Restaurantes

Sidi Kaouki y una historia de amor

Posted on

Mis amigos, muchos de ellos locos como yo por Marruecos. Una amiga en concreto, enamorada de Marruecos. Pasó unos días en Sidi Kaouki y se quedó prendada del lugar. Me hablaba con tanta pasión, que le pedí que lo compartiera con todos nosotros. Este es su relato..

Gràcies Rosa, espero contar con más textos tuyos por aquí.

al vent sunset
Mi historia de amor con Marruecos empezó hace 10 años, en abril de 2004, vacaciones de Semana Santa, 10 días, circuito clásico en 4×4, Marrakech, Essaouira, Ouarzazate, Todra, Draa, Valle de las Rosas, Dades, desierto de Merzouga y Fez.

Fue un amor a primera vista, un coup de foudre, la plaza Jemaa F’na de noche, cruzar el Atlas con su paisaje cambiante, la preciosa Kasbah Ait Ben Haddou, el desierto, con esas dunas doradas, el silencio, las estrellas…..en fin, un reencuentro con la naturaleza en estado puro.
Marruecos es un país precioso, sus paisajes, sabores, colores y olores…… pero sin duda, lo mejor es su gente, amable, generosa y hospitalaria, especialmente los amazigh (berebers).

al vent platja + tumbona

Después de tantos años, y muchos viajes por todo el país, desde Tánger a Merzouga, hoy quiero compartir mi último viaje este mes de julio a Sidi Kaouki, una pequeña aldea bereber en la costa, situada a 20km al sur de Essaouira y a 180km de Marrakech.
Quería hacer una escapada de relax en la playa para desconectar, mi primera opción fue Essaouira, pero en Ramadán se pone imposible, lleno de turistas y marroquíes que van buscando el fresco de la costa Atlántica, al final la búsqueda de alojamiento me llevó a Sidi Kaouki y como suele suceder en estos casos, la improvisación dio buen resultado.

al vent platja + camells

Contacté con Víctor, valenciano instalado en Sidi Kaouki desde hace más de 4 años, propietario de un albergue “Casa Al Vent” y del Café Restaurante Al Vent , me ofreció una tranquila casa de alquiler con vecinos locales y pensé, por qué no?.
Llegamos a Sidi Kaouki desde Essaouira en taxi compartido (15Dhr – 1,5€ x persona).

La casa comparte el acceso al patio con las gallinas, burros y cabras de la familia vecina, está cerca de la playa (2 min. andando), tiene 3 habitaciones, baño y cocina, es una casa típica marroquí, con una terraza con vistas al mar.

al vent pati casa

Los vecinos, haciendo gala de la hospitalidad marroquí, nos dieron harira (sopa) para el iftar (primera cena del ramadán cuando se pone el sol) y huevos de sus gallinas.

Después de la cena íbamos a tomar un té en el Café de Víctor, que nos acogió y facilitó la estancia en Sidi Kaouki como si fuéramos de su familia, y con el que compartimos buenos momentos de opiniones, debates y política. Gracias Víctor.

Una noche cenamos en el Café Restaurante Al Vent, Víctor nos preparó una paella riquísima con centolla, erizos de mar y percebes, todo producto local pescado al día por Omar.

casa al vent façana camells

Sidi Kaouki es una pequeña aldea surfera, con un aire hippy de los 70, sin discotecas, ni grandes hoteles, ni bancos, ni farmacia, sólo tranquilidad, gente amable, playa inmensa, buenas olas para el surf y pescado fresco, si buscáis el paraíso, lo encontraréis en Sidi Kaouki.

Marhaba!

 

Os recomiendo un restaurante de Marrakech

Posted on

Le-Studio-Marrakech

Hacía días que no os recomendaba un restaurante de Marrakech. La verdad es que no es un restaurante nuevo, ninguna novedad de última hora. Pero yo no lo conocía. Mis amigos José y Verónica me llevaron a conocerlo, una cena antes de irnos de fiesta.

