Medina Marrakech

Terrazas de Marrakech

Posted on Actualizado enn

 kasbah-cafe1

Íntimas o populares, chics o sencillas y austeras, míticas y históricas, divertidas o serias….terrazas de Marrakech, siempre frescas, siempre inolvidables…he hecho una selección MUY PERSONAL de las mejores terrazas de la ciudad. Cada una de ellas tiene su momento, un instante que las hace diferentes…hasta en esto Marrakech es única.

1-P-TerrasseEpices2

Para desayunar

Extrablatt. En el barrio residencial de Hivernage. Packs de desayuno muy apetecibles…enorme zumo de naranja, mermelada, pan con mantequilla, croissant, fruta…Una terraza amplia con mesas muy grandes. Servicio amable, packs a partir de 30 Dh.

cafe-extrablatt-in-marrakech

16Cafè. En pleno verano solo la recomiendo en la hora del desayuno. Está ubicada a pleno sol y los parasoles no bastan para frenar el calor….en las mesas cercanas a la pared hay brumizadores…pero no bastan. De todas formas, la mejor pastelería de la ciudad merece una visita para un desayuno temprano. No perderse los milhojas de crema y el “eclair” de chocolate. Buen café.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Dino. En la misma Avenida Mohamed V. También ofrecen paquetes de desayuno francamente bien de precio. Su fuerte son los helados y los crepes. La terraza es muy grande y con brumizador de agua. El café extraordinario. Dino ya existe en España y no deja de ser un gusto conocido que se aprecia desde aquí.

Dino

Para tomar algo a cualquier hora

Le Lawrence Bar. Es el emblemático bar del Sofitel, elegante y cerca del hermoso jardín. Unos 240 Dh por una copa de champagne y 130 Dh por Wine Flight (un pequeño pasaporte degustación alrededor del vino).

Míticas

Cafè de France. Situado en la Place Djemaa el Fna, uno de los locales más míticos de la ciudad. Su terraza ha visto pasar la historia de Marrakech en los últimos 50 años, nada sofisticada y muy cosmopolita. Juan Goytisolo toma su te a la menta cada día a las cinco en ella.

Cafedefrance

Les Negociants. Situado en la esquina de la Mohamed V con….esta terraza está ubicada en la zona de más transito del Barrio de Gueliz. Todo el mundo que se mueve en el barrio pasa por delante de ella, si quieres que nadie te vea…no vengas aquí. Vendedores de relojes, de gafas, limpiadores de botas, de frutos secos…no hay paz en ella. (Lleva más de un año de reformas, dicen que lo abrirán este verano).

negociants

Para comer/cenar

Informales;

Cafè des Èpices. Con su decoración austera pero practica, sus mesas sencillas de madera, sus taburetes, su escalera imposible para patosos, su único baño para todos, su carta limitada y básica, pero a la vez completa….y sobre todo, al hecho que encontrar un local en la Medina donde comer un plato no demasiado caro y con cierto gusto europeo.

Cafedesepices

Chics:

Le Gran Cafè de la Poste. Terraza muy chic y cómoda en el Barrio de Guéliz en uno de los locales más elegantes de la ciudad. Si el calor no da tregua, encienden los brumizadores de agua en la terraza y convierten la comida en uno de los momentos más “frescos” del día. Lugar de encuentro de todos los europeos que viven en la ciudad roja. Buena selección de ensaladas, carnes, pescados y extensa carta de vinos.

cafedelaposte

Cosmopolitas:

L’Entrepotes. Un pequeño secreto para descubrir. Una entrada discreta se abre a una terraza preciosa y con una buena oferta de ensaladas y platos de cocina internacional. Una de los puntos fuertes del local, es que está muy bien situado pero al estar detrás de la Avenida Mohamed V es difícil encontrar turistas aquí. Buen ambiente.

entrepotes

Cools:

