Marruecos

Laghzira

Posted on Actualizado enn

Laghzira, laghzira, laghzira…..no olvidéis este nombre, la evoco como un sueño…. es un truco de magia de la naturaleza, de una belleza que te ciega los ojos. Se encuentra a 10  Km al Norte de Sidi Ifni.

La primera vez que la conocí era un paraíso de rocas, océano, pescadores y arena. Este último verano, ya pude apreciar una cierta degradación, pues se estaba construyendo en lo alto, una urbanización.

Es cierto que una playa tan hermosa como ésta, era como una joya por descubrir, pero pensaba que tal vez….tal vez,  el secreto duraría aún un tiempo. Ahora mismo hace falta llegar aún más al Sur para saber lo que es dormir en una playa virgen sin que nadie en kilómetros te moleste..para poder disfrutar de la soledad y de la inmensidad del Océano Atlántico. Alguien me ha dicho que existe este lugar….y que se llama Plage Blanche. Por el momento, evoco los misterios de Laghzira.

La playa de Laghzira es una larguísima extensión de arena ( de más de 3 km ), a medida que paseas por la playa y atraviesas los arcos de piedra enormes y inmensos…te sientes pequeño, diminuto y  ante la inmensidad de la naturaleza, sientes temor, los pensamientos se ralentizan, los pasos se detienen…casi consigue que te cuestiones a ti mismo. Estas sensaciones las experimentas cuando paseas en soledad por esta playa….un sentimiento trágico y cómico se “cuela” en tu interior. Si cierras los ojos y escuchas el rumor sordo del mar, crees que puedes llegar a sentir sonidos lejanos, ancestrales, pero vivos que llegan desde  muy lejos. Lagzhira te atrapa, te envuelve en su propio misterio..la belleza del lugar te hace reconciliarte con la vida y agradecer a la naturaleza que de vez en cuando, te maravilles de este planeta.

Si los sueños existen, los míos duermen acurrucados en esta playa. Este es el secreto de Laghzira….

Sidi Ifni (I)-su historia

Posted on Actualizado enn

En 1476, la zona de Ifni fue ocupada por la Corona de Castilla, en la época de los Reyes Católicos, cuando Diego García de Herrera fundó en algún lugar de la costa el establecimiento de Santa Cruz de la Mar Pequeña. Permaneció en manos españolas hasta 1524, cuando fue abandonado ante los ataques de los bereberes de la zona. No hay pruebas que demuestren que la actual ciudad de Sidi Ifni se asiente sobre el viejo establecimiento.

Marruecos reconoció a España aquel viejo establecimiento, mediante el Tratado de Wad-Ras de 26 de abril de 1860 (Tratado de Paz y de Amistad entre España y Marruecos firmado en Tetuán), aunque siempre se demoraba el acuerdo sobre su ubicación exacta. Los españoles no tomaron posesión formal del territorio hasta el 6 de abril de 1934, presionados por Francia y con la aquiescencia de los lugareños que, ante las circunstancias, prefirieron la presencia española a la francesa y la expectativa de no tener que pagar tributos al Sultán de Marruecos.

El origen de Ifni, como actualmente se conoce, hay que datarlo en el año 1934, tras la toma de posesión de la zona por el coronel Capaz, en nombre del Gobierno de la República Española. No obstante, los limites de la colonia, fijados por un tratado de 1912 con Francia, son notablemente más reducidos que los establecidos en 1860.

En el lugar sólo existía una pequeña construcción, un aduar denominado Amezdog, perteneciente a la cabila El Mesti de la tribu bereber Ait-Baamarani, y de la que no queda actualmente ningún resto. La población experimentó un crecimiento espectacular en muy pocos años. Para 1940 la estructura urbana estaba ya muy avanzada en sus calles, plazas y edificios principales. Sin embargo, durante algunos años la comunicación con la metrópoli resultó difícil.

Junto a Amezdog se formalizó la presencia española en una ceremonia a la que asistieron los notables baamaranis y el coronel Capaz. En sólo tres años se pasó de un campamento ocasional de tiendas de campaña y algún barracón a la construcción de seiscientas viviendas o edificios. La ciudad no dejó de crecer en todos los años posteriores. Incluso sólo tres años escasos antes de la retrocesión en 1969 a Marruecos, se concluyó la expansión urbana más considerable, al otro lado del río Ifni, en la barriada que se conoce popularmente como Barrio Agulla” o también “Colominas”.