Está situado en el mismo centro de Marrakech (en Guéliz) y había pasado por delante miles de veces sin percatarme de él. Muchos de vosotros, seguro que también lo habéis hecho cuando habréis ido a comer pescado a los restaurantes de la zona. Esta zona es muy conocida por sus restaurantes de pescado fresco y frituras.

El restaurante Le Studio puede perfectamente convertirse en mi favorito de Marrakech. ¿Por qué? Porque no tiene grandes pretensiones, decorado en rojo, blanco y negro. Con fotos del Hollywood dorado y una superficie no demasiado grande. Lo suficiente para encontrarte a gusto. De esos locales que invitan a sobremesas largas, aunque aquí no es habitual.

restaurant-le-studio
La cocina es francesa, destacando el foie y mi-cuit, junto a los caracoles, algún tartar, ostras y la carne. Deliciosos entrecotes, filetes y Tournedós rossinisvinos franceses y marroquíes y deliciosos postres. Casi todo expuesto en las pizarras, platos que pueden ir variando dependiendo de la temporada.

Una pequeña barra permite un aperitivo antes de sentarte. Los precios van desde los 150 Dh a 350 Dh por persona, vino aparte. La relación calidad precio es excelente sobre todo porque las raciones son muy generosas. Sinceramente, una de las mejores direcciones de Marrakech.

Picture1

No hay apenas turistas, es una de esas direcciones de expatriados franceses que se reúnen aquí habitualmente. Los dueños son dos franceses muy simpáticos, Didier Beckaert y Steeve Verbeek. Hablan inglés y Didier un poco de italiano y nociones básicas de español, porque adora España en general y Barcelona en particular. Eso nos hizo muy “amigos”.

6a00d8345204a169e20153908447d1970b-800wi

Es imprescindible reservar, porque está siempre lleno.

Restaurant Le Studio
Gueliz- 87, avenue Moulay Rachid,
Restaurant reservas +212 (0) 524 433 700

Terrazas de Marrakech

Posted on Actualizado enn

 kasbah-cafe1

Íntimas o populares, chics o sencillas y austeras, míticas y históricas, divertidas o serias….terrazas de Marrakech, siempre frescas, siempre inolvidables…he hecho una selección MUY PERSONAL de las mejores terrazas de la ciudad. Cada una de ellas tiene su momento, un instante que las hace diferentes…hasta en esto Marrakech es única.

1-P-TerrasseEpices2

Para desayunar

Extrablatt. En el barrio residencial de Hivernage. Packs de desayuno muy apetecibles…enorme zumo de naranja, mermelada, pan con mantequilla, croissant, fruta…Una terraza amplia con mesas muy grandes. Servicio amable, packs a partir de 30 Dh.

cafe-extrablatt-in-marrakech

16Cafè. En pleno verano solo la recomiendo en la hora del desayuno. Está ubicada a pleno sol y los parasoles no bastan para frenar el calor….en las mesas cercanas a la pared hay brumizadores…pero no bastan. De todas formas, la mejor pastelería de la ciudad merece una visita para un desayuno temprano. No perderse los milhojas de crema y el “eclair” de chocolate. Buen café.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Dino. En la misma Avenida Mohamed V. También ofrecen paquetes de desayuno francamente bien de precio. Su fuerte son los helados y los crepes. La terraza es muy grande y con brumizador de agua. El café extraordinario. Dino ya existe en España y no deja de ser un gusto conocido que se aprecia desde aquí.

Dino

Para tomar algo a cualquier hora

Le Lawrence Bar. Es el emblemático bar del Sofitel, elegante y cerca del hermoso jardín. Unos 240 Dh por una copa de champagne y 130 Dh por Wine Flight (un pequeño pasaporte degustación alrededor del vino).

Míticas

Cafè de France. Situado en la Place Djemaa el Fna, uno de los locales más míticos de la ciudad. Su terraza ha visto pasar la historia de Marrakech en los últimos 50 años, nada sofisticada y muy cosmopolita. Juan Goytisolo toma su te a la menta cada día a las cinco en ella.

