Marruecos

KATANGA !!!!!!

Posted on Actualizado enn

Muchos días, los clientes del Riad llegan por la noche después de un intenso día de paseo, y compras, y visitas…por Marrakech y se sientan a descansar en el patio.  Nada más verme me dicen…¿ sabes ? Hoy también hemos “caído en la trampa” de uno, dos o tres vendedores, de falsos guías turísticos, de “amables” camareros, taxistas avispados….siempre me explican una o dos anécdotas donde el final es siempre el mismo….TOMADURA DE PELO INTEGRAL. Pero la sensación “me han engañado” no es inmediata…la tienes con efecto retardado…hasta que no pasan unos minutos, horas o incluso días…no te das cuenta de las cosas…y entonces surge la palabra mágica….KATANGA !!!! que es la KATANGA ? es un adjetivo…pero en que lengua ? se entiende que viene de África….y que significa ? Ahora os lo explico. Tiene su origen en un chiste que habla de un Rey de una tribu que, cuando capturaba a sus enemigos les daba dos posibilidades: o KATANGA ( y la libertad después ) o la muerte. La mayor parte de los capturados optaba por el mal menor, o sea el KATANGA (“pérdida de la masculinidad”)…todo antes de morir. Un europeo muy macho y orgulloso de su virilidad, decide que NUNCA aceptaría KATANGA, y entonces decide muerte. El Rey le responde…de acuerdo, será MUERTE…pero primero KATANGA !!!!!

KATANGA es un eufemismo, un francesísimo, una africanismo para definir una tomadura de pelo, un engaño, una estafa ( estoy usando adjetivos “suaves” para haceros entender, lo que en lenguaje coloquial seria más sencillo). Este término fue acuñado por un Internauta español que vive en Marrakech de hace mucho tiempo y que descubrí curiosamente en un Foro. En este Foro describía todas las tomaduras de pelo que había sufrido en su larga experiencia en Marruecos y lanzaba al aire una solicitud….recibir de los foreros, sus experiencias personales KATANGA….fue una fiesta…..un montón de respuestas empezaron a aflorar en el Foro. Yo me pasé días riendo y leyendo ávidamente todas las KATANGAS que el mismo Internauta iba dividiendo en categorías.

Por ejemplo, existe la KATANGA INMOBILIARIA, la SEXUAL, la de CARRETERA.etc…. Algunas son verdaderamente increíbles, rozando lo absurdo, hilarantes y grotescas. Después de leerlas detenidamente, debo admitir que es LA PURA REALIDAD. Una realidad que supera la fantasía.

Llegó un momento que perdí la cuenta de las KATANGAS recibidas, de verdad…no miento. Las categorías iban aumentando, del KATANGA Recursos Humanos, hasta el KATANGA del Fontanero, el del Paleta, el del Electricista, el del carpintero.

Uno en particular me ha hizo morirme de risa….y os lo explico porque aunque no lo recibí directamente …si que acabó afectandome indirectamente. Estábamos restaurando nuestra casa en el campo, a las afueras de Marrakech y contratamos unos cuantos paletas para que trabajaran unos cuantos meses en la reconstrucción de la casa de tierra y paja….ellos mismos tenían unos ayudantes del mismo pueblo que les hacían las “ayudas”. Un día llegó uno nuevo y a la hora de la comida, todos le entregaron el dinero para que fuese a comprar la comida. Cogió su bicicleta, se puso el dinero en el bolsillo y se fué ….paff!!!!  Desaparecido en la niebla, nunca regresó con la comida….pero la cosa absurda era que todos sabían donde vivía (en el mismo pueblo) y éste, se pasó una semana fuera de casa con tal de que no lo encontrasen. Obviamente, fuimos nosotros quienes tuvimos que pagar la comida a todos ese día.

Esta tipología de KATANGA es la más grave porque no se efectúa contra un Europeo, un turista adinerado…sino que la hacen entre ellos, entre vecinos, entre hermanos….

Cuantos KATANGAS desde que estoy aquí…PERO QUE CANTIDAD DE KATANGAS !!!!! y los que me quedan. Y lo peor es que no hay solución…las he probado todas….pero cuando menos te lo esperas…KATANGA !!!!!! te enfadas, te llamas a ti misma imbécil, estúpida…y más cosas. A veces, crees que eres tu misma quien ha conseguido “colar” un  KATANGA ( con tal que no te lo hagan a ti )…error…..después entiendo que el KATANGA era doble !!! Llegados a este punto, no hace falta perder más energía ni generarte fustraciones… he aceptado que los KATANGA forman parte del peaje por estar aquí.