Mooï. Este hotel urbano situado en el barrio del Hivernage, es un lugar sencillo pero para mi gusto una preciosa terraza completamente desaprovechada. En realidad son dos terrazas en una. La exterior, está casi siempre vacía porque está como desangelada. Cuando no debería ser así porque la ubicación es excelente, casi en frente del Extrablatt. En cambio, la terraza interior es muy sugerente. Cuando cae la tarde, levantan el toldo y mezclan música Chill Out. Copas muy bien servidas y Happy Hour. Una de mis favoritas para tomar algo en buena compañía.

mooi-hotel

Turísticas (no exentas de belleza):

Kosybar. Terraza en la Place des Ferblantiers ( Medina ). Hermosa vista desde la zona sur de la Medina, cerca de los nidos de cigüeñas en las murallas de la ciudad. Menú de noche sobre los 370 Dh por persona. Tienen licencia alcohólica y una buena selección de cervezas y cocktails.

kosybar1

Dejeneur a Marrakech. Una de las terrazas más esplendidas de la ciudad. No por su espacio, no por su maravillosa decoración, no por la cantidad de peldaños que debes subir…es sobre todo por una mezcla de comida buenísima, gran atención, por la soprepsa de encontrar una presentación de los platos sublime y tambien porque todo es delicado allí. En fin, ya veis que me gusta este sitio situado cerca del Palais Bahia.

un-dejeuner-a-marrakech

Kasbah Café: Ha entrado con fuerza en esta lista de terrazas. Este restaurante/Bar abierto hace un año está situado en frente de la Necrópolis de las Tumbas Saaditas. Tiene dos restaurantes en la planta acceso y en la primera. En la tercera la espléndida terraza. Cuando menos te lo esperas, encuentras un restaurante fantástico en donde comes a un nivel poco habitual en la Medina. Cocina internacional y marroquí pero con un toque español ( gazpacho incluido ). Los propietarios son españoles y han sabido dotar al local de un encanto propio. Lo mejor es una visita para corroborar lo que explico.

kasbah-cafe

Para merendar:

Ice Bianco. En la Route del Ourika. Si necesitas salir del bullicio de la ciudad, te encantará esta confortable terraza situada más allá de la discoteca Pachá. Aquí los crepes, zumos naturales, copas de helados son excepcionales. La terraza está muy bien decorada con sofás cómodos, y televisiones con video clips de música. Si no tienes coche, debes coger un taxi. En realidad creo que es el último edificio de la ciudad antes de coger la ruta del Ourika. Ambiente 100% Marrekchí de clase alta.

icebianco

Paul. Desayunar, comer, merendar…da para mucho esta coqueta terraza. Una de las mejores panaderías de Marrakech y donde preparan mejor los dulces (con permiso del 16eme y del Amoud). Además de una terraza con brumizador, encuentras también tartas y crepes muy dulces para una merienda calórica. El café es aceptable y la terraza relativamente tranquila. Una franquicia internacional que aquí te sentará a gloria.

Paul  

El mejor atardecer de la ciudad

La Terrasse des Épices. Está decorada sencillamente pero efectiva, quiere representar un espacio Chill Out….está ubicada en un segundo piso alrededor de unas antiguas galerías. En la zona central un patio que consiguen esconder con cañas y alrededor de él, todo el local. En una zona, 4 pequeños reservados para una cena íntima. Al fondo, la barra del bar y a nuestra izquierda, los salones abiertos.  Todo, con sofás sencillos y muchos cojines.  Aquí todo es rústico, nada de grandes sofisticaciones. Sofás de cemento colorado ( color rouge Marrakech ) y encima, cojines para poder estirarte o sentarte. Cuando la luz de sol deja de iluminar, te acercan los farolillos a la mesa para iluminar la carta (usan una pizarra tamaño XL que te traen hasta la mesa). De día, sombreros repartidos por las mesas, ayudan a los clientes a soportar el calor.

1-P-TerrasseEpices-C1

El atardecer, cuando se pone el sol…un momento mágico en esta terraza.

kosy bar

Terrazas, terrazas, terrazas….¡¡¡ SUMMERTIME !!!

(Este es un post actualizado del que escribí el pasado año de las terrazas de Marrakech.)

Fuego en el cielo de Marrakech

Posted on Actualizado enn

La puesta de sol debe celebrarse siempre, para mi es uno de los momentos más hermosos del día.