Con motivo de la sublevación militar de 1936 contra la República Española (Guerra Civil Española), el territorio queda en manos del Bando Nacional desde el principio. Se formaron los conocidos como Tabores de Tiradores de Ifni que fueron 6, si contamos al de Sáhara-Ifni y se hicieron famosos en ese conflicto.

La Guerra Olvidada

Hasta 1952, Ifni tuvo un estatus de colonia. En ese año se convirtió en parte del África Occidental Española (AOE), entidad que agrupaba las colonias del Sáhara español y Cabo Juby, con capital en Villa Bens -actual Tarfaya-, en Marruecos.

Desde que Marruecos obtuvo la independencia en 1956, reclamó el territorio en diversas ocasiones. La primera en agosto de 1957, alegando que el tratado franco-español de 1912 había sido derogado. A finales de 1957 se produjeron graves incidentes fronterizos, siendo las guarniciones de Ifni atacadas por tropas irregulares lideradas por nacionalistas marroquíes del partido Istiqlal y apoyadas tácitamente por el rey, autodenominadas Ejército de Liberación Marroquí. Las fuerzas irregulares marroquíes atacaron el territorio entre noviembre de 1957 y julio de 1958.

Los ataques comenzaron el 23 de noviembre de 1957. Sin embargo, la ciudad estaba abastecida por mar y aire y protegida por puestos avanzados. Inicialmente, buena parte de los efectivos militares eran indígenas, especialmente encuadrados en el Cuerpo de Tiradores de Ifni y en la Policía Territorial. Fueron desarmados, desmovilizados, y prontamente sustituidos. Salvo un plan frustrado de las fuerzas irregulares marroquíes para acabar con la oficialidad española, los leves incidentes iniciales y algún atentado, Sidi Ifni no se vio afectada directamente por los acontecimientos militares. Estos se desarrollaron en el interior del territorio. Por parte española se opta finalmente por establecer un perímetro defensivo más denso y difícil de infiltrar y, además, más fácil de sostener y de abastecer, cerca de la ciudad de Sidi Ifni (entre 8 y 10 km del centro de la ciudad, según la zona) abandonando la mayor parte de un territorio árido que habría sido mucho más costoso defender sin ventaja apreciable. Esas posiciones defensivas, bastante numerosas, y las pistas de tierra que las comunican, son aún perfectamente visibles. A su término, Marruecos había ocupado la mayor parte del territorio de Ifni, quedando la ciudad de Sidi Ifni como único enclave español en la zona.

El ELN se limitó a tomar el control de ese territorio abandonado. Este conflicto, que también afectó al Sahara Español, se denomina generalmente la Guerra Olvidada. Y si bien esta guerra no fue nunca formalmente declarada ni finalizada, España y Marruecos firmaron el 1 de abril de 1958 los acuerdos de Angra de Cintra, por los que se cedía Cabo Juby (con capital en Villa Bens, actual Tarfaya) a Marruecos en junio de 1958, en cumplimiento de los acuerdos de independencia de Marruecos en 1956. Sin embargo, el territorio perdido en Ifni no fue recuperado, pasando de hecho a Marruecos; las posiciones militares de la línea defensiva española constituyeron la frontera hasta el mismo momento de la retrocesión de Ifni a Marruecos. La administración de España sobre el territorio de Ifni era efectiva sólo en las inmediaciones de la capital, Sidi Ifni.

Ifni constituyó desde 1958 (terminada la Guerra Olvidada) hasta 1969 (retrocesión a Marruecos) una provincia española (la número 51), con Sidi Ifni como capital. Regida por un Gobernador General, siendo territorialmente y en la práctica, sólo un núcleo poblacional, una ciudad española más. Durante estos años, la presión internacional (resolución 1514 de las Naciones Unidas de 14 de diciembre de 1960 sobre descolonización, en la que se incluía a Ifni como Territorio No Autónomo; resolución 2017 de las Naciones Unidas de 16 de diciembre de 1965, en la que se insta al gobierno de España como potencia administradora, a descolonizar los territorios de Ifni y Sahara Occidental) hizo que España comenzara las conversaciones con Marruecos, que desembocaron en el Tratado de Retrocesión firmado en Fez el 4 de enero de 1969.