Si alguien tiene un buen KATANGA…que me escriba !!!

Taroudant

Posted on Actualizado enn

Taroudant, ciudad marroquí que se encuentra al sur de Marruecos a unos 76 kilómetros de Agadir en el centro del llano del Souss, rodeada por el Gran Atlas y del Anti Atlas, que es considerada una de las cadenas montañosas más importantes del mundo, esta ciudad tiene un lugar muy venerado en la historia de Marruecos por ser una de las defensas de más prestigio patrimonial.

Esta cuidad posee gran cantidad de jardines, olivares y palmeras que transmite un cuadro típicamente pintoresco hundido en un mundo de colores.

Taroudant fue la capital de los saadies en el siglo XVI que dispone de cinco colosales puertas moriscas que forman una gran muralla y son : Bab al-Kasbah, Bab Zorgan, Bab Targhount, Bab Oulad Bounouna et Bab El khemis. Todas estas puertas se doblan y certifican su carácter defensivo impresionante.

Otro monumento digno de citar, es el Kasbah que ocupa la parte noreste de Taroudant. Se surte de vueltas cuadradas de dimensiones más reducidas que las de la gran muralla, esta gigantesca Kasbah llevan los rastros de reorganizaciones que dan prueba de las aventuras que había vivido la ciudad a lo largo de la historia.

Taroudant muy conocida por su artesanía del cuero, hierro forjado, la madera, madera escultada o bien pintada, cerámica y sus joyas berberiscas. Atrae a numerosos turistas que vienen del mundo entero a buscar la suavidad de esta ciudad y el arte de vivir berberisco.  Aquí podemos disfrutar de la  hospitalidad marroquí, en un clima sumamente moderado.

El souk de Taroudant es un lugar de cita especial, sobre el lugar Assarag los cafés ofrecen sus terrazas animadas y calurosas muy frecuentadas al final de la jornada, en el mercado municipal de Jnan Jamaa abundan todas las especialidades berberiscas arábigas, bazares y ultramarinos.

Marrakech, su historia

Posted on

Bajo la limpia atmósfera del Sur, Marrakech tiene una atmósfera completamente distinta de las otras ciudades de Marruecos.

Situada en un importante cruce de caminos, la cuarta ciudad de Marruecos en dimensión es considerada la capital meridional del país, y por eso atrae comerciantes y hombres de negocio del Alto Atlas, del Sahara y de las llanuras circundantes.

El rosa es color que distingue Marrakech; una leyenda berebere narra que cuando la Koutoubia (la mas grande mezquita de la ciudad) fue construida en el corazón de la ciudad broto tanta sangre que las paredes, las casa y las calles absorbieron el color.

Hoy el rosa de los muros que rodean la Medina y el carmín de sus casas de techo plano recuerdan todavía las heridas abiertas que con los últimos rayos del atardecer, parece que la sangre brota de nuevo. Las torres de la ciudad adquieren una coloración  especial dando vida a un espectáculo que no debe perderse.

El mejor periodo para visitar Marrakech es de Marzo a Diciembre.

Marrakech fue fundada en el año 1062 por el sultán almorávide Youssef Ben Thachfin. La ciudad era destinada a convertirse en un de los centros artísticos y culturales más importantes del mundo islámico. Gracias a las otras riquezas que tenia la región, durante el periodo de la conquista almorávide de España, el sultán amplió y embelleció la ciudad hasta su muerte, ocurrida en el año 1106,  y dejó a sus sucesores una verdadera joya arquitectónica.

La época de mayor esplendor de la ciudad se produce gracia al hijo de Youssef, Ali, hijo de una esclava cristiana.  Además de palacios y termas, ordeno la constricción de la Ketiara (red subterránea de agua) que aun hoy alimenta los jardines Marrakech.

Entretanto los artesanos de la España musulmán trabajaban en el interior de las murallas construyendo los primeros edificios de estilo andaluz que seguían embelleciendo Marrakech.

Desgraciadamente muchas de estas imponentes construcciones fueron destruidas en el 1.147 por los almohades que respetaron sólo los muros y la puerta del palacio de Ali. Poco tiempo después la ciudad fue reconstruida y de nuevo los artesanos andaluces realizaron  gran parte de los nuevos edificios.

