha me dice…MUY FACIL. Le hice una recarga de 200 Dh (20 Euros) en su móvil. Todos llevan tarjeta pre-pago….Uffffffff, dios mío que cutrez….VIVIR PARA VER…cada día aprendes algo nuevo en este bendito país.

Manicuras en Marrakech

Posted on Actualizado enn

Vamos a poner al día un poco de superficialidad. Que los dos posts de antes eran de “calado” y no quiero perder el aire desenfadado del Blog. Es que al final, puedo parecer hasta seria y comprometida….así que rebajo el tono.

Esta ciudad se está llenando literalmente de locales dónde hacerte una manicura o pedicura “comme il faut”. Sitios exclusivos dónde relajarte, muy bien decorados, no demasiado grandes, pero especializados en manos y pies. Pocos tratamientos pero bien enfocados. Desde las típicas manicuras sencillas, hasta las manicuras más sofisticadas con mascarillas, exfoliantes y masajes en las manos. Luego, la aplicación del esmalte es tarea ardua. Debes decidirte con una paleta de colores que crea estrés. Con tantos colores, nunca sé cual aplicarme. Es como cuando vas a un restaurante y el Menú es larguísimo.  Yo para evitar problemas, en las manos me aplico la French Manicura. Muy elegante y que aquí saben aplicar con mano firme. Quedan unas manos espectaculares. En el caso de la pedicura, lo mismo.

Cuando llevas la uñas de los pies y de las manos bien arregladas y pintadas, el mundo parece más glamuroso. Y ya no te digo, si puedes pasar por la peluquería y estar al día de la depilación. Bueno, y unos buenos zapatos. En ese momento, sales a la calle con ganas de comerte el mundo. ¿Qué snob ha quedado esto, no? Pero bien, hay días que te sientes mejor que otros…y en mi caso, las manos son importantes y en este país que las sandalias las llevas el 80% del año…también los pies.

Mi lugar favorito para estos menesteres es el BOLLYNAILS. Un sitio con aires hindús como imitando las películas de Bollywood ( de ahí el nombre). Rosas, verdes, azules pasteles, cojines y una gran tele de plasma con películas musicales del tema. Los uniformes de las chicas también son de estética hindú. La propietaria francesa muy simpática. Y el personal muy agradable, te hacen que te sientas cómoda y eso en un lugar de “bien-être” y belleza es de agradecer. Precios muy muy ajustados y una calidad final sobresaliente. Si estáis por aquí y necesitáis subir un poco la moral, os lo recomiendo.

BOLLYNAILS

http://www.bollynails.com/

¿Fin de «las adopciones internacionales» en Marruecos?

Posted on Actualizado enn

Hace muchos días que quería escribir este post sobre la Kafala.

La Kafala, según explica la legislación marroquí, es el compromiso de hacerse cargo de la protección, educación y manutención de un niño abandonado, pero sin que confiera derecho a la filiación ni a la sucesión. La adopción no existe en la legislación marroquí pero la kafala ( la tutela dativa en árabe ) es la fórmula de protección de menores desamparados. La aplicación de esta figura jurídica es la que solicitaban las personas extranjeras y, en concreto, las de nacionalidad española.

La kafala (similar a un acogimiento permanente) de un niño con sentencia judicial de declaración de abandono es constituida y ejecutada por orden judicial y se acompaña de autorización judicial para que la persona que ha acogido el niño pueda establecerse con él de manera permanente en el extranjero.

Según El País, “antes la Kafala se tramitaba en los juzgados en algo más de un mes y el año pasado 254 familias españolas, algunas monoparentales, lograron hijos marroquíes. La mayoría eran de Cataluña desde donde, a mediados de los noventa, viajaron a Marruecos los primeros matrimonios con la intención de adoptar. Han creado incuso una asociación de ayuda a la infancia marroquí. Hay también parejas extranjeras, franceses, belgas, y hasta ha aparecido alguna estadounidense y australiana”.

Poco después de la llegada al Gobierno del Partido de la Justicia y del Desarrollo (PJD, islamista moderado) las Kafalas se atascaron, sobre todo en Rabat, a causa de las reticencias de algunos magistrados. El mes pasado el ministro de Justicia, Mustafá Ramid, envió una circular a los fiscales instándoles a oponerse a la entrega de bebés a extranjeros “si estos no residen habitualmente en el territorio nacional”.

En los procedimientos de adopción los informes de los fiscales son preceptivos, pero no vinculantes. Aun así es improbable que los jueces no los acaten. Por eso la circular supone en la práctica acabar con la adopción internacional.

