Food & Drink

Sencillamente, Najat

Posted on Actualizado enn

Conocí la historia de Najat a través de un conocido que me envió enlaces de entrevistas en revistas y diarios, de programas de radio, de todo. Estaba como fascinado por la historia de esta mujer y su interés despertó mi curiosidad. Revisé todo lo que encontré de ella y pensé en hacer un post para que la podáis conocer más. No solo su historia empresarial de éxito sino tal vez otros aspectos de ella que puedan resultarnos más cercanos y para descubrir su faceta más humana.

Ella tiene un voz hermosa y potente, puedes sentir su fuerza y energía a través de su voz. A veces están cosas suceden, que la energía fluye a través del teléfono y parece como si de repente la corriente pasara de un lado a otro. Eso me sucedió con ella.

Najat nace en un pequeño pueblo del País Vasco, en Orio. De origen marroquí. En su casa y de sus padres, aprende valores y una moral inmensa y enseguida comprende que era diferente y que lo iba a ser toda la vida. Comprende que solo a través de la bondad podría llegar a todas aquellas personas que la veían diferente por su color de piel, o por las diferencias culturales. También descubre de su tierra de nacimiento el concepto de las fiestas, la gastronomía y sobre todo que la vida es dura y que para sobrevivir hay que ser más dura que la vida. Najat es fuerte, salvaje y su sinceridad asusta, porque muchas veces la verdad cuando se muestra crudamente, da miedo.

Najat es, sobre todo, una mujer libre, que entiende el concepto de emigrante como un concepto administrativo, pero ajeno al ser humano. Una mujer que vive y ha vivido en diferentes lugares y que, teniendo su nacionalidad española por nacimiento, entiende que no hay fronteras más allá de las que tu misma te marques. El emigrante no siempre es por necesidad, también por cultura, por negocios, por amor, por curiosidad.

Najat tiene una profesión que le hace muy feliz. Una profesión creada y controlada por hombres. Como dice ella…creada por hombres en la tierra y en el cielo como eufemismo de POR TODAS PARTES. Pregunto a Najat si se siente cómoda como mujer y empresaria en Marruecos y ella me recuerda lo obvio y que muchas veces nos olvidamos. No hace tanto que España era un mundo retrógrado, nuestro país ha evolucionado muy rápido y los últimos 60 años ha dado un cambio tremendo. Seguramente Marruecos va a evolucionar, a su ritmo.

Najat no solo es empresaria, es mucho más. Quiere hacer “política” a través de la cocina. Quiere unir seres humanos. Motivar y ayudar a las mujeres para que tengan la fuerza necesaria para luchar por sus sueños.

¿Sabéis como imagina su futuro?  Se lo imagina escribiendo, contando historias, entreteniendo, sacando una sonrisa al frutero, al carnicero, a la señora que se encuentra cada día cuando sale a la calle.  Su filosofía de vida se basa en la simplicidad de hacer feliz y ser amable con las personas que le rodean. También quiere tender puentes entre Marruecos y España.  A través del respeto por las diferencias culturales, religiosas o de tradiciones. Fijar la vista también en aquello que nos une. Comenzando por el Mar Mediterráneo, y por las olivas, el aceite, las especies, los polvorones, la ensaimada, el turrón, la historia compartida. Compartimos magia ambas ribas del Mar Mediterráneo. Y esa magia nos debe acercar y no alejar.

Najat no quiere ser famosa, quiere ser importante, pero en un sentido de trascendencia. Si alguien a quien ha conocido, ha aprendido alguna cosa a través de ella, ya se siente importante y ese hecho ha dado sentido a su vida.

Najat pasaba los veranos de su infancia en Fez. Realizaban el viaje en coche desde Donosti a Fez para visitar a la familia y disfrutar los meses de calor. En esos veranos, Najat vivía intensamente sus orígenes. Tomando leche fermentada, buscando la menta en los mercados de la mañana, viendo los artesanos trabajando la madera, sintiendo los perfumes y los olores auténticos de las cosas sencillas. Disfrutando del agua fresca que bajaba de la montaña como aquel que degusta un refrescante helado de vainilla a 40 grados. Los arboles de granadina de su abuelo, los tíos fabricando instrumentos musicales. En esos veranos, Najat entendía que formaba parte de una doble cultura, y que ese sentimiento ampliaba su mente, la liberaba de perjuicios y la hacía más libre aún.