Cafedefrance

Les Negociants. Situado en la esquina de la Mohamed V con….esta terraza está ubicada en la zona de más transito del Barrio de Gueliz. Todo el mundo que se mueve en el barrio pasa por delante de ella, si quieres que nadie te vea…no vengas aquí. Vendedores de relojes, de gafas, limpiadores de botas, de frutos secos…no hay paz en ella. (Lleva más de un año de reformas, dicen que lo abrirán este verano).

negociants

Para comer/cenar

Informales;

Cafè des Èpices. Con su decoración austera pero practica, sus mesas sencillas de madera, sus taburetes, su escalera imposible para patosos, su único baño para todos, su carta limitada y básica, pero a la vez completa….y sobre todo, al hecho que encontrar un local en la Medina donde comer un plato no demasiado caro y con cierto gusto europeo.

Cafedesepices

Chics:

Le Gran Cafè de la Poste. Terraza muy chic y cómoda en el Barrio de Guéliz en uno de los locales más elegantes de la ciudad. Si el calor no da tregua, encienden los brumizadores de agua en la terraza y convierten la comida en uno de los momentos más “frescos” del día. Lugar de encuentro de todos los europeos que viven en la ciudad roja. Buena selección de ensaladas, carnes, pescados y extensa carta de vinos.

cafedelaposte

Cosmopolitas:

L’Entrepotes. Un pequeño secreto para descubrir. Una entrada discreta se abre a una terraza preciosa y con una buena oferta de ensaladas y platos de cocina internacional. Una de los puntos fuertes del local, es que está muy bien situado pero al estar detrás de la Avenida Mohamed V es difícil encontrar turistas aquí. Buen ambiente.

entrepotes

Cools:

Mooï. Este hotel urbano situado en el barrio del Hivernage, es un lugar sencillo pero para mi gusto una preciosa terraza completamente desaprovechada. En realidad son dos terrazas en una. La exterior, está casi siempre vacía porque está como desangelada. Cuando no debería ser así porque la ubicación es excelente, casi en frente del Extrablatt. En cambio, la terraza interior es muy sugerente. Cuando cae la tarde, levantan el toldo y mezclan música Chill Out. Copas muy bien servidas y Happy Hour. Una de mis favoritas para tomar algo en buena compañía.

mooi-hotel

Turísticas (no exentas de belleza):

Kosybar. Terraza en la Place des Ferblantiers ( Medina ). Hermosa vista desde la zona sur de la Medina, cerca de los nidos de cigüeñas en las murallas de la ciudad. Menú de noche sobre los 370 Dh por persona. Tienen licencia alcohólica y una buena selección de cervezas y cocktails.

kosybar1

Dejeneur a Marrakech. Una de las terrazas más esplendidas de la ciudad. No por su espacio, no por su maravillosa decoración, no por la cantidad de peldaños que debes subir…es sobre todo por una mezcla de comida buenísima, gran atención, por la soprepsa de encontrar una presentación de los platos sublime y tambien porque todo es delicado allí. En fin, ya veis que me gusta este sitio situado cerca del Palais Bahia.

un-dejeuner-a-marrakech

Kasbah Café: Ha entrado con fuerza en esta lista de terrazas. Este restaurante/Bar abierto hace un año está situado en frente de la Necrópolis de las Tumbas Saaditas. Tiene dos restaurantes en la planta acceso y en la primera. En la tercera la espléndida terraza. Cuando menos te lo esperas, encuentras un restaurante fantástico en donde comes a un nivel poco habitual en la Medina. Cocina internacional y marroquí pero con un toque español ( gazpacho incluido ). Los propietarios son españoles y han sabido dotar al local de un encanto propio. Lo mejor es una visita para corroborar lo que explico.

kasbah-cafe

Para merendar:

Ice Bianco. En la Route del Ourika. Si necesitas salir del bullicio de la ciudad, te encantará esta confortable terraza situada más allá de la discoteca Pachá. Aquí los crepes, zumos naturales, copas de helados son excepcionales. La terraza está muy bien decorada con sofás cómodos, y televisiones con video clips de música. Si no tienes coche, debes coger un taxi. En realidad creo que es el último edificio de la ciudad antes de coger la ruta del Ourika. Ambiente 100% Marrekchí de clase alta.

icebianco

Paul. Desayunar, comer, merendar…da para mucho esta coqueta terraza. Una de las mejores panaderías de Marrakech y donde preparan mejor los dulces (con permiso del 16eme y del Amoud). Además de una terraza con brumizador, encuentras también tartas y crepes muy dulces para una merienda calórica. El café es aceptable y la terraza relativamente tranquila. Una franquicia internacional que aquí te sentará a gloria.

