Belleza

Hammam, el placer de los sentidos

Posted on

En plena Edad Media , cuando la España cristiana atravesaba un periodo de oscurantismo en el que ni siquiera se planteaba ningún tipo de higiene y mucho menos la personal, la Córdoba musulmana contaba con más de seiscientos baños árabes públicos.

Herederos de las termas romanas, algunos eran muy humildes y económicos; otros, todo un lujo para sibaritas. Sus muros estaban alicatados y sus estancias separadas por arcos y columnas; los techos, abovedados y con claraboyas. No solo servían como lugar de descanso, sino también de reunión social y política.

Algunos tratados de la época muestran el refinamiento de nuestros antepasados andalusíes, describiendo con todo tipo y detalles sus costumbres higiénicas y la moda de sus gustos personales, como eran el uso de pasta dentífrica, cremas depilatorias, aceites y espumas aromáticas con esencia de almizcle, jazmín o violeta.

Quizá sin tanta sofisticación, e independientemente de que las viviendas dispongan o no de confortables bañeras, los marroquíes acuden todavía con gusto y de manera periódica al hammam. El origen de esta antigua costumbre popular seguramente proviene de las recomendaciones que en cuanto a la higiene y a las preceptivas abluciones, el Islam supo siempre inculcar, ya que, según reza un hadith del Profeta: “la higiene es una manifestación de la fe”.

Así, limpiar y cuidar el cuerpo, además de ser una practica placentera, también es un acto de fe, en el que el agua se convierte en la manifestación generosa de lo creado y elemento purificador del cuerpo y del alma.

Para el mundo islámico el agua es un don divino, pero también significa la sabiduría profunda y la pureza, la bebida por excelencia que apaga la sed del alma.

Por todo ello el hammam se convierte en pasaje obligatorio para los grandes eventos de la vida: el nacimiento, la circuncisión y el matrimonio.

Los marroquíes están convencidos de que a los genios (yenun) les gusta habitar donde hay abundante agua, y por tanto, que en los hammam hay genios que se apoderan de quienes vienen a molestarles de modo insolente. Por ello, cuando una recién casada, una parturienta o un recién nacido acuden a estos baños públicos para cumplir con el ritual, se encienden velas y se gritan “yu-yus”, invocando el beneplácito de los yen.

En Marruecos cada barrio tiene su hammam, que generalmente comparte fuego y caldera con un horno anexo de pan. Hay días y horas reservados de manera alterna solo para mujeres, o solo para hombres. Actualmente existen también Hammams “turísticos” especialmente indicados para experiencias a la europea.

En algunas regiones o entre las familias mas tradicionales, el hammam, es especialmente para las mujeres, una de sus distracciones favoritas y todo un ritual generador de belleza y sensualidad, que tiene sus propias normas.

Generalmente acuden en grupo, cargadas hasta los topes de utensilios personales, con sus hijos pequeños y acompañadas de alguna pariente o amiga. También los hombres se hacen acompañar, aunque, sin duda, más ligeros de equipaje.
En este sentido, el hammam resulta el espacio adecuado para introducir a los niños en la educación sexual, familiarizándose desde muy pequeños con el cuerpo humano, sin los tabúes que en general se observan en otras religiones.

Al tiempo, es el lugar donde mejor se desvanece cualquier desigualdad de índole social.
El hammam es un lugar en el que los hombres, reunidos, se parecen todos, ya sean criados, ya sean señores. El hombre se codea con gentes que no son sus amigos, y su enemigo puede ser su compañero.

En las viejas medinas todavía se mantiene en funcionamiento alguno de estos baños de arquitectura tradicional, revestido por completo del zellig (azulejos), con una fuente central de la que mana agua.

Están formados por tres salas correlativas, que van sumergiendo al bañista de manera paulatina en diferentes temperaturas ambientales, cada vez más elevadas. En la última de las estancias, una pequeña alberca recibe un chorro de agua en ebullición junto a otro de agua fría, que hacen rebosar el nivel de las misma.

El truco, si es que lo hay, consiste en verter un cubo de agua caliente sobre las diferentes partes del cuerpo hasta que se dilatan los porros de la piel y, antes de aplicar cualquier tipo de gel o jabón, restregarse bien con una esponja rasposa o una piedra pómez para eliminar las toxinas muertas. Los goterones de sudor resbalaban abundantes y a veces se hace necesario un poco de agua fría.

Unos a otros , los usuarios del hammam se masajean y frotan la espalada hasta casi irritar la epidermis, compitiendo en brío. Y es que a los marroquíes les va la honra en ello. Todo siempre en un ambiente de recatado pudor, que en principio no permite exhibirse más allá de la discreción.

Existe además un personal que asiste a los bañistas, si estos lo desean, frotándoles o masajeándoles. Las tayabastes a las mujeres; los kiyassas a los hombres.

Anuncios

Masajes en Marrakech

Posted on

Todo el mundo cuando llega a Marrakech nos pide una dirección para disfrutar de un Hammam. Nosotros siempre recomendamos el Hammam Zianni en Marrakech, está situado cerca del Palais Bahia…es un Hammam tradicional pero con cierto gusto marroquí. Los turistas quieren disfrutar de una experiencia típica marroquí…un baño turco, seguido de un jabón negro, un gommage exhaustivo de la piel y por último un masaje de una hora que finaliza con un meticuloso lavado del cabello mientras sigues estirado en la camilla de masaje.  Sales de allí, en un estado de euforia y de relax especial.  Totalmente recomendable….