Marrakech se mantiene como capital hasta el fin de la dinastía almohade en el año 1269 cuando los conquistadores merinchiis decidieron gobernar el país desde Fez.  Con la dinastía Saudita en el siglo XVI Marrakech prospero de nuevo y fue construido el Mellah (bario judío), la enorme mezquita Mouassine y la Medersa de Ali Ben Youssef , también fue construida la Aduana para la colonia cristiana que se había establecido en la ciudad.

Sidi Mohammed ben Abadía destino muchos fondos a la reconstrucción y restauración de las murallas,  la Kasbah, los palacios, mezquitas, y del Mechouar (plaza para las paradas reales) y para la creación de espectaculares jardines como el de La Menara.

El zoco de la Medina de Marrakech es famoso por la variedad de sus productos artesanales de máxima calidad.

Las calles de los zocos son auténticos laberintos.

La regla fundamental para orientarse y seguir la vía principal es seguir el flujo de personas y tarde o temprano llegas a una de las puertas de la ciudad, o a un monumento a la plaza Jemaa el Fna.

Es difícil por no decir imposible proponer una ruta coherente por los zocos.  El mejor modo para disfrutar es…. perderse,  Por pocos céntimos los niños en bicicleta os acompañaran de nuevo a la Plaza.

Essaouira

Posted on Actualizado enn

Essaouira es la más popular de las ciudades de la costa atlántica, un número creciente de turistas que vienen a pasar unos días a Marrakech deciden pasar también algunos días en el mar.  La atmósfera es relajante y en total contraste con el caos de Marrakech. 

Con su magnífica playa que se extiende en arco por varios kilómetros hacia el Sur.  Essaouira es también el centro más famoso para la práctica del Windsurf.  Los vientos del atlántico  pueden llegar a ser muy fuertes y por eso adquiere el sobre nombre de “Wind City, Afrika “.

 

Las fortificaciones de la ciudad vieja representan una mezcla de elementos de la arquitectura militar portuguesa, francesa y berebere. Su majestuosidad contribuye a crear un aura de misterio a la ciudad.

Existen estrechos callejones, casas blancas con puertas pintadas de azul, tranquilas plazas, cafés y talleres artesanales donde construyen objetos de madera.

Muchos europeos enamorados de esta ciudad, han comprado propiedades en el interior de la medina y por tanto se nota una influencia artística y cosmopolita.

El puerto es fortificado y está situado en sudoeste de la Medina, lleno de actividad, con las redes extendidas en el muelle, los pescadores que descargan la pesca del día y los carpinteros que efectúan reparaciones en los barcos de madera.  La isla de Mogador al sudoeste, en el otro lado de la bahía, es conocida por las colonia de halcones de Eleonora que en verano van a la isla para reproducirse.

La fama de Essaouria se está expandiendo y en verano la ciudad puede perder su tranquilidad.

 Ya en el siglo VII a.c. los navegantes fenicios habían descubierto esta parte de la costa marroquí y se sabe que los cartagineses y los romanos habían seguido su huella.  La prueba principal, esta fechada en las pequeñas islas frente a la costa, que en la antigüedad eran famosas como lugar de recogida del “múrice”, un tipo de molusco de cuya secreción era extraída el púrpura,  muy utilizado por los romanos.  Debido a esta actividad le viene el nombre de Isla de la Púrpura o Isla del Mogador.

Fueron los portugueses a finales del siglo XV que fundaron una colonia comercial y militar en esta localidad que llamaron Mogador.

En el 1541, los portugueses perdieron el control y la ciudad comenzó su declive.

Gran parte de lo que hoy se ve, es el resultado de un curioso experimento. En el 1756 el sultán Sidi Mohammed ben Aballah encargó a un arquitecto francés, Theodor Cornut, la creación de una ciudad adaptada al comercio con el extranjero.  El sultán apreció mucho los trabajos del arquitecto francés hasta el punto de denominar a la ciudad Essaouira (bien diseñada, en árabe).

Cuando se instituyó el protectorado francés, en el 1912, la ciudad recupera el nombre de Mogador y pierde gran parte de su importancia a favor de las ciudades portuarias que se estaban desarrollando como Casablanca, Tánger y Agadir.  En la ciudad se encuentra la medina con su barrio hebreo (mellah), la Kasbah, donde se encuentran casi todos los Riads y hoteles.