Paul  

El mejor atardecer de la ciudad

La Terrasse des Épices. Está decorada sencillamente pero efectiva, quiere representar un espacio Chill Out….está ubicada en un segundo piso alrededor de unas antiguas galerías. En la zona central un patio que consiguen esconder con cañas y alrededor de él, todo el local. En una zona, 4 pequeños reservados para una cena íntima. Al fondo, la barra del bar y a nuestra izquierda, los salones abiertos.  Todo, con sofás sencillos y muchos cojines.  Aquí todo es rústico, nada de grandes sofisticaciones. Sofás de cemento colorado ( color rouge Marrakech ) y encima, cojines para poder estirarte o sentarte. Cuando la luz de sol deja de iluminar, te acercan los farolillos a la mesa para iluminar la carta (usan una pizarra tamaño XL que te traen hasta la mesa). De día, sombreros repartidos por las mesas, ayudan a los clientes a soportar el calor.

1-P-TerrasseEpices-C1

El atardecer, cuando se pone el sol…un momento mágico en esta terraza.

kosy bar

Terrazas, terrazas, terrazas….¡¡¡ SUMMERTIME !!!

(Este es un post actualizado del que escribí el pasado año de las terrazas de Marrakech.)

Los Sky Bar de Marrakech

Posted on Actualizado enn

sky-bar rak

Sky Bar.  Cielo Bar.

Esa es la traducción literal. Un Sky Bar es un Bar que toca el cielo, un Bar que está en lo más alto, un Bar que tiene vistas, un Bar desde donde hay perspectiva.

Estos Bares siempre han estado muy buscados, se han puesto de moda en todas partes y lógicamente Marrakech no iba a estar fuera de esto. Si por algo se caracteriza Marrakech es por ir siempre en tendencia. Y yo, que también voy un poco al ritmo de la ciudad, los conozco para poder explicarlos en este Blog. Bueno, para explicarlos y porque francamente me gustan mucho. Una terraza está bien, incluso muy bien. Pero es que un Sky Bar es una terraza de altura, con vistas. Así que en verano es lo mejor que puedes encontrar. Marrakech no tiene edificios muy altos (que se agradece) por tanto la selección de Sky Bars es limitada porque no hay muchas opciones.

Os hago mi selección, que no significa que sean todos los Sky Bar de Marrakech.  Lógicamente, los hoteles son los Sky Bar más abundantes, como suele pasar en todo el Mundo. Los hoteles han sabido como nadie rentabilizar sus azoteas, abriéndolas no solo a los huéspedes sino a todos los demás.

BAB HOTEL

Este es uno de los hoteles más “de moda” de la ciudad. Cuando abrió sus puertas, todo aquel que quería ser visto pasaba por aquí para cenar o tomar una copa. No eras nadie, si no pisabas el Bab Hotel. Su restaurante en la planta calle, con su Lounge Bar cerca de la piscina o al lado de la chimenea era el lugar de encuentro de todos/as. Y aunque sigue siendo un lugar especial por su decoración blanca, casi etérea…ya no es lo que era. Ha habido un cambio de dirección y supongo que es para volver  a posicionar este precioso Hotel Urbano en el puesto que por ubicación y decoración merece.

terrasse-skybab

También posee un Sky Bar, a mi no es de los que más me guste. Está en medio de Guéliz y no tiene las vistas de La Renaissance, ya que se encuentra entre edificios de altura parecida que tapan un poco la perspectiva. Aún así, por su música Chill Out y la calidad de las copas merece una visita.

