Sitios a visitar

El primer Hotel submarino de Marruecos

Posted on Actualizado enn

atlantishome

«Atlantide Hotelia» es el nombre elegido para el primer hotel submarino marroquí, un hotel que se construye a 200 metros de profundidad en el Mar Mediterráneo y a 30 km de la estación Balnearia de Martil (cerca de Tetuán). El hotel submarino no tendrá nada que envidiar a algunos hoteles submarinos del mundo. Los trabajos comenzaron hace varios meses y dicen que empezará a funcionar en 2017 con una capacidad para 200 habitaciones y suites.

Esta es una nueva marca del grupo Atlas Viajes, Hotelia.ma que conduce este proyecto atípico en su género con la participación de inversores privados chinos. Este Hotel tiene la ambición de contribuir considerablemente al plan “Visión 2020” que tiene por objeto izar la bandera de Marruecos entre los primeros 20 destinos turísticos mundiales e imponerse como destino de referencia en materia de desarrollo sostenible en el Mediterráneo.

 atlantis2

Con el 40% del espacio total del Hotel cubierto por un vidrio de 15 cm de espesor ultra resistente a la presión externa, la Atlantide Hotelia ofrecerá un espectáculo increíble de la fauna y la flora marina.

atlantis3

Tres tubos gigantes conectaran el complejo a la superficie del océano, además dispondrá de una playa artificial para aquellos que prefieren bañarse y broncearse al sol, así como un puerto de recreo para alojar unos cincuenta yates. Y no podía faltar, también han pensado en una pista para el despegue y aterrizaje de Hidroaviones. Claro, que haríamos sin ella.

atlantis1

Dicen que ya están abiertas las Reservas, yo si acaso me espero a ver si los cristales son suficientemente espesos y las juntas herméticas. Porque tengo mis dudas sobre cómo va a funcionar eso, llamadme cobarde…lo acepto. Aunque mejor, realista y conocedora de la construcción en este país.

atlantis4

Cenar en un palacio de ensueño

Posted on Actualizado enn

Palais Namaskar

A veces no programas grandes veladas. No esperas nada especial de una noche. Quedas con unos amigos a cenar. Piensas que irás a algún sitio que ya conoces, que cenaras bien que reirás, que compartirás una agradable sobremesa y luego te tomarás unas copas. Una buena noche con personas que te hacen sentir bien.

Y así programamos la noche con unos amigos. Una cena y luego unas copas. Pero como ya sabéis, en esta ciudad…y si dejas que las cosas fluyan…nunca sabes como se transforma una noche que debería ser “normal”. Uno de los amigos nos quiso sorprender a los demás. Sabía por alguien que había un lugar, un sitio a las afueras de Marrakech que se cenaba muy bien, un lugar precioso que DEBÍAMOS conocer.

Namaskarpool2

Así que a las nueve pasaron a buscarme por casa y emprendimos marcha. Una noche desapacible, frío extraño de primavera. Carretera de Fez, después de lo que fue el Metro…siguiendo la ruta, pasando el control estable de la policía…esa rotonda a la izquierda. Y aún más allá, a la derecha en medio de la nada el Taj Hotel. Impresionante desde la distancia, no puedo imaginar como será desde cerca. Aún más allá, ¿ más lejos aún ?. Los nervios a flor de piel. Donde estamos, hemos ido demasiado lejos a cenar en un día de cada día. ¿No había sitios más cercanos? Las críticas arreciaron hacía el que había tenido la idea. Pero duraron poco…lo justo hasta llegar a la puerta del Palais NAMASKAR.

Namaskarentree

La belleza del Namaskar no tiene parangón, es lujo en estado puro. Es mezcla de jardines frondosos, agua, fuego, decoración exquisita, rincones mágicos…espacios enormes. La India, Marruecos…oriente en Marrakech. Te transportas literalmente. Unos de los lugares más increíbles que he visitado nunca.

Namaskar4

 Namaskarpool

Os dejo con las fotos para que sea vuestra imaginación quien viaje hacía allí.

 palais-namaskar-2NamaskargardenNamaskargarden2Namaskar5

(Si no queréis cenar, la posibilidad de tomar un copa en su Lounge Bar…puede ser una buena idea para conocer este lugar).