El ministro Ramid, un hombre de profundas convicciones religiosas, quiere así que los jueces de menores puedan “seguir y controlar” lo que sucede con el niño adoptado. Sospecha que una vez en Europa los tutelados no cumplan las condiciones de la kafala que obliga a mantener la filiación del niño, su religión musulmana y su nacionalidad. Si los niños permanecen en Marruecos si se puede comprobar.

Durante la Reunión de Alto Nivel (RAN) celebrada el día 3 de Octubre en Rabat,   el ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón, se entrevistó con su homólogo marroquí, Mustafa Ramid. En ese encuentro se trató del caso de 44 familias españolas que están pendientes de que se resuelva la Kafala que han iniciado para acoger menores marroquíes.

Tras la reunión, el ministro de Justicia marroquí se comprometió a no paralizar este sistema de acogida para los españoles, siempre y cuando cumplan con los requisitos fijados. En este caso, las 44 familias que han comenzado la tramitación y están pendientes de la resolución cumplen ya con la condición exigida de habitar en Marruecos. No obstante, Ramid recordó a Gallardón que son los jueces los que conceden las “kafalas” y que para controlar su buen desarrollo era necesario que los tutores residiesen en Marruecos. Dejó caer que una vez aquí asentados podrían salir de viaje al extranjero con los niños que tutelan. Algunas familias españolas sopesan ahora instalarse en Marruecos y solicitar la residencia, pero es un trámite largo y complicado.

Debemos tener en cuenta que en Marruecos y según el estudioel Marruecos de las madres solteras” de la asociación Insaf, 153 bebés nacen fuera del matrimonio cada día y de ellos se abandonan 24.

¡¡¡ Cada día !!!

Por lo tanto, la Kafala se presenta como la mejor alternativa para garantizar una vida decente a los niños abandonados. Espero que se pueda agilizar de nuevo la concesión de las Kafalas, porque me constan que los orfanatos de todo Marruecos están llenos y en cambio hay cientos de familias esperando por ellos.

Los cambios producidos en las condiciones de las Kafalas, es decir, la obligatoriedad de la residencia en Marruecos, de facto puede cerrar “la adopción internacional” de niños marroquíes.

Registrar a un hijo con nombre amazigh ¿es posible?

Posted on Actualizado enn

Aunque la lengua Amazigh fue consagrada por la Nueva Constitución, la cultura Amazigh sigue todavía considerada como una “bajacultura” en Marruecos. A modo de ejemplo, las oficinas de Registros civiles marroquíes, que pretextan la existencia de una “lista de los nombres aprobada” realizada por el Ministerio de Interior, se niegan ahora a registrar numerosos nombres de ascendencia bereber ( Amazigh ).

Recientemente, los padres de “Mazilia” en Bélgica, o de “Sifax” en España, vieron como se rechazó la inscripción de los nombres de sus dos hijos respectivos en los consulados marroquíes.  A finales de julio, algunos MRE ( marroquíes que viven en el extranjero ) ya habían presentado seis denuncias similares no pudiendo registrar a sus hijos en los servicios consulares marroquíes de su país. Cada vez, la razón oficial alegada era la misma: estos nombres no forman parte de la lista de los nombres masculinos y femeninos aprobados por el Ministerio de Interior.

Muy curioso, sobre todo si tenemos en cuenta que dicha lista, establecida por el exMinistro de Hassan II (Driss Basri) en 1996, fue cancelada por Dahír en 2002. Oficiosamente, y muy alejada de las realidades igualitarias que marca la Nueva constitución, parecería que esta lista estuviese aún en vigor, lo que rechaza el Ministerio, que contradice por otra parte formalmente la existencia de una “lista de nombres prohibidos”. Y la sutileza radica precisamente en el hecho en que no es una “lista de nombres prohibidos” oficial sino (atención, gran diferencia), una “lista de nombres aprobados”.

Como ya he comentado extensamente en este Blog, un 60% de la población marroquí es de origen amazigh. Y esta “mayoría” está condenada a un ostracismo,  por lo menos en lo que se refiere a algo tan importante como el nombre de pila.

La ley 37-99 relativa al estado civil (artículo 21) estipula – verbatim – que “el nombre elegido por la persona que hace la declaración de nacimiento para la inscripción sobre los registros del estado civil,  debe presentar carácter marroquí y no debe ser ni un apellido, ni un nombre compuesto de más de dos nombres, ni un nombre de ciudad, pueblo o tribu”.  Por tanto y  a pesar del nuevo estatuto que reconoce oficialmente la nueva Constitución, la lengua  y cultura Amazigh, ésta permanece de hecho como una “minoría cultural y lingüística” de Marruecos. Una “minoría del 60%” de los orígenes de la población marroquí. Se trata pues de una “minoría mayoritaria”. Lo que resulta desconcertante y paradójico…pero en estas cosas, Marruecos ya tiene práctica.