Si puedo, si tengo tiempo, me gusta verlo. Busco una buena atalaya, alguna de las muchas que hay en Marrakech y me planto allí esperando que el sol desaparezca del horizonte. La tonalidad de la luz que va menguando es diferente cada día, diferente dependiendo de la época del año, de si hace viento, de si hay nubes…no hay una puesta de sol igual.

 Kosybar1

Una de las terrazas desde donde se puede ver un hermoso atardecer es la del Kosybar. Está situada en la zona sur de la medina. Cerca del palacio Bahía, debes subir a la terraza y una vez ahí, subir a la otra terraza a través de una escalera de caracol. No te arrepentirás si llegas a la hora del ocaso.

Kosybar

Desde ahí, admiras las cigüeñas que se muestran impasibles al espectáculo de color. La Koutubia a lo lejos y los tejados y paredes de la Medina que van estallando de color. Ese ocre, ese rojizo tan típico de Marrakech se muestra en su máximo esplendor en ese momento. Parece que la ciudad se vaya encendiendo como un gran fuego. Va in crescendo, tonalidades rojizas en tus pupilas…piensas que en cualquier momento, una chispa lo hará estallar todo…hasta que al final, en el momento culminante, ese en el que estás casi sin respiración…se instala una calma anaranjada sobre el cielo de Marrakech.

Ha sido una falsa alarma, el fuego no está en el exterior

Huelga en Djemaa El Fna

Posted on Actualizado enn

Djemaa El Fnahuelga

Desde el lunes, 18 de marzo los hlaykiyas (narradores o cuenta-cuentos o genéricamente animadores) han decidido protestar con una huelga y han cesado su actividad en la Plaza Djemaa El Fna. Una huelga que ya se había producido en 2008, y visto lo visto no resolvió el problema.

Los animadores y artistas quieren destacar dos hechos que consideran injustos.

El primero es la gestión de los fondos ofrecidos por la UNESCO.  Los hlaykiyas denuncian que nunca han recibido nada de las asignaciones que la UNESCO hace a la plaza para la preservación de sus actividades de hlaykiyas . Por lo tanto solicitan una Comisión para investigar la distribución de estos fondos. Parece ser que solo se reparten en beneficio de algunas asociaciones y no para el beneficio de todo el tejido asociativo, dedicado a la promoción y preservación de la herencia oral de la Plaza.

Y el segundo, que su espacio se limita a sólo el 5% de la plaza contra el 95% operado por restaurantes efímeros y vendedores de todo tipo.

La huelga del 2008 se produjo porque los fondos dedicados por el Consejo Municipal deberían haber supuesto un pago de 1.500 Dh para cada animador de la plaza. Los cuenta.-cuentos dicen que no han visto nunca ese importe y que en cambio han cobrado 2.000 Dh por un año entero.

Su lucha no es fácil, dicen que son conscientes que se debe asegurar su sucesión, y que hoy están luchando por la juventud y por el futuro de la Plaza Jemaa El Fna..perderles a ellos significaría que la plaza perdería su alma, los hlaykiyas.

El ritual de cada día en la Plaza Djemaa El Fna

Posted on Actualizado enn

Dejmaa2

Cada día del año, llueva, haga sol, frío…las paradas de comida de la plaza Djemaa el Fna se montan y se desmontan. El proceso es el mismo, hacía las cinco de la tarde los carros  van llegando a la plaza. Están guardados en los alrededores y van llegando uno detrás del otro…como si fuese una procesión. A mi me encanta verlos llegar y ver el trabajo incesante de los montadores. Parece una carrera contrarreloj por abrir lo antes posible. Aunque en realidad no hay prisa, no hay una hora de apertura. Poco a poco, el sol irá cayendo y los clientes llegando a la Plaza. Turistas y autóctonos. Y mientras paseas por entre los puestos, vas escuchando eso de…¿española? más barato que en Andorra, ¿gambas? Más buenas que las de Palamós…se las saben todas. Te identifican con solo una mirada. Saben de dónde vienes por como vistes y por tu tipo de piel o por tus andares. Son expertos en detectar nacionalidades. Años y años en la calle consiguen milagros. Yo a veces juego a eso, a identificar nacionalidades en los turistas que pasean por Marrakech. A veces es fácil, otras más complejo. Un día hablando con un veterano vendedor de babuchas me dijo que para ellos lo más complicado es diferenciar a italianos y españoles…que los otros eran fáciles. En fin, yo tengo bastante éxito en este “juego”.  Te sientas en una terraza de la plaza y a mirar…el tiempo pasa y ni te das cuenta.