Pregunto a Najat sobre la soledad, sobre si su camino de viajes y éxito acarrea mucha soledad. Como bien dice Najat, la soledad te enseña quién eres tú cuando te miras al espejo. Hay que saber vivir solo para saber vivir en comunidad. Estar sola le ha ayudado a entenderse y saber que busca y que quiere en la vida.  A la gente le da miedo la soledad y por eso se rodea de personas, para no enfrentarse a la verdad. Ella se siente querida por mucha gente y busca la soledad cuando la necesita para escucharse a sí misma.

Para Najat su trabajo es alegría y a través de la gastronomía quiere contar una historia, no cualquier historia, SU HISTORIA. Quiere que cuando nos sentemos en su restaurante, nos olvidemos de todo y nos centremos en el plato que tenemos delante. Quiere que sintamos, que nos dejemos llevar y que disfrutemos. Que seamos felices también a través de ella y de su obra.

Espero que la pandemia pase rápido y podamos encontramos en Fez, en su restaurante NUR de la Medina. Su energía y determinación me han conquistado, amo a las personas fuertes y libres, y ella es de esas personas que no olvidas.

No sé si os he dicho que dicen de Najat, que es la mejor Chef de África.

Najat Kaanache, al frente del mejor restaurante de África. Najat ha vivido, aprendido y trabajado en muchos restaurantes de Estrellas Michelín: Noma, Alinea, The French Laundry o El Bulli.

Restaurante NUR, 7 Zkak Rouah, Medina of Fes 30110 Morocco.

Contacto: +212 6 94 27 78 49

El Hotel más lujoso del mundo está en Marrakech

Posted on Actualizado enn

5

Apenas cuatro meses después de su apertura, el Mandarín Oriental consigue el título de “Mejor Hotel de Lujo del Mundo”, una clasificación seleccionada por la revista especializada en viajes de lujo “Luxury Travel Intelligence”.

4
El premio se ha otorgado por su marco idílico y por la calidad de sus infraestructuras y servicios, el Palacio Marrakechí se sitúa en cabeza del palmarés mundial superando, entre otros, al Sant Francesc (Palma de Mallorca, Islas Baleares) y al Aman (Tokio, Japón).

3
Marrakech a la cabeza de Hoteles de Lujo en el mundo….La ciudad de los contrastes. La ciudad de los extremos. La ciudad de todos los sueños.

6

¿Comenzó el Ramadán? Necesito la Harira….

Posted on

La Harira, el Ramadán….la cuchara de madera…el olor de la taza de harira…no consigo separar el Ramadán de la Harira. Son dos conceptos que viven juntos. ¿Que sería el Ramadán sin la Harira? Georgina nos facilita la receta de la mítica sopa marroquí.

Harira bidaouia ramadan

Ya estamos en ramadán… el sagrado mes musulmán de ayuno que paradójicamente es el mes en que más se consume y en el que podemos encontrar la mayor oferta gastronómica. Uno de los platos imprescindibles de Marruecos en ramadán es la harira, la característica sopa que encuentraremos en cualquier esquina. En si misma es un plato completo, ya que combina las proteínas de la carne con la de las legumbres e hidratos de carbono, tan necesarios para recuperarse de la larga jornada de ayuno.

Aunque “harira” significa literalmente “sopa”, habiendo por lo tanto múltiples tipos de “harira”, si no especificamos nos referimos a ésta, receta que es bastante uniforme a lo largo y ancho del país. Esta harira es característica de ramadán, pero también se sirve en ocasiones como el desayuno del día siguiente de una boda o del Aid el Kebir. La receta es la de “harira bidaouia”, sopa de Casablanca, que es la que hacemos en casa. He utilizado la receta de la cocinera marroquí más famosa, Choumicha, que podéis seguir en vídeo aquí.