BabHotelbajo

LE CESAR

Cesar3

La alfombra roja, las focos encendidosSHHHTTTT…¡¡ se RUEDA !! Todo parece un plató de una película en este Hotel. El César es un Hotel contemporáneo cuyas líneas purificadas llevan la firma del decorador Raymond Morel. El Hotel es pequeño y francamente original tiene una piscina muy íntima. Pero ahora lo que nos importa es su Sky Bar. SKY BAR CESAR. Sin más. Está situado fuera de Medina, al lado del Carrefour. Donde comienza la Route de Ourika. Tal vez por eso, es el Sky Bar que tenga más panorama. A tu izquierda, las murallas del Agdal, detrás…la Medina y la Koutubia. Y mirando hacia delante…el imponente Atlas. Este SKY BAR tiene piscina que puedes usar aunque solo vengas a tomar algo. Llamar piscina a algunos de los espacios con agua de las terrazas de Marrakech igual es un poco optimista pero como mínimo tienes para un chapuzón refrescante.

skybar-hotel-cesar-2

Este sitio es muy poco conocido aún, ya que se encuentra lejos del circuito turístico habitual. Lejos de Guéliz y lejos de Medina. Así que si queréis una cierta privacidad es el lugar ideal. Yo vengo mucho porque casi no hay nadie y aún no he encontrado un atardecer igual a otro desde aquí. Si miras al a izquierda, ves la puesta de sol sobre el Jardín del Agdal, al fondo…sobres las montañas nevadas del Atlas y a tu espalda, sobre la preciosa Medina.

Cesar2

LA RENAISSANCE

¿Quién no conoce este hotel de Guéliz?  Construido en 1952 ha sido una  figura clave de Marrakech, La Renaissance fue el primer hotel del barrio moderno de Guéliz.
Han sido necesarios 3 años de restauración total a fin de permitir a La Renaissance reabrir sus puertas en mayo del 2010. La decoración es contemporánea revisitada con sutiles toques orientales. Se ha prestado una especial atención a la atmósfera, marcada por la ostentación y la proliferación de fuentes de luz.

La Renaissance1

Su Sky Bar es el más alto de la ciudad, situado en la 7ª planta del hotel, ofrece unas vistas impresionantes de la ciudad ocre y las cumbres nevadas del Atlas.
BAR LOUNGE LE MIRADOR (Abierto de 11:00 a 01:00) Tapas, copas…comer, cenar, o degustar algo mientras tienes una panorámica de la ciudad nueva a tu alrededor y una vista cenital de la Koutubia a lo lejos.

La Renaissance2

Este Sky Bar está frecuentado por turistas y no pocos expatriados y marrakechíes por la solera del lugar y porque siendo la más alta de Marrakech tiene fama.

La Renaissance

DELANO

La vista desde su terraza es sencillamente ESPECTACULAR. Tienes el minarete de la Koutubia a tocar de la mano, a la derecha La Mamounia. El ambiente es muy chic, caras guapas, decoración ultramoderna y copas carísimas. Ese es el precio de subir al atalaya del Hotel Delano con su Café Bar.

Delano1

Este restaurante y salón en la azotea está abierto tanto a huéspedes del hotel como a los residentes de Marrakech. El espacio invita a relajarse del día a la noche y cuenta con lujosas camas de día, una piscina redonda y vistas espectaculares a la Ciudad Roja, la Medina, los jardines de Agdal, las murallas imperiales y las montañas del Atlas. El  Restaurante Namazake oriental que presenta una oferta de Sake Japonés y Sashimi .En Namazake han creado un menú de inspiración japonesa de exquisitas delicias, desde los tradicionales sushi y sashimi de barbacoa japonesa a Tempuras ingeniosas. Siguiendo el modelo del célebre Namazake en Marbella, el restaurante tiene la firma de los colores negro, blanco y rojo burdeos, maderas oscuras y acabados lujosos de piedra, a la vez que incorpora un poco de Asia incluyendo figuras Buda.

Delano

En definitiva, más chic imposible.