El 30 de junio de 1969 la bandera española se arrió de Sidi Ifni y España cede lo que conservaba de Ifni a Marruecos.

Fuente: http://www.sidiifni.com/

Sidi Ifni (II)- Hoy

Posted on Actualizado enn

Cuando llegas a Sidi Ifni en verano, es como sumergirte en un enorme vaso de horchata, la bruma atlántica envuelve toda la ciudad y penetra unos Kilómetros tierra adentro y el sol queda oscurecido. Se trata de un fenómeno que se desarrolla los meses de Julio y Agosto y sumerge a Sidi Ifni en una bruma continua…el resultado es una atmosfera decadente y una temperatura muy agradable sobre todo si vienes de Marrakech o de cualquier zona del Interior. El espectáculo es hermoso, parecido al que sentiría si entraras de repente en una película en blanco y negro, en degradé, sutil y etérea.

Sidi Ifni entre la tierra y el cielo. Ifni es un territorio del suroeste de Marruecos, antigua provincia española, perteneciente, hasta febrero de 2009, a la provincia de Tiznit (región de Souss-Massa-Draâ). Tiene una extensión de 1.502 km² y unos 54.000 habitantes. Se trata de una franja de tierra de unos ochenta kilómetros de costa y veinticinco kilómetros hacia el interior, situado en la costa atlántica entre las estribaciones del Anti-Atlas y el océano. Se encuentra a unos 300 km. de la isla de Lanzarote. La población está compuesta fundamentalmente por la tribu bereber de los Baamarani, de religión musulmana.

La ciudad de SIDI IFNI, se encuentra a 180 kilómetros al sur de Agadir. Tiene una población aproximada de 20.000 personas y la base económica de la ciudad es la pesca. Su situación le da su personalidad, ya que se encuentra situada en el borde de una estrecha meseta, entre Yebel (monte) Bu laalam y una costa acantilada, interrumpida por la desembocadura del rio Ifni, que en realidad es un torrente que sólo lleva agua, tumultuosamente, cuando llueve en la zona. Un agua que tiñe de marrón la costa, justo en línea desde la desembocadura hacia el sur, desvelando una fuerte corriente marina costera.

La ciudad fue renovada en estilo occidental, largas avenidas bordeadas de palmeras, una hermosa plaza, un paseo que evoca el Malecón cubano, edificios administrativos. El consulado español se puede ver aún en la plaza central de la ciudad, un pedazo de historia que hace aún más interesante la ciudad. En Sidi Ifni existen cines y Clubs ( uno de los más conocidos el Twist Club ), muchos jardines y un romántico faro que domina su playa.

La ciudad ha mantenido su estilo de arquitectura española de los años 30 pero se encuentra en estado de abandono. En algunos momentos, tienes la impresión de que estás en una ciudad fantasma. Pasear por el Malecón te transporta a los años 50 o 60…bajar desde lo alto de la ciudad a la playa por las escaleras, se convierte en la forma más agradable de pasar la tarde en Sidi Ifni.

Sidi Ifni me enganchó el primer día que llegué, y la verdad es que no sabría decir el porqué. Será una mezcla del ambiente decadente de su arquitectura mezclada, de la amabilidad de sus gentes, de las buenísimas sardinas que puedes saborear al lado del Mercado por muy poco dinero, del paseo por las escalinatas que te llevan a la playa desde lo alto, del surrealista camping a pié de playa, de los cafés cerca de la playa, de la vista del cementerio cercano, de la atmosfera decadente…la vida va poco a poco en Sidi Ifni. Por eso es un lugar óptimo de vacaciones, un lugar que cada vez es escogido por más y más europeos para pasar su meses de asueto. Un lugar perfecto para perderse …..

Para dormir os recomiendo, EL SUERTE LOCA o el BELLEVUE ( las habitaciones reformadas el pasado verano 09, son estupendas ).

KATANGA !!!!!!