Ingredientes y preparación para 8 personas

Primera parte
150 gramos de carne de ternera o cordero limpia de grasa, a trozos pequeños y algún hueso para dar sabor
150 gramos de garbanzos en remojo desde el día anterior pelados
50 gramos de lentejas
3 ramas de apio
Un buen puñado de cilantro picado
1 cebolla picada
1 palito de canela en rama
Una cucharadita de postre de jenjibre molido
Una cucharadita de postre de cúrcuma
Una cucharadita de café de smen (mantequilla rancia marroquí, en su defecto, aceite de oliva o mantequilla)
2 litros de agua

Ponemos en una olla todos los ingredientes cortados muy pequeños (podemos triturar en la picadora el apio, cebolla y cilantro, a vuestro gusto) junto con las especias. La sal la pondremos más tarde. Añadimos los dos litros de agua y tapamos hasta que la carne y los garbanzos estén tiernos. El tiempo variará desde una hora y media en cazuela normal a treinta minutos en olla exprés.

Seguimos cocinando
750 gramos de tomates maduros (o un bote de medio kilo de tomate triturado natural)
2 cucharadas soperas de tomate concentrado o frito
1/2 cucharada de postre de pimienta negra
Sal
Un litro de agua hirviendo

Mientras la carne está cociendo, cortamos los tomates a trozos y los hervimos aparte durante un cuarto de hora. Escurrimos, los trituramos con la picadora y los pasamos por el colador chino para retirar pieles y semillas.

Cuando la carne ya esté hecha, añadimos los tomates, el tomate concentrado, la pimienta, sal y el agua. Dejamos hervir cinco minutos para que los ingredientes queden bien integrados.

Para terminar…
Un puñado de fideos cabello de ángel
Un puñado de cilantro picado
5 cucharadas soperas de harina disueltas en medio vaso de agua (esto es la conocida tedouira)

Añadimos a la sopa los fideos y la harina disuelta en el agua, removiendo contínuamente para que no se nos pegue al fondo. Cocemos diez minutos, que coincidirá con el momento en que desaparecerá la espuma que la harina habrá provocado en la superfície de la sopa. En los últimos cinco minutos, echar el cilantro picado para que no pierda su llamativo color verde.

Y para acabar definitivamente…
Batimos un huevo y con el fuego apagado, lo echamos a la sopa. Removemos para que se formen los filamentos, tapamos y dejamos reposar cinco minutos.

Y para servir…
Servimos la harira con dátiles, los dulces chebakkia y un cuarto de limón (que también se puede añadir antes a la sopa).

Besaha wa raha, buen provecho!

Vino español en Marrakech

Posted on

Visito la cava del Carrefour. Es el único lugar de todo el supermercado en el que estoy completamente sola. A veces, un europeo circula por aquí. Me saluda, como un montañero saluda a otro cuando se encuentra subiendo una montaña. A veces, un marroquí pasa por aquí para comprar, no saluda. Normalmente va rápido, directamente a la zona deseada, coge el producto y se va. No se recrea para nada en los pasillos mirando precios, añadas o lo que sea.

la foto 2
Esta vez, mirando los vinos tintos tuve un buen impacto visual. Don Simón (botella tinto a 49 Dh) ha conseguido un puesto de lujo en los lineales de los vinos de los supermercados en Marruecos (al menos en el Carrefour). Este post no está patrocinado por Don Simón, que conste en acta (aunque si alguien de la empresa lo lee, podemos hablar). Pero me hizo mucha gracia, que en medio de todos los vinos marroquíes de Meknes y algunos (pocos) franceses…la oferta de vino español fuese DON SIMÓN. Y en cantidades industriales de botellas. En fin, echo en falta un buen Priorat, un refinado Penedés, un Ribera del Duero, algún Rioja, que decir de seleccionados Somontanos…pero bueno.

Bienvenido Don Simón…dentro de poco, el tinto de verano en Marrakech.