Hotel Palais Namaskar

Luxury Hotel/Spa, 5 Estrellas

Web: http://www.palaisnamaskar.com/eng/welcome/

Hotel del año en el mundo escogido por la revista Harper’s Bazaar 2013.

N.1 de los Hoteles de Marruecos en TripAdvisor Travellers Choice 2013 awards.

Escogido como uno de los 101 Mejores Hoteles del Mundo en 2013 por Tatler magazine.

Mezquita Hassan II en Casablanca

Posted on Actualizado enn

La Mezquita de Hassan II es la única visitable de todo Marruecos (si exceptuamos la de TIN MEL cerca de Marrakech, pero está en obras de rehabilitación).

MosquéeHassan2

Sin duda, recomiendo esta visita, no solo por la oportunidad de conocer una Mezquita por dentro sino porque es excelsa en todo. Desde el exterior la vista es imponente, parece una isla en medio del mar. Una isla frente a Casablanca, una isla que se mece al ritmo de las olas.

Algunos datos de la Mezquita:

  • Tiene el minarte religioso más alto del mundo con una altura de 200 metros.
  • Participaron en su construcción 2.500 obreros y 10.000 artesanos.
  • La construcción duró 6 años desde 1987 hasta 1993.
  • La sala de abluciones está constituida por 41 fuentes de mármol.
  • La sala de oraciones tiene una superficie de 20.000 m2 y una capacidad para 25.000 personas.

Mosquéeminarete

Las visitas son pocas, así que no te puedes dormir. Una vez llegas, debes acceder al subsuelo para comprar el ticket de acceso. Con el ticket te facilitan una bolsa de plástico, ya que debes descalzarte para la visita a la sala de oraciones.

Los turistas solo visitan la sala de oraciones, la sala de abluciones y los dos hammams. Suficiente para hacerse una idea de los espacios y de la magnificencia de la mezquita.

La mezquita la edificó el padre del actual rey, Hassan II y cuentan los Guías que se inspiró en el versículo del Corán; El trono de Dios se encuentra sobre el agua. Por eso, la mezquita se asienta en parte en el mar. En verano, el techo de la sala de oraciones se abre y se puede admirar el cielo. De esta forma, los tres elementos se reúnen en la mezquita: mar, cielo y tierra.

La sala de oraciones permite una visita de 20 minutos en donde el Guía se entusiasma explicando el Ramadán, el Corán, el rezo separado de hombres y mujeres…etc. Intenta una aproximación al Islam para poder hacernos a la idea de lo que estamos viendo. Además de facilitarnos todos los datos que os he mencionado antes para que comprendamos las dimensiones exacatas de la obra que tenemos ante nuestros ojos. Mármol de Carrara, las lámparas de cristal italianas, pero el resto de materiales son marroquíes. La madera de los bosques del Atlas, el mármol de Taorudant, las piedras de las canteras de Safí, y las pinturas mezclas realizadas con pigmentos naturales…

Mosquéeabluciones

Después de calzarnos accedemos a la sala de abluciones, donde destacan las 41 fuentes de mármol y las paredes de Tadlak (que absorben la humedad-lo que nosotros conocemos como estuco veneciano). Trabajo realizado por artesanos de Marrakech. Estas fuentes solo se abren en jornadas muy especiales, lo normal es que lo fieles usen los grifos de la pared para realizar las abluciones previas al rezo.

Mosquéegrifos

Al final, se visita el Hammam. No está abierto al público, solo se ha realizado para la visita turística. Es decir, que nadie lo usa y que solo lo han construido para que la visita sea más completa. En este sentido, solo puedo decir que visualmente es excelente pero no acabo de ver el sentido a eso.

En definitiva, esta visita vale la pena en la medida que es una obra maestra de la arquitectura arabo-musulmana y visualmente desde dentro o desde fuera, ofrece una imagen espectacular.

Mosquée1

Los horarios:

Visitas: 09:00, 10:00, 11:00 y a las 14:00

Viernes: 09:00 y 14:00

Horario de verano:

Visitas: 09:00, 10:00, 11:00, 12:00 y a las 15:00

Viernes: 09:00, 10:00 y a las 15:00

Durante el mes del Ramadán: 09:00 y 11:00.

