La Medina es una gran puerta…

Posted on Actualizado enn

Puertaskech

La medina de Marrakech se asemeja a una gran puerta. Una puerta tras la cual, se encuentra el TODO. La belleza, la magia, el hechizo, tal vez tú mismo. Una puerta en apariencia sencilla, de madera, monocromática o tal vez alegremente pintada pero en ningún caso te puedes imaginar lo que esconde detrás.

El embrujo de las puertas de Marrakech se debe a aquello que esconden tras de ellas, solo con ojos curiosos y mente abierta te atreves a alargar la mano para abrir una de ellas. Oda a los Riads.

Extracto de “LAS VOCES DE MARRAKECH” de Elías Canetti

“Para tener confianza en una ciudad extraña se necesita un espacio cerrado sobre el que ostentar un cierto derecho donde se pueda estar solo cuando el barullo de voces nuevas e incomprensibles aumente. Ese espacio ha de ser silencioso: nadie debe vernos cuando nos cobijamos en él, nadie cuando lo abandonamos. Lo más hermoso es escabullirse en un callejón sin salida, permanecer de pie frente a un portal del que se posee la llave en el bolsillo, y abrir sin que mortal alguno pueda oírlo.

Se accede al frescor de la casa y se cierra la puerta. Está oscuro y por un instante nada se ve. Se siente uno como los ciegos de las plazas y callejas que hemos abandonado. Pero pronto recuperamos la luz.”

Un comentario sobre “La Medina es una gran puerta…

    Lux Lisbon escribió:
    25 octubre, 2013 en 10:18

    La adoro, en lo bueno y en lo malo, precisamente porque lo tiene TODO, porque es pura vida!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s