Os recomiendo un restaurante de Marrakech

Posted on

Le-Studio-Marrakech

Hacía días que no os recomendaba un restaurante de Marrakech. La verdad es que no es un restaurante nuevo, ninguna novedad de última hora. Pero yo no lo conocía. Mis amigos José y Verónica me llevaron a conocerlo, una cena antes de irnos de fiesta.

Está situado en el mismo centro de Marrakech (en Guéliz) y había pasado por delante miles de veces sin percatarme de él. Muchos de vosotros, seguro que también lo habéis hecho cuando habréis ido a comer pescado a los restaurantes de la zona. Esta zona es muy conocida por sus restaurantes de pescado fresco y frituras.

El restaurante Le Studio puede perfectamente convertirse en mi favorito de Marrakech. ¿Por qué? Porque no tiene grandes pretensiones, decorado en rojo, blanco y negro. Con fotos del Hollywood dorado y una superficie no demasiado grande. Lo suficiente para encontrarte a gusto. De esos locales que invitan a sobremesas largas, aunque aquí no es habitual.

restaurant-le-studio
La cocina es francesa, destacando el foie y mi-cuit, junto a los caracoles, algún tartar, ostras y la carne. Deliciosos entrecotes, filetes y Tournedós rossinisvinos franceses y marroquíes y deliciosos postres. Casi todo expuesto en las pizarras, platos que pueden ir variando dependiendo de la temporada.

Una pequeña barra permite un aperitivo antes de sentarte. Los precios van desde los 150 Dh a 350 Dh por persona, vino aparte. La relación calidad precio es excelente sobre todo porque las raciones son muy generosas. Sinceramente, una de las mejores direcciones de Marrakech.

Picture1

No hay apenas turistas, es una de esas direcciones de expatriados franceses que se reúnen aquí habitualmente. Los dueños son dos franceses muy simpáticos, Didier Beckaert y Steeve Verbeek. Hablan inglés y Didier un poco de italiano y nociones básicas de español, porque adora España en general y Barcelona en particular. Eso nos hizo muy “amigos”.

6a00d8345204a169e20153908447d1970b-800wi

Es imprescindible reservar, porque está siempre lleno.

Restaurant Le Studio
Gueliz- 87, avenue Moulay Rachid,
Restaurant reservas +212 (0) 524 433 700

La cerveza Casablanca cambia su botella

Posted on

image

La mítica cerveza Casablanca ha cambiado su formato de la botella de cristal. Ayer con mi amigo Jose estuvimos mirándola largo rato y degustando unas cuantas de ellas para confirmar que efectivamente solo ha cambiado el formato…el liquido interior sigue siendo igual de bueno.

El Baghrir, el desayuno total

Posted on Actualizado enn

Baghrir

DESAYUNO EN MAYÚSCULAS…el Baghrir es mi desayuno total. Lo unto con miel, con queso Philadelphia, con mermeladas…con azúcar, hasta con chocolate fundido. Gracias por esta receta Georgina !!!

Junto con el msemmen, el baghrir forma parte del dúo estelar de crêpes marroquís. El msemmen es delicioso pero requiere práctica y tiempo para el amasado y hojaldrado, en cambio, el baghrir es rápido de hacer y mucho más fácil que el msemmen. En una hora y con un esfuerzo mínimo obtendremos unas crêpes humeantes deliciosas.

Para hacer el baghrir sólo necesitamos una buena receta y una sartén antiadherente. En cuanto a la receta, los ingredientes de base son la sémola fina, la harina y la levadura química y de panadero mezcladas con agua. A partir de aquí, podemos encontrar variantes que añaden azúcar, vainilla, huevo, leche, zumo… La receta que yo utilizo funciona y es totalmente neutra, por lo que podemos rellenarlos o untarlos con lo que queramos.

Los baghrir se congelan muy bien, por lo que vale la pena tener siempre alguno de reserva para una merienda rápida o una visita inesperada. Un golpe de microondas y tendremos un trocito de Marruecos en el plato.

