Tomar distancia para analizar

Posted on Actualizado enn

Esta postal nos la envía José Javier Lanzarot. José es un madrileño que vive en Marruecos desde hace décadas. Es un amigo maravilloso. Padre de Miguel, un precioso niño del que me considero una especie de “madrina” junto a MariCarmen, pues estuvimos en la clínica de Alicante con su madre, para su nacimiento. La vida, a veces compleja y divertida, hizo que fueron unos días especiales que nunca olvidaré.

José organiza viajes a medida totalmente personalizados en Marruecos y África Austral.

Insta @atarexperience

Lo importante no es el problema en sí, sino como te lo tomas o dejas que te afecte. Pues en Marruecos, se lo han tomado de manera diferente, cuando han tenido que cerrar, lo han hecho a cal y canto le pesara a quien le pesara y ahora que está todo abierto, la gente está feliz y contenta porque el sacrificio que han hecho por su país ha merecido la pena. Para una gran mayoría de magrebís, su rey, su patria y su bandera son importantes.


Marruecos está en estado de alarma porque es lo políticamente correcto y adecuado en estos momentos pero la vida en el país es realmente diferente a la de España. La gente sale por la calle como antes, no parece que haya diferencia con el antes del coronavirus . El tema principal de las conversaciones no es el coronavirus, sino sus preocupaciones del día a día o si te va a tocar ya la vacuna puesto que hay muchas más vacunaciones aquí que en cualquiera de los países europeos.


El marroquí se siente orgulloso ahora mismo porque salen noticias de las comparaciones entre países europeos y el suyo siendo netamente superior Marruecos a los demás y también en el numero de vacunaciones ya que van muy por delante.


Los mercados tradicionales están llenos de vida y bullicio en los que resaltan los colores de las especias, hortalizas y fruta mientras vendedores y compradores se enzarzan en largos regateos que generalmente finalizan con la compra del producto. Desde los cafés, dejando la distancia de seguridad entre mesas, los comensales contemplan el ajetreo de los transeúntes con un té o café en la mano que lentamente se enfría.


Lo malo es que el sector turístico está prácticamente parado, no porque no se pueda viajar a Marruecos, que se puede, sino porque no viene casi nadie. En estos momentos hay más de 20 países en el mundo a los que se puede viajar sin ningún requisito y otros tantos a los que se puede ir teniendo un pcr negativo, como a Marruecos.


¿Pero cómo vamos a viajar al extranjero si no podemos ir a la comunidad de al lado?, pensarán muchos españoles. Pues no se puede ir al pueblo vecino porque hay un decreto de ley que lo prohíbe pero no hay ninguno que impida sacar un billete de avión y viajar a los destinos que están abiertos y de hecho, los aeropuertos internacionales están bastante llenos de gente y los aviones vuelan casi completos. No hay tantos vuelos como antes pero hay muchos.
En Marruecos, siendo un país “semidemocrático”, se vive ahora mismo con muchísima más libertad que en cualquier país de Europa. La gente vive con la normalidad de antes y esto es lo primero que asombra a los turistas que van llegando pues esperan ver un país con todo cerrado, sin vida, empobrecido, y en vez de eso, encuentran en su lugar mucha gente por la calle y todos sonriendo. Se pueden ir a tomar un café a cualquier lado. Pueden vivir, que es lo que no hacen en España y cada vez se les va olvidando la calidad de vida que tenían hace ya más de un año. Lo peor de todo es que en España están perdiendo la libertad de elegir que es lo que quieres hacer y cómo. Aquí la recuperan.
Los viajeros son gente con forma de pensar más amplia y ven más allá que las personas sedentarias. Viajar permite conocer otras culturas, otras formas de vida y eso te libera, te abre la mente y entonces te cuestionas las cosas negándote a ser adoctrinado. Una forma más de encarcelarnos en España es haciéndonos creer que no se puede viajar para que no veamos otras realidades y no cuestionemos la que tenemos.


¡Viajar es libertad, que no nos la quiten! Los viajeros que vienen en estos momentos a este exótico país, regresan llenos de energía y alegría pues por unos días han recuperado su libertad. Las estrictas medidas de higiene y distancia social a lo largo de sus montañas y llanuras preciosas en las que no te encuentras con nadie hacen de Marruecos un país maravilloso y uno de los mejores destinos para viajar en la actualidad.

Un comentario sobre “Tomar distancia para analizar

    Maria Mercedes escribió:
    25 marzo, 2021 en 20:08

    Pues de Canarias no hay vuelos a Marrakech desde el año pasado.
    Saludos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s