LEVEL FIVE

La más nueva de las terrazas. Abierta este verano. Personalmente en la que me encuentro más a gusto. Está situada en la Marrakech Plaza y con una altura de 5+1 plantas no tienes nada alrededor que te quite vista (además al estar en una de las plazas más grandes de la ciudad, la sensación de espacio es mucho mayor). Accedes desde la misma calle con un ascensor de cristal que ya invita a una estancia diferente. Primero porque no es un Hotel, es un Bar/Restaurante/Lounge. La planta de acceso es un restaurante con unas increíbles vistas que aprecias desde unas cristaleras enormes. En el restaurante se come francamente bien y es idea para cenas especiales porque es sumamente romántico. Romántico no exento de ambiente y buena música. Excelentes Dj’s pinchan algunos días y música en directo de algunas bandas amenizan muchas noches de la semana.

Levelfive2

Pero subamos a su terraza…MARAVILLOSA. Unas vistas de 360 grados de la ciudad. Desde aquí observas todo Guéliz y los Jardines del Harti. Más allá todo el Hivernage y también el minarete de la Koutubia. Una vista que quita la respiración. Además tienes un Menú de mediodía a 130 Dh que tiene una de las relaciones calidad-precio más sorprendentes  del centro de Marrakech.

BrunchLevelFive

El domingo un Brunch-Buffette que es una auténtica delicia. Las cenas a base de sushi (que como habéis visto se ha puesto de moda en la ciudad)  y cocina internacional. La cocina/barbacoa a la vista en la misma terraza.

Levelfive

Un verdadero restaurante español en Marrakech

Posted on Actualizado enn

Tierra y mar

Hace días que quería escribir este post. Por fin ha abierto un restaurante español en Marrakech. Un verdadero restaurante español. No esos que mezclan los burritos, con el guacamole, con la paella, con los frijoles…un restaurante español 100%.

Se llama Tierra y Mar. Está muy cerca del cine Le Colisée. Es decir en el corazón de Guéliz.

Tierra y mar3

Son una familia de Castellón, el padre en la cocina, la madre al tanto de las mesas y el hijo al frente de la barra. Por eso, el restaurante destila una esencia familiar y agradable. No es nada pretencioso, quieren ofrecer una cocina española tradicional. Nada de decoraciones exageradas de toros y flamenco, aquí se viene a comer y no a entrar en un parque de atracciones folclorista. Dos salas, una más grande y la otra un poco más íntima. Manteles de tela y copas y cubiertos adecuados. Parece una cosa tonta, pero en Marrakech aún te pueden servir una cerveza en vaso de tubo. Lo sé, no es que sea grave pero me llama la atención.

Charo (la madre y alma del restaurante) cuida los detalles, para que si cierras los ojos pienses que estás en cualquier ciudad de España.

Tierra y mar4

Al mediodía, un menú excelente. Casi siempre hay opción de paella. Primero, segundo y postre con vaso de sangría por 130 Dh (unos 11 Euros). Seguramente te invitaran a una copita al final si te identificas como español. Ellos tienen ganas de socializar, son nuevos en Marrakech y además extremadamente simpáticos.

Si comes a la carta, tienes de todo. Para picar, tortilla de patatas, pulpo a feira, calamares, bravas, mejillones, gambas…de segundo, carne o pescado (muy fresco, les llega de Agadir). Y de postre, entre otros…crema catalana…mi favorita. Cerveza San Miguel y vinos españoles y marroquíes (como no podía ser de otra forma). Precios muy asequibles para el nivel de la cocina.

Cierra los lunes. Poco a poco, los españoles residentes en Marrakech lo van conociendo. Y me alegro. Ir a comer a Tierra y Mar es un poco como estar en el comedor de tu casa. Una extensión de tu ciudad. ¿Qué otra cosa te transporta más a tus raíces que la gastronomía? El gusto de las salsas, la tortilla de patatas, el all i oli con una tostada de pan, el jamón, la paella valencianasucarrada”…vuela tu mente a casa con solo cerrar los ojos.

Tierra y mar2

Gracias a Edu, Charo y Joaquín por traer un poco de todo eso a Marrakech. Os deseo toda la suerte del mundo.

TIERRA Y MAR

99, Rue Mohamed El Beqal.