Ingredientes para 12 baghrirs en una sartén de unos 22 cms

400 gramos de sémola fina

100 gramos de harina

1 sobre de levadura química “Royal”

1 cucharada sopera rasa de levadura seca de panadero

800 ml de agua tibia

Preparación

Baghrir1

En un recipiente grande y alto, mezclamos todos los ingredientes con el agua tibia con un túrmix unos cinco minutos hasta conseguir una mezcla algo espesa.

Tapamos y dejamos reposar entre treinta minutos y una hora (es importante respetar el reposo). Al cabo de este tiempo, veremos que nuestra mezcla está levando, llena de minúsculos agujeritos.

Calentamos una sartén antiadherente con fondo grueso, calentamos en seco y añadimos un cucharón de mezcla. No hace falta moverlo para repartirlo ni para darle la vuelta, veremos que la masa se va cociendo, agujereándose. El secreto es conseguir un fuego medio suficientemente fuerte para cocerla más o menos rápidamente y al mismo tiempo, que no nos queme el baghrir en el último momento. Por el contrario, con un fuego demasiado bajo no conseguiremos que se cueza el baghrir ni que se creen agujeritos.

bag gif 2

No hace falta pintar la sartén con mantequilla o aceite, aunque podríamos hacerlo si vemos que nuestra sartén se pega (normalmente se tiene una sartén destinada sólo a hacer baghrir). También podemos aplicar el truco de refrescar la sartén con un chorro de agua entre baghrir y baghrir, así bajamos la temperatura de la sartén y al volver a ponerla al fuego con la masa de baghrir, sube rápidamente la temperatura y los agujeros se hacen más rápida y fácilmente.

Baghrir2

Apilaremos los baghrir hechos reverso con reverso y anverso con anverso, sinó se nos pegarán.

Baghrir3

Debemos obtener unos baghrir gorditos, y muy muy esponjosos. Es obligatorio comerlos tibios, están mucho más ricos. Tradicionalmente se comen con una mezcla de mantequilla con miel, pero las podemos untar a nuestro gusto, como crema de chocolate, dulce de leche o incluso con rellenos salados, fijaros que no hay azúcar en la masa, por lo que es muy versátil.

Besaha wa raha, buen provecho!

El Marrakech que seguramente fue…un día

Posted on Actualizado enn

Escenario: Café de la Poste. Tercer piso…poca gente lo conoce. Un espacio íntimo y colonial. Un espacio mágico que transporta a otros mundos, a otra época. Un espacio que me sumerge inmediatamente e irremediablemente en una película. En uno de los mejores films que recuerdo.

Título: As time goes by

Actores: Sam, Rick e Ilsa.

Lugar: un Café en Casablanca…o tal vez, en Marrakech.

Sinopsis: un amor imposible en la 2ª Guerra Mundial.

Introducción:

Un jueves cualquiera a las 19:00…el sol comienza a caer en su dulce ocaso, las luces de la ciudad comienzan a encenderse, el ambiente se vuelve cada vez más y más oscuro…diríase que una pequeña neblina se apodera de todo, incluso de nuestro corazón. 

Claqueta 1: Ella entra al Bar….

IMG_5588

Claqueta 2: Ricky mira a Sam y piensa en su maldita suerte….

tantos bares

Claqueta 3: juntos recuerdan lo que no deberían

lsoalemanesiban de gris

Claqueta 4: El amor verdadero nunca se olvida….

elmundosederrumba

THE END

El Tajine de pescado te transporta a “otro Marruecos”

Posted on Actualizado enn

Hoy Georgina nos ofrece una receta de pescado. Tiene razón, Marruecos no es solo desierto y montaña. La pesca tiene una importancia capital en un país con más de 3.500 Kms de litoral.

Sueño con las noches de Essaouira, Safí, Sidi Ifni, Tan Tan, Tarfaya y otros lugares mientras el mar balancea mis sueños y mi mesa está llena de maravillosos pescados.