Posted on Actualizado enn

Muchos días, los clientes del Riad llegan por la noche después de un intenso día de paseo, y compras, y visitas…por Marrakech y se sientan a descansar en el patio.  Nada más verme me dicen…¿ sabes ? Hoy también hemos “caído en la trampa” de uno, dos o tres vendedores, de falsos guías turísticos, de “amables” camareros, taxistas avispados….siempre me explican una o dos anécdotas donde el final es siempre el mismo….TOMADURA DE PELO INTEGRAL. Pero la sensación “me han engañado” no es inmediata…la tienes con efecto retardado…hasta que no pasan unos minutos, horas o incluso días…no te das cuenta de las cosas…y entonces surge la palabra mágica….KATANGA !!!! que es la KATANGA ? es un adjetivo…pero en que lengua ? se entiende que viene de África….y que significa ? Ahora os lo explico. Tiene su origen en un chiste que habla de un Rey de una tribu que, cuando capturaba a sus enemigos les daba dos posibilidades: o KATANGA ( y la libertad después ) o la muerte. La mayor parte de los capturados optaba por el mal menor, o sea el KATANGA (“pérdida de la masculinidad”)…todo antes de morir. Un europeo muy macho y orgulloso de su virilidad, decide que NUNCA aceptaría KATANGA, y entonces decide muerte. El Rey le responde…de acuerdo, será MUERTE…pero primero KATANGA !!!!!

KATANGA es un eufemismo, un francesísimo, una africanismo para definir una tomadura de pelo, un engaño, una estafa ( estoy usando adjetivos “suaves” para haceros entender, lo que en lenguaje coloquial seria más sencillo). Este término fue acuñado por un Internauta español que vive en Marrakech de hace mucho tiempo y que descubrí curiosamente en un Foro. En este Foro describía todas las tomaduras de pelo que había sufrido en su larga experiencia en Marruecos y lanzaba al aire una solicitud….recibir de los foreros, sus experiencias personales KATANGA….fue una fiesta…..un montón de respuestas empezaron a aflorar en el Foro. Yo me pasé días riendo y leyendo ávidamente todas las KATANGAS que el mismo Internauta iba dividiendo en categorías.

Por ejemplo, existe la KATANGA INMOBILIARIA, la SEXUAL, la de CARRETERA.etc…. Algunas son verdaderamente increíbles, rozando lo absurdo, hilarantes y grotescas. Después de leerlas detenidamente, debo admitir que es LA PURA REALIDAD. Una realidad que supera la fantasía.

Llegó un momento que perdí la cuenta de las KATANGAS recibidas, de verdad…no miento. Las categorías iban aumentando, del KATANGA Recursos Humanos, hasta el KATANGA del Fontanero, el del Paleta, el del Electricista, el del carpintero.

Uno en particular me ha hizo morirme de risa….y os lo explico porque aunque no lo recibí directamente …si que acabó afectandome indirectamente. Estábamos restaurando nuestra casa en el campo, a las afueras de Marrakech y contratamos unos cuantos paletas para que trabajaran unos cuantos meses en la reconstrucción de la casa de tierra y paja….ellos mismos tenían unos ayudantes del mismo pueblo que les hacían las “ayudas”. Un día llegó uno nuevo y a la hora de la comida, todos le entregaron el dinero para que fuese a comprar la comida. Cogió su bicicleta, se puso el dinero en el bolsillo y se fué ….paff!!!!  Desaparecido en la niebla, nunca regresó con la comida….pero la cosa absurda era que todos sabían donde vivía (en el mismo pueblo) y éste, se pasó una semana fuera de casa con tal de que no lo encontrasen. Obviamente, fuimos nosotros quienes tuvimos que pagar la comida a todos ese día.

Esta tipología de KATANGA es la más grave porque no se efectúa contra un Europeo, un turista adinerado…sino que la hacen entre ellos, entre vecinos, entre hermanos….

Cuantos KATANGAS desde que estoy aquí…PERO QUE CANTIDAD DE KATANGAS !!!!! y los que me quedan. Y lo peor es que no hay solución…las he probado todas….pero cuando menos te lo esperas…KATANGA !!!!!! te enfadas, te llamas a ti misma imbécil, estúpida…y más cosas. A veces, crees que eres tu misma quien ha conseguido “colar” un  KATANGA ( con tal que no te lo hagan a ti )…error…..después entiendo que el KATANGA era doble !!! Llegados a este punto, no hace falta perder más energía ni generarte fustraciones… he aceptado que los KATANGA forman parte del peaje por estar aquí.