Las noches en la plaza Djemaa El Fna son intensas. (ya no hace falta llamarla por su nombre, Djemaa el Fna…esta plaza es LA PLAZA, sin ningún nombre añadido…¿es que hay alguna plaza más famosa que esta en Marrakech, en Marruecos, en África?) Experiencias intensas en la plaza con las serpientes, los monos, las tatuadoras de henna, los dentistas y sobre todo los círculos de los cuenta-cuentos…pero cenar en las paradas es una experiencia ineludible. En algunas guías recomiendan un número concreto de parada. Dicen que ahí es donde se come mejor. El 58 es magnífico, el 64 extraordinario me comentan los turistas, lo he leído en la Guía x o y…yo no recomiendo nadie en particular. Yo las escasas veces que ceno en la plaza suelo usar el típico sistema español de “tapear”. En una parada como sardinas rebozadas, en otra una brocheta, en otra los calamares…y así ceno. Primero miro bien que sean paradas en donde los clientes no sean solo marroquíes ni solo turistas. Tiene que ser un puesto en donde haya una buena mezcla. Y después voy picando. La parada de sardinas es obligada, son deliciosas…sin miramientos. Come con las manos. Escojo la parada basándome en mi intuición de ese día. Excepto la de la sardina…esa es fija. La plaza es tan viva, que lo que viste el día anterior no es necesariamente actual al día siguiente.

Las paradas de caracoles de la izquierda me miran con insistencia, pero me resisto. No me gustan los caracoles. Las paradas del comienzo en donde sirven ese té especiado y perfumado son el punto final a la cena. Este intenso y caliente es adecuado para finalizar la noche, sobre todo en las frías noches de invierno.

Van llegando los carros a la plaza, son las 4 de la tarde

Al final, me he ido de la línea inicial. La llegada de las paradas en procesión para montar.

Dejmaa3

Dejmaa1

Cada día, 365 días al año llegan a la cinco de la tarde y después de la media noche, se desmontan de nuevo para ir a dormir. Es el principio y el final del espectáculo que nunca falta en Marrakech, el espectáculo de la plaza, del comedor OPEN AIR más grande que haya visto nunca.

Dejmaa6

La Medina de Marrakech sin motos

Posted on

Gran iniciativa del Ayuntamiento de Marrakech. Desde hace escasamente dos meses iniciaron una campaña para erradicar el uso de las motos ( y las bicis ) por los zocos de la Medina, sobre todo en los más transitados por peatones. Barreras y señales cada 20 metros avisan a los usuarios de motos y bicicletas que está prohibido circular por las callejuelas.

Parecía un milagro que consiguiesen concienciar a los motoristas que evitasen pasar por el medio de las cantidades de turistas y autóctonos que caminan por las estrechas callejuelas de la Medina. Los motoristas se creían que eran los dueños absolutos de los zocos, y no solo iban a velocidades elevadas teniendo en cuenta en donde se encontraban sino que iban haciendo sonar el claxon a más de 50 metros de tu espalda haciéndote ver que te apartases que ellos llegaban, tal era su “prepotencia” en los zocos. Nadie dudaba de su supremacía enfrente de los peatones, aunque todo el mundo era consciente que el estrés que creaban y los múltiples golpes, rascadas y empujones recibidos debía finalizar. Al final, parece que se ha conseguido, que las motos ya no circulan por los derbs y que solo los peatones caminan por los zocos de la Medina.

¿Será verdad? Deseo que sea así para convertir la Medina de Marrakech en un lugar para caminar y para disfrutar sin estar pendientes de que te atropellen a cada paso.