Marrakech

Tfno.: 00212 (0) 524446671

(cierran los lunes)

Cenar en un palacio de ensueño

Posted on Actualizado enn

Palais Namaskar

A veces no programas grandes veladas. No esperas nada especial de una noche. Quedas con unos amigos a cenar. Piensas que irás a algún sitio que ya conoces, que cenaras bien que reirás, que compartirás una agradable sobremesa y luego te tomarás unas copas. Una buena noche con personas que te hacen sentir bien.

Y así programamos la noche con unos amigos. Una cena y luego unas copas. Pero como ya sabéis, en esta ciudad…y si dejas que las cosas fluyan…nunca sabes como se transforma una noche que debería ser “normal”. Uno de los amigos nos quiso sorprender a los demás. Sabía por alguien que había un lugar, un sitio a las afueras de Marrakech que se cenaba muy bien, un lugar precioso que DEBÍAMOS conocer.

Namaskarpool2

Así que a las nueve pasaron a buscarme por casa y emprendimos marcha. Una noche desapacible, frío extraño de primavera. Carretera de Fez, después de lo que fue el Metro…siguiendo la ruta, pasando el control estable de la policía…esa rotonda a la izquierda. Y aún más allá, a la derecha en medio de la nada el Taj Hotel. Impresionante desde la distancia, no puedo imaginar como será desde cerca. Aún más allá, ¿ más lejos aún ?. Los nervios a flor de piel. Donde estamos, hemos ido demasiado lejos a cenar en un día de cada día. ¿No había sitios más cercanos? Las críticas arreciaron hacía el que había tenido la idea. Pero duraron poco…lo justo hasta llegar a la puerta del Palais NAMASKAR.

Namaskarentree

La belleza del Namaskar no tiene parangón, es lujo en estado puro. Es mezcla de jardines frondosos, agua, fuego, decoración exquisita, rincones mágicos…espacios enormes. La India, Marruecos…oriente en Marrakech. Te transportas literalmente. Unos de los lugares más increíbles que he visitado nunca.

Namaskar4

 Namaskarpool

Os dejo con las fotos para que sea vuestra imaginación quien viaje hacía allí.

 palais-namaskar-2NamaskargardenNamaskargarden2Namaskar5

(Si no queréis cenar, la posibilidad de tomar un copa en su Lounge Bar…puede ser una buena idea para conocer este lugar).

Hotel Palais Namaskar

Luxury Hotel/Spa, 5 Estrellas

Web: http://www.palaisnamaskar.com/eng/welcome/

Hotel del año en el mundo escogido por la revista Harper’s Bazaar 2013.

N.1 de los Hoteles de Marruecos en TripAdvisor Travellers Choice 2013 awards.

Escogido como uno de los 101 Mejores Hoteles del Mundo en 2013 por Tatler magazine.

Fuego en el cielo de Marrakech

Posted on Actualizado enn

La puesta de sol debe celebrarse siempre, para mi es uno de los momentos más hermosos del día.

Si puedo, si tengo tiempo, me gusta verlo. Busco una buena atalaya, alguna de las muchas que hay en Marrakech y me planto allí esperando que el sol desaparezca del horizonte. La tonalidad de la luz que va menguando es diferente cada día, diferente dependiendo de la época del año, de si hace viento, de si hay nubes…no hay una puesta de sol igual.

 Kosybar1

Una de las terrazas desde donde se puede ver un hermoso atardecer es la del Kosybar. Está situada en la zona sur de la medina. Cerca del palacio Bahía, debes subir a la terraza y una vez ahí, subir a la otra terraza a través de una escalera de caracol. No te arrepentirás si llegas a la hora del ocaso.

Kosybar

Desde ahí, admiras las cigüeñas que se muestran impasibles al espectáculo de color. La Koutubia a lo lejos y los tejados y paredes de la Medina que van estallando de color. Ese ocre, ese rojizo tan típico de Marrakech se muestra en su máximo esplendor en ese momento. Parece que la ciudad se vaya encendiendo como un gran fuego. Va in crescendo, tonalidades rojizas en tus pupilas…piensas que en cualquier momento, una chispa lo hará estallar todo…hasta que al final, en el momento culminante, ese en el que estás casi sin respiración…se instala una calma anaranjada sobre el cielo de Marrakech.

Ha sido una falsa alarma, el fuego no está en el exterior