Si alguien tiene un buen KATANGA…que me escriba !!!

Taroudant

Posted on Actualizado enn

Taroudant, ciudad marroquí que se encuentra al sur de Marruecos a unos 76 kilómetros de Agadir en el centro del llano del Souss, rodeada por el Gran Atlas y del Anti Atlas, que es considerada una de las cadenas montañosas más importantes del mundo, esta ciudad tiene un lugar muy venerado en la historia de Marruecos por ser una de las defensas de más prestigio patrimonial.

Esta cuidad posee gran cantidad de jardines, olivares y palmeras que transmite un cuadro típicamente pintoresco hundido en un mundo de colores.

Taroudant fue la capital de los saadies en el siglo XVI que dispone de cinco colosales puertas moriscas que forman una gran muralla y son : Bab al-Kasbah, Bab Zorgan, Bab Targhount, Bab Oulad Bounouna et Bab El khemis. Todas estas puertas se doblan y certifican su carácter defensivo impresionante.

Otro monumento digno de citar, es el Kasbah que ocupa la parte noreste de Taroudant. Se surte de vueltas cuadradas de dimensiones más reducidas que las de la gran muralla, esta gigantesca Kasbah llevan los rastros de reorganizaciones que dan prueba de las aventuras que había vivido la ciudad a lo largo de la historia.

Taroudant muy conocida por su artesanía del cuero, hierro forjado, la madera, madera escultada o bien pintada, cerámica y sus joyas berberiscas. Atrae a numerosos turistas que vienen del mundo entero a buscar la suavidad de esta ciudad y el arte de vivir berberisco.  Aquí podemos disfrutar de la  hospitalidad marroquí, en un clima sumamente moderado.

El souk de Taroudant es un lugar de cita especial, sobre el lugar Assarag los cafés ofrecen sus terrazas animadas y calurosas muy frecuentadas al final de la jornada, en el mercado municipal de Jnan Jamaa abundan todas las especialidades berberiscas arábigas, bazares y ultramarinos.

Marrakech, su historia

Posted on

Bajo la limpia atmósfera del Sur, Marrakech tiene una atmósfera completamente distinta de las otras ciudades de Marruecos.

Situada en un importante cruce de caminos, la cuarta ciudad de Marruecos en dimensión es considerada la capital meridional del país, y por eso atrae comerciantes y hombres de negocio del Alto Atlas, del Sahara y de las llanuras circundantes.

El rosa es color que distingue Marrakech; una leyenda berebere narra que cuando la Koutoubia (la mas grande mezquita de la ciudad) fue construida en el corazón de la ciudad broto tanta sangre que las paredes, las casa y las calles absorbieron el color.

Hoy el rosa de los muros que rodean la Medina y el carmín de sus casas de techo plano recuerdan todavía las heridas abiertas que con los últimos rayos del atardecer, parece que la sangre brota de nuevo. Las torres de la ciudad adquieren una coloración  especial dando vida a un espectáculo que no debe perderse.

El mejor periodo para visitar Marrakech es de Marzo a Diciembre.

Marrakech fue fundada en el año 1062 por el sultán almorávide Youssef Ben Thachfin. La ciudad era destinada a convertirse en un de los centros artísticos y culturales más importantes del mundo islámico. Gracias a las otras riquezas que tenia la región, durante el periodo de la conquista almorávide de España, el sultán amplió y embelleció la ciudad hasta su muerte, ocurrida en el año 1106,  y dejó a sus sucesores una verdadera joya arquitectónica.

La época de mayor esplendor de la ciudad se produce gracia al hijo de Youssef, Ali, hijo de una esclava cristiana.  Además de palacios y termas, ordeno la constricción de la Ketiara (red subterránea de agua) que aun hoy alimenta los jardines Marrakech.

Entretanto los artesanos de la España musulmán trabajaban en el interior de las murallas construyendo los primeros edificios de estilo andaluz que seguían embelleciendo Marrakech.

Desgraciadamente muchas de estas imponentes construcciones fueron destruidas en el 1.147 por los almohades que respetaron sólo los muros y la puerta del palacio de Ali. Poco tiempo después la ciudad fue reconstruida y de nuevo los artesanos andaluces realizaron  gran parte de los nuevos edificios.