Tajine pescado

El tajine de pescado es uno de los tajines más apreciados de Marruecos. A veces los tópicos hacen que recordemos sólo el desierto, las altas montañas del Atlas, o los inigualables zumos de naranja, pero Marruecos es además de una potencia agrícola, un país con larga tradición pesquera, tanto en la costa mediterránea como atlántica.

Tanto si el pescado se hace en tajine cómo simplemente frito, se prepara siempre una chermoula para marinarlo. La chermoula es una mezcla de cilantro, perejil, ajo, sal y especias amalgamada con aceite de oliva y unas gotas de vinagre o zumo de limón. La cantidad y variedad de especias no está fijada y va al gusto de cada uno, incluso hay mezclas de especias ya preparadas para platos determinados, como en éste caso, la “tjleta el hut”, mezcla para pescado. Por lo tanto, no hay que tener miedo a cambiar y enriquecer la receta de base de la chermoula hasta encontrar la más acorde a nuestro gusto.

Ingredientes para 3 ó 4 personas

Un pescado a vuestro gusto limpio para hacer al horno (en mi caso, dorada)

3 ó 4 patatas grandes

3 ó 4 zanahorias

2 tomates

Una rodaja de limón

Para la chermoula

3 dientes de ajo picados

Un par de cucharadas soperas de cilantro picado

Una cucharada sopera de perejil picado

Una cucharadita de café de sal

Una cucharadita de café de pimentón dulce

Una cucharadita de café de mezcla de especias para pescado “tjleta el hut” (opcional, se compra en Marruecos)

Un pellizco de pimienta negra

Un pellizco de colorante o bien unas hebras de azafrán

Unas gotas de vinagre suave o de zumo de limón

Aceite de oliva suficiente para amalgamar todos los ingredientes

Preparación

Chermoula

Mezclamos en un bol todos los ingredientes de la chermoula.

Impregnamos por todos lados el pescado con la chermoula y dejamos marinar al menos una hora en la nevera (si no tenemos tiempo o nos hemos olvidado, lo hacemos directamente, también sale bueno).

Pelamos y cortamos las patatas en rodajas finas y las ponemos en la base el tajine. Cortamos también las zanahorias y los tomates. Ponemos encima el pescado marinado con la chermoula con la rodaja de limón. Llenamos el mismo bol donde había la chermoula con medio vaso de agua y lo añadimos al tajine, así aprovechamos todos los restos de la mezcla.

Tapamos y dejamos cocer a fuego medio unos cuarenta minutos. Si lo preferimos, también podemos hacerlo al horno. En este caso, poned atención si la base y la tapa de vuestro tajine pueden ir al horno. Si no tenemos tajine adecuado, una simple cazuela (de barro a poder ser) tapada con un papel de aluminio cumplirá bien su función.

Degustamos con un buen pan casero.

 Tajine de pescado

Besaha wa raha, buen provecho!

Love is in the air

Posted on

foto1

Conocerse y enamorarse.

Preparar una boda.

Casarse.

Dejarse seducir por Marrakech.

Invitar a tu familia más íntima y a un puñado de amigos.

Buscar el sitio más maravilloso de la ciudad ocre.

foto2

Reservarlo en exclusividad para los invitados de la fiesta.

Bailarina de la danza del vientre.

foto3

Briouats y ensaladas marroquíes.

Músicos Gnawa.

foto5

Mechoui.

Medina de Marrakech.

Noche de Achoura.

Luna intensa.

Otoño suave.

Alrededor de la piscina azul.

foto2

Velas que crean un ambiente mágico.

Pétalos de rosa en la piscina.

Música ambiente.

Risas.

Bailes.

Miradas cómplices.

Abrazos espontáneos.

Fotos con iphones.

Flashes.

Mezcla de culturas.

Palabras en distintos idiomas.

Magia a cada instante.

Amigos íntimos.

Familia.

Novios enamorados.

Novia guapísima.

Novio nervioso.

Caricias íntimas.

Amor.

foto

Agita todo y tienes una boda perfecta.

 

Gracias por invitarme a vuestra boda única, que seáis muy felices Fátima y José Ramón.