La entrada cuesta 120 Dh para adultos, estudiantes extranjeros.

Marroquíes y residentes, 60 Dh.

Para estudiantes marroquies y niños menores de 12 años, 30 Dh.

Grupos de más de 100 personas, 50% de reducción.

Las visitas se unen en grupos de idiomas, inglés, francés y español para cada horario.

http://www.mosqueehassan2.com

El ritual de cada día en la Plaza Djemaa El Fna

Posted on Actualizado enn

Dejmaa2

Cada día del año, llueva, haga sol, frío…las paradas de comida de la plaza Djemaa el Fna se montan y se desmontan. El proceso es el mismo, hacía las cinco de la tarde los carros  van llegando a la plaza. Están guardados en los alrededores y van llegando uno detrás del otro…como si fuese una procesión. A mi me encanta verlos llegar y ver el trabajo incesante de los montadores. Parece una carrera contrarreloj por abrir lo antes posible. Aunque en realidad no hay prisa, no hay una hora de apertura. Poco a poco, el sol irá cayendo y los clientes llegando a la Plaza. Turistas y autóctonos. Y mientras paseas por entre los puestos, vas escuchando eso de…¿española? más barato que en Andorra, ¿gambas? Más buenas que las de Palamós…se las saben todas. Te identifican con solo una mirada. Saben de dónde vienes por como vistes y por tu tipo de piel o por tus andares. Son expertos en detectar nacionalidades. Años y años en la calle consiguen milagros. Yo a veces juego a eso, a identificar nacionalidades en los turistas que pasean por Marrakech. A veces es fácil, otras más complejo. Un día hablando con un veterano vendedor de babuchas me dijo que para ellos lo más complicado es diferenciar a italianos y españoles…que los otros eran fáciles. En fin, yo tengo bastante éxito en este “juego”.  Te sientas en una terraza de la plaza y a mirar…el tiempo pasa y ni te das cuenta.

Las noches en la plaza Djemaa El Fna son intensas. (ya no hace falta llamarla por su nombre, Djemaa el Fna…esta plaza es LA PLAZA, sin ningún nombre añadido…¿es que hay alguna plaza más famosa que esta en Marrakech, en Marruecos, en África?) Experiencias intensas en la plaza con las serpientes, los monos, las tatuadoras de henna, los dentistas y sobre todo los círculos de los cuenta-cuentos…pero cenar en las paradas es una experiencia ineludible. En algunas guías recomiendan un número concreto de parada. Dicen que ahí es donde se come mejor. El 58 es magnífico, el 64 extraordinario me comentan los turistas, lo he leído en la Guía x o y…yo no recomiendo nadie en particular. Yo las escasas veces que ceno en la plaza suelo usar el típico sistema español de “tapear”. En una parada como sardinas rebozadas, en otra una brocheta, en otra los calamares…y así ceno. Primero miro bien que sean paradas en donde los clientes no sean solo marroquíes ni solo turistas. Tiene que ser un puesto en donde haya una buena mezcla. Y después voy picando. La parada de sardinas es obligada, son deliciosas…sin miramientos. Come con las manos. Escojo la parada basándome en mi intuición de ese día. Excepto la de la sardina…esa es fija. La plaza es tan viva, que lo que viste el día anterior no es necesariamente actual al día siguiente.

Las paradas de caracoles de la izquierda me miran con insistencia, pero me resisto. No me gustan los caracoles. Las paradas del comienzo en donde sirven ese té especiado y perfumado son el punto final a la cena. Este intenso y caliente es adecuado para finalizar la noche, sobre todo en las frías noches de invierno.

Van llegando los carros a la plaza, son las 4 de la tarde

Al final, me he ido de la línea inicial. La llegada de las paradas en procesión para montar.

Dejmaa3

Dejmaa1

Cada día, 365 días al año llegan a la cinco de la tarde y después de la media noche, se desmontan de nuevo para ir a dormir. Es el principio y el final del espectáculo que nunca falta en Marrakech, el espectáculo de la plaza, del comedor OPEN AIR más grande que haya visto nunca.

Dejmaa6

Quesería cerca de Essaouira

Posted on Actualizado enn

Como siempre que tengo tiempo, sigo algunos carteles de la carretera o voy en busca de algún lugar del que alguien me ha hablado. Este fin de semana en Essaouira he descubierto un sitio muy particular. La Queseria de Meskala o la Queseria de la Kasbah.

Situada en Meskala, un pueblo que encontrareis en la carretera de Marrakech a Essaouira a escasos 30 Km antes de llegar. A la derecha un panel anuncia la existencia de una cooperativa en Khemis Meskala, donde Abderrazzak Khoubbane hace los quesos. Seguir la carretera unos 18 Km hasta Meskala. En total unos 45 minutos desde Essaouira.

Me encanta el queso, y aunque siempre veo cabras, ovejas y vacas pastando en el campo marroquí creía que el país no producía buen queso, o mejor dicho que no había una gran cultura sobre él.. Ha sido llegar a este lugar y entender que existen algunos rincones donde el queso es una obra de arte. Y todo gracias a Abderrazzak, un profesor universitario nativo de Essaouira que vivió muchos años en Canadá y al que su padre transmitió el gusto por los productos de la tierra. A su vuelta a casa, a su país decidió comenzar con la fabricación artesanal de quesos.

Esta quesería se encuentra dentro de un gran ksar, es una antigua plaza fuerte compuesta de varios riads. La Kasbah es grande y de una hermosa y rara belleza. Cuenta con una gran historia detrás que dejaré que descubráis en vuestra visita.

Cuando entras al Riad de la familia Khoubbane, los árboles frutales te dan la bienvenida, naranjos, mandarinos…un vergel central dan frescura a este espléndido patio. Es un verdadero lugar de paz y de calma. Te recomiendo dejar las prisas en el coche, porque aquí el tiempo va poco a poco.

El taller de fabricación y refinamiento de los quesos se sitúa en una de las partes de la Riad que cumple con las normas sanitarias vigentes. La mayoría de la producción anual de la quesería está formada por queso a base de leche de cabras, vacas y ovejas. Según la temperatura y la duración de refinamiento, obtiene varias calidades de quesos presentados bajo múltiples formas: camembertes, buchettes,  crottins, palets, chèvres frais, etc.

Fue una degustación de ensueño para los amantes del queso. Maridaje de vino y quesos naturales, caseros, frescos, especiales, diferentes, una comida inolvidable. Abderrazak nos acompañó después con el te verde, insistió en ponerle limón y María luisa fresca. Y allí en el salón donde el Rey Hassan II pasaba temporadas, debajo de uno de los techos más hermosos que uno puede imaginar divagamos durante horas. Sobre Marruecos, religión, el valor de la familia, la joie de vivre ( la alegría de vivir ), el valor del tiempo, la importancia de las cosas, del amor, de los hijos…divagamos y el tiempo iba pasando. Se puso a llover pero nada importaba en ese momento.

Fue una fiesta gastronómica y también de amistad, jugamos a escoger un queso  favorito. El mío había sido un delicioso queso fresco de cabra envuelto en una hoja fresca de higo, le llaman Lalla Mira. Sin palabras….

Fue en ese momento, después de tapar la bandeja de quesos y saborear el último sorbo de delicioso vino marroquí cuando nos dimos cuenta que éramos unos auténticos afortunados por poder disfrutar de esos momentos.

En este lugar también puedes quedarte a dormir, en unas habitaciones blancas y hermosas que se encuentran en el mismo Riad.

 

La Fromagerie dans la Kasbah

Meskala

Reservas: 00212 666 23 35 34 o el 00212 658 83 99 99.

Excursión al Barrage de Lalla Takerkoust

Posted on Actualizado enn

Si queréis salir de Marrakech para conocer un poco los alrededores os propongo esta excursión hacía el Barrage de Lalla Takerkoust. No es que el Barrage sea unos de mis lugares favoritos en el sentido de los que me enganchan irracionalmente pero no puedo negar su belleza y sobre todo, no puedo negar su atractivo paisajístico.

Eso sí, os propongo un itinerario que no os hace ir y volver por el mismo sitio. Este pequeño “defecto” de no volver nunca por el mismo sitio lo “padezco” desde pequeña. Mi padre siempre me lo decía cuando íbamos de excursión. “Anabel, vamos a intentar no volver por el mismo sitio”. Y supongo que son de esas cosas que se te quedan grabadas en el cabeza, bueno por eso y por mi innata curiosidad. Si puedo volver por otro sitio siempre hay posibilidades de ver otras cosas.

Desde Marrakech se puede ir al Barrage por la carretera de Amizmiz y llegar siguiendo las indicaciones en unos 45 minutos. Sin complicaciones ninguna. Eso sí, yo os propongo otra opción con mucho más interés.

Salir en dirección Taroudant, Tahanoute o Asni. Antes de llegar a Asni, pocos metros antes encontrareis un desvío a la derecha en dirección Moulay Brahim. La carretera asciende y a la derecha vamos apreciando el hermoso valle de Asni. Uno de los valles más bonitos del Alto Atlas y muy cercano a Marrakech. El rio que lo atraviesa, los arboles frutas, la exuberante vegetación y sobre todo los picos del Oukaimeden y el Toubkal que cierran el paisaje ofrecen un panorama espectacular. Moulay Brahim es un minúsculo pueblecito, destino de peregrinación para los musulmanes ya que aquí se encuentran los restos de este venerado santo sufí. Seguir la carretera (sin ninguna indicación ) que sigue ascendiendo hasta el Plateau de Kik.

Esta extensa llanura es de una belleza increíble. Muy poco conocida, te parece de repente que estás en Suiza a pocos kilómetros de Marrakech. Casi no hay turistas en este lugar y por tanto tampoco hay restaurantes ni nada parecido. Ni falta que hacen. Si llegas en primavera, el verde y las flores hacen de este lugar un pequeño paraíso. ¿Cómo puedo explicaros esta belleza? Trataré de hacerlo.

Es una planicie enorme, con pequeños pueblos con casas de piedra y no de adobe. Con rebaños de cabras, cientos de burros pastando por todas partes y mucho color. Todo esto es de por sí precioso, y seguramente sería suficiente para su visita…pero es que, a tu izquierda y como enmarcando el cuadro tienes una vista de infarto. Todas las cumbres del Alto Atlas están ahí. Nevadas o no, impresionan. Picos de más de 4.000 metros están a tocar de las manos, si estiras el brazo casi puedes tocarlas o al menos esa sensación tienes. Y así vas haciendo kilómetros atravesando esta planicie.

Al final del Plateau ya vas percibiendo que el color, las flores y el verde van dejando lugar a un paisaje más agreste y seco. Y al final de la planicie es cuando tienes la visión de todo el Barrage de Lalla Takerkoust a tus pies. De nuevo, una visión espectacular de paisaje. Vas bajando poco a poco y apreciando como el embalse se acerca.

Este lugar es extraño, al menos para mí. Todos los lugares artificiales son curiosos. Este embalse se construyó  durante la época del protectorado francés y recoge las aguas del Atlas. Aquí te puedes bañar…¿lo haría yo? No. Pero innegablemente los domingo de verano verás a muchos marrakechíes que vienen a bañarse y se traen un picnic para hacer el dominguero. Por tanto, si buscáis calma evitar los domingos.

Yo suelo comer en este lugar excepcional, Chez Amagouss. Por sus vistas y la calma del entorno además la comida es sencilla y adecuada. Ensalada marroquí y brochetas o pollo a la brasa. Sin pretensiones pero sabrosa. ( venden vino si lo pedís, lamentablemente suelen tener solo Gerrouane ).

Este restaurante lo encontráis rápido porque el desvío está a la izquierda nada más coger la pequeña carretera que perfila el embalse. Después están los más sofisticados Relais du Lac y sobre todo Le Flouka. Restaurantes y lugares para alojaros si queréis pasar una noche.

En el Barrage puedes alquilar Quads para una buena excursión por las pistas que rodean el embalse o lo más nuevo, alquilar motos de agua para navegar por sus aguas. Hace tres años que se instaló el Jet Ski y por ahora solo se puede alquilar en la orilla izquierda pero creo que debido al éxito ( solo en verano ) de la experiencia, seguro que irán proliferando. El alquiler es caro, una hora son más de 1.200 Dh.

Pero divertirse con una moto de agua  tan cerca de Marrakech, supongo que es una de esas cosas que hacen que mucha gente lo pague.

Para volver a Marrakech, simplemente 45 minutos más tarde por una buena y aburrida carretera casi recta.