Marrakech se mantiene como capital hasta el fin de la dinastía almohade en el año 1269 cuando los conquistadores merinchiis decidieron gobernar el país desde Fez.  Con la dinastía Saudita en el siglo XVI Marrakech prospero de nuevo y fue construido el Mellah (bario judío), la enorme mezquita Mouassine y la Medersa de Ali Ben Youssef , también fue construida la Aduana para la colonia cristiana que se había establecido en la ciudad.

Sidi Mohammed ben Abadía destino muchos fondos a la reconstrucción y restauración de las murallas,  la Kasbah, los palacios, mezquitas, y del Mechouar (plaza para las paradas reales) y para la creación de espectaculares jardines como el de La Menara.

El zoco de la Medina de Marrakech es famoso por la variedad de sus productos artesanales de máxima calidad.

Las calles de los zocos son auténticos laberintos.

La regla fundamental para orientarse y seguir la vía principal es seguir el flujo de personas y tarde o temprano llegas a una de las puertas de la ciudad, o a un monumento a la plaza Jemaa el Fna.

Es difícil por no decir imposible proponer una ruta coherente por los zocos.  El mejor modo para disfrutar es…. perderse,  Por pocos céntimos los niños en bicicleta os acompañaran de nuevo a la Plaza.

Essaouira

Posted on Actualizado enn

Essaouira es la más popular de las ciudades de la costa atlántica, un número creciente de turistas que vienen a pasar unos días a Marrakech deciden pasar también algunos días en el mar.  La atmósfera es relajante y en total contraste con el caos de Marrakech. 

Con su magnífica playa que se extiende en arco por varios kilómetros hacia el Sur.  Essaouira es también el centro más famoso para la práctica del Windsurf.  Los vientos del atlántico  pueden llegar a ser muy fuertes y por eso adquiere el sobre nombre de “Wind City, Afrika “.

 

Las fortificaciones de la ciudad vieja representan una mezcla de elementos de la arquitectura militar portuguesa, francesa y berebere. Su majestuosidad contribuye a crear un aura de misterio a la ciudad.

Existen estrechos callejones, casas blancas con puertas pintadas de azul, tranquilas plazas, cafés y talleres artesanales donde construyen objetos de madera.

Muchos europeos enamorados de esta ciudad, han comprado propiedades en el interior de la medina y por tanto se nota una influencia artística y cosmopolita.

El puerto es fortificado y está situado en sudoeste de la Medina, lleno de actividad, con las redes extendidas en el muelle, los pescadores que descargan la pesca del día y los carpinteros que efectúan reparaciones en los barcos de madera.  La isla de Mogador al sudoeste, en el otro lado de la bahía, es conocida por las colonia de halcones de Eleonora que en verano van a la isla para reproducirse.

La fama de Essaouria se está expandiendo y en verano la ciudad puede perder su tranquilidad.

 Ya en el siglo VII a.c. los navegantes fenicios habían descubierto esta parte de la costa marroquí y se sabe que los cartagineses y los romanos habían seguido su huella.  La prueba principal, esta fechada en las pequeñas islas frente a la costa, que en la antigüedad eran famosas como lugar de recogida del “múrice”, un tipo de molusco de cuya secreción era extraída el púrpura,  muy utilizado por los romanos.  Debido a esta actividad le viene el nombre de Isla de la Púrpura o Isla del Mogador.

Fueron los portugueses a finales del siglo XV que fundaron una colonia comercial y militar en esta localidad que llamaron Mogador.

En el 1541, los portugueses perdieron el control y la ciudad comenzó su declive.

Gran parte de lo que hoy se ve, es el resultado de un curioso experimento. En el 1756 el sultán Sidi Mohammed ben Aballah encargó a un arquitecto francés, Theodor Cornut, la creación de una ciudad adaptada al comercio con el extranjero.  El sultán apreció mucho los trabajos del arquitecto francés hasta el punto de denominar a la ciudad Essaouira (bien diseñada, en árabe).

Cuando se instituyó el protectorado francés, en el 1912, la ciudad recupera el nombre de Mogador y pierde gran parte de su importancia a favor de las ciudades portuarias que se estaban desarrollando como Casablanca, Tánger y Agadir.  En la ciudad se encuentra la medina con su barrio hebreo (mellah), la Kasbah, donde se encuentran casi todos los Riads y hoteles.