Ya os he dicho algunas veces que siempre estoy buscando y mirando las novedades que ofrece la ciudad, ya sea en tiendas, restaurantes, locales de cualquier índole….hacia días que miraba la publicidad de un lugar llamado “Centro de masaje & Gestión del stress”…. pero no tenía tiempo de ir a probarlo…hasta hoy. Está ubicado en una zona un poco especial. A las afueras de Marrakech, en la carretea de Fez, delante del Metro. Hablo de que necesitas un transporte para ir, porque desde la Place está a unos 20 minutos en coche.  La verdad es que es un local curioso, en medio de una pequeña urbanización de villas. Tiene una atención exquisita y un trato profesional. Por ahora, solo masajes…dentro de poco abrirán en una villa colindante un Hammam para ofrecer también, tratamientos de estética y de belleza. Por ahora, solo masajes de todos los tipos, de cráneo, de piernas, de pies, de espalda…pero su especialidad es el Marrakech Massage. Dos horas de masajes y mimos que comienzan con un masaje y exfoliación de pies en minibañera con pétalos de rosas, para después masajear todo el cuerpo durante una hora y media. Al final, un gommage facial con productos naturales que te dejan una sensación de paz inmensa.

Lo mejor, el precio….350 Dh ( 32 Euros ) por dos horas de mimos y masajes. Me ha encantado la atmosfera, la profesionalidad, la técnica del masaje y el espacio en sí mismo. Mención aparte los productos naturales.

Seguramente no es una dirección para turistas, ya que si te desplazas en taxi te puede costar unos 70 Dh para llegar. En todo caso, un sitio recomendable en la ciudad. Volveré seguro….

Marrakech Massage

Route de Fes, Elouaha 1, C35 ( 200 m avant Métro )

Marrakech

Tel.: 05 24 32 61 61

Top Model, Made in Marruecos

Posted on

Amina El Allam es una de las maniquíes marroquís más conocidas y buscadas de la escena fashion internacional En el 2007 gana un concurso de la televisión libanesa, Mission Fashion, y así inicia sus primeros pasos en el mágico mundo de la moda. En Marruecos, al inicio de su aventura, el trabajo de modelo no era del todo asimilado a una dura y seria profesión. Pero en su caso, los padres le dieron todo su apoyo y esto ayudó muchísimo a la joven a introducirse en el mundo de la moda sin perjuicios y tabúes, protegida por su familia que creía en ella, en su belleza exuberante y en su capacidad. Amina tenía 16 años, y estaba completamente aturdida de todo lo que le estaba pasando. Su ingreso, a una marroquí, en el mundo de la moda y de la publicidad, servía para modificar ciertas opiniones en el ambiente y ayudar a otras tantas chicas como ella, deseosas de volcarse en el mundo de la moda. Hoy en Marruecos, para la mayoría de las personas, ser modelo es un trabajo como cualquier otro, respetable y bien remunerado. En el cine, Amina ha hecho su ingreso como figurante en la preciosa película de Nabyl Ayouche “Whatever Lola want”, dejando una fuerte huella en la chica, que ha decidido estudiar interpretación en una importante escuela francesa. Pero su trabajo principal, hoy, sigue siendo la moda. Desfiles en cualquier parte del mundo, de Milán a Paris pasando por Singapur…siempre con los nombre de la alta costura internacional John Galliano, Dior, Chanel, Lacroix, Barbara Bui, Stephane Rolland y muchos otros. Amina está entusiasmada con este trabajo, de la excitación que se crea, del público, de los compradores atentos y críticos, de todo el carrusel que se genera durante la semana de la moda internacional. Rumores siempre más insistente, hablan de ella como la imagen de una importante multinacional de la cosmética, con un lanzamiento previsto para el 2011. La carrera de Amina, joven marroquí con talento y bellísima, está lanzada. Solo falta la presencia de un novio y a las pesadas preguntas sobre este delicado argumento, la chica responde que en este momento solo existe espacio para su trabajo, pendiente aún de comenzar y vivir el esplendor de sus 20 años….Mucha suerte, Amina !

Kenzo y Marruecos

Posted on Actualizado enn

Me ha impresionado mucho la nueva campaña P/V 2010 del gran KENZO (diseñada del increíble italiano Marras). A veces delante de la belleza, uno se siente pequeño…y estas fotos son realmente impresionantes y hermosas. Solo con una breve mirada, he reconocido los colores de Marruecos. Los colores del zellijg más puros, que se admiran en los palacios históricos, en la Medersa en las casas comunes, de la gente humilde. Una humildad que a veces tiene un style-life, un estilo de vida, impresionante, y que forma uno de los más grandes decorados del mundo. Veo en estas imágenes todo el esplendor de Marruecos, la fascinación de ciertos ambientes, áridos y luminosos, a veces opulentos, incluso lujuriosos. La alegría de estas estampas me transportan a un mundo hecho de tradiciones, de cultura, de hospitalidad y de riqueza interior que en Marruecos son parte indiscutible de un art de vivre, imprescindible en el mismo valor  de la gente, del pueblo raso, que vive con muy poco pero da mucho.

8 de Marzo, feliz día de la Mujer

Posted on

Muchas felicidades chicas....Houssem os saluda desde Fez !!!!

Incienso en el mundo árabe

Posted on Actualizado enn

 

“No