Essaouira

Posted on Actualizado enn

Essaouira es la más popular de las ciudades de la costa atlántica, un número creciente de turistas que vienen a pasar unos días a Marrakech deciden pasar también algunos días en el mar.  La atmósfera es relajante y en total contraste con el caos de Marrakech. 

Con su magnífica playa que se extiende en arco por varios kilómetros hacia el Sur.  Essaouira es también el centro más famoso para la práctica del Windsurf.  Los vientos del atlántico  pueden llegar a ser muy fuertes y por eso adquiere el sobre nombre de “Wind City, Afrika “.

 

Las fortificaciones de la ciudad vieja representan una mezcla de elementos de la arquitectura militar portuguesa, francesa y berebere. Su majestuosidad contribuye a crear un aura de misterio a la ciudad.

Existen estrechos callejones, casas blancas con puertas pintadas de azul, tranquilas plazas, cafés y talleres artesanales donde construyen objetos de madera.

Muchos europeos enamorados de esta ciudad, han comprado propiedades en el interior de la medina y por tanto se nota una influencia artística y cosmopolita.

El puerto es fortificado y está situado en sudoeste de la Medina, lleno de actividad, con las redes extendidas en el muelle, los pescadores que descargan la pesca del día y los carpinteros que efectúan reparaciones en los barcos de madera.  La isla de Mogador al sudoeste, en el otro lado de la bahía, es conocida por las colonia de halcones de Eleonora que en verano van a la isla para reproducirse.

La fama de Essaouria se está expandiendo y en verano la ciudad puede perder su tranquilidad.

 Ya en el siglo VII a.c. los navegantes fenicios habían descubierto esta parte de la costa marroquí y se sabe que los cartagineses y los romanos habían seguido su huella.  La prueba principal, esta fechada en las pequeñas islas frente a la costa, que en la antigüedad eran famosas como lugar de recogida del “múrice”, un tipo de molusco de cuya secreción era extraída el púrpura,  muy utilizado por los romanos.  Debido a esta actividad le viene el nombre de Isla de la Púrpura o Isla del Mogador.

Fueron los portugueses a finales del siglo XV que fundaron una colonia comercial y militar en esta localidad que llamaron Mogador.

En el 1541, los portugueses perdieron el control y la ciudad comenzó su declive.

Gran parte de lo que hoy se ve, es el resultado de un curioso experimento. En el 1756 el sultán Sidi Mohammed ben Aballah encargó a un arquitecto francés, Theodor Cornut, la creación de una ciudad adaptada al comercio con el extranjero.  El sultán apreció mucho los trabajos del arquitecto francés hasta el punto de denominar a la ciudad Essaouira (bien diseñada, en árabe).

Cuando se instituyó el protectorado francés, en el 1912, la ciudad recupera el nombre de Mogador y pierde gran parte de su importancia a favor de las ciudades portuarias que se estaban desarrollando como Casablanca, Tánger y Agadir.  En la ciudad se encuentra la medina con su barrio hebreo (mellah), la Kasbah, donde se encuentran casi todos los Riads y hoteles.

Anuncios

Meteo Marrakech, 5 de Febrero 2010

Posted on Actualizado enn

Parcialmente nuboso. Posibilidad lluvia

Máxima  19 º             Mínima  10 º

Un mito que resurge…el Hotel LA MAMOUNIA.

Posted on Actualizado enn

Después de mil rumores, mentiras, misterios de fantapolitica, complots internacionales dignos de películas de James Bond, el mito del Mamounia se mantiene inalterable…reabre sus puertas doradas a la Jet-set internacional que tienen en sus agendas una visita al prestigioso y renovado Gran Hotel.. El Hotel brió sus puertas de nuevo el pasado mes de Septiembre de 2009, después de 5 largos años de obras de restauración.

Si ha habido un estilo en la historia que haya admitido mal una copia, ése es el ‘art déco’. Lo particular de La Mamounia ha sido siempre su aire ‘art déco’ marroquí, en el que ambas corrientes se funden en armonía. La Mamounia le debe su mística a su historia, que se remonta al siglo XVIII, cuando el sultán Sidi Mohamed Ben Abdelá regaló a cada uno de sus cuatro hijos un suntuoso jardín como presente de bodas.El segundo de ellos, Mamoun, recibió las ocho hectáreas alrededor de las cuales se erige hoy el hotel, que comenzó a albergar visitantes en 1923.La Mamounia es el Louvre de Marraquech. Todo aquel que viene a la ciudad quiere verlo, por eso transmite el sentimiento de que globalmente todo es una gran obra de arte”.La artesanía tradicional marroquí, como los 27.000 metros cuadrados de azulejo tradicional o “zelij” que decoran hasta el mínimo detalle, es la marca de la casa, y a su vez la responsable de que se haya dilatado tanto su reapertura.

Ese gusto por el lujo en dosis homeopáticas salta a la vista en lugares como el balneario y spa que se ha construido en una de las alas del hotel y que cuenta con todas las comodidades que permita la imaginación, incluyendo el tradicional “hammam” o sauna húmeda.

El italiano Don Alfonso y el francés Jean Pierre Vigato, ambos chefs con dos estrellas Michelin, se ocupan de la comida en los dos restaurantes de mayor postín.

Para más sofisticación, en la pista de tierra batida espera Henri Leconte, finalista de Roland Garros en 1988 y ahora director de la escuela de tenis que instruirá a los clientes de La Mamounia.

Aunque si hay algo que no cambia en el hotel, eso seguirá siendo su precio (entre 530 y 7.000 euros la noche), prohibitivo para la inmensa mayoría de turistas que visitan Marrakech y que hasta ahora se contentaban con acercarse a uno de los bares para degustar un Martini en el jardín. A partir de ahora, ni siquiera se permitirá esa pequeña concesión al placer efímero, como anuncia el director del hotel, Didier Picquot. La Mamounia tiene previsto restringir el acceso a los no clientes, “lo que no impide que, si alguien quiere cenar en alguno de nuestros restaurantes, llame para hacer una reserva, que se atenderá siempre y cuando haya un sitio libre”, dice Picquot. Pero yo he entrado para tomar un café y disfrutar de los Jardines…no os lo perdáis.

Por ahora, el hotel, que cuenta con 210 habitaciones, espera un 55% de ocupación a lo largo del año que viene, la mayoría de ellos franceses, estadounidenses y españoles, aunque con un ojo puesto en los nuevos mercados como Latinoamérica o India.

En el curso de los años, la reputación de Marrakech y del Mamounia atrajo la atención de los directores franceses y americanos. Jean Tissier rodó con Eric Von Stroheim en el 1953. En el Mamounia se rodó también  “Marruecos” con Marlene Dietrich así como la famosa “El hombre que sabía demasiado” de Alfred Hitchcock. En 1955, Charlie Chaplin es aogido triunfalmente en el Hôtel Mamounia. El mismo recibimiento viene dado a Marcello Mastroianni, a Youssef Chahine, Claude Lelouche, Jean-Jacques Annaud, Oliver Stone, Luc Besson e Martin ScorzeseOtras personalidades: Kirk Douglas, Charlton Heston, Yul Brinner, Omar Chérif, Joan Collins, Nicole Kidman, Silvester Stallone, Richard Geere, Susan Sarandon, Tom Cruise, Sharon Stone, Kate Winslet, Charles Aznavour, Jean Paul Belmondo, Catherine Deneuve, Alain Delon, Ornella Muti, Claudia Cardinale, Sophie Marceau y muchos otros. Después de los stars del cine, llegaron los de la moda, con creadores como Yves Saint Laurent y Pierre Balmain, que decidieron comprar casa en Marrakech, seguidos de Gianni Versace, Kenzo, Valentino, Jean Paul Gaultier. En el 1968, la explosión de los grupos de Rock internacional, y Marrakech acoge a los Rolling Stones, Crosby, Still and Nash & Young . Otras estrellas de la música pasaron por el Mamounia como Jacques Brel, Dalida, Barbara Hendrix, Andrea Bocelli, Julio Iglesias, Julien Clere, Johnny Hallyday, Elton John y muchos otros. Otras personalidades descubrieron un día el Mamounia y regresaron regularmente como el Presidente Théodore Roosvelt, Ronald y Nancy Regan, el Príncipe de Asturias y la Infanta  Elena, la princesa Carolina de Monaco, el príncipe Naruhito de Japón, Nelson Mandela, Desmond Tuttu, Valery Giscard D’Estaing, Jacques Chirac y Helmut Kohl.  La lista es larga y el  Libro de Oro no puede reflejar las impresiones y las emociones vividas de las celebridades mundiales.  Todas ellas, pero, comparten el mismo sentimiento: el amor incondicional por Marrakech.

Bienvenidos a este nuevo BLOG….

Posted on Actualizado enn

espero poder mantener muy activa esta pequeña ventana de Marrakech abierta a todos.

Cuento con vuestra ayuda y colaboración…a todos vosotros, enamorados como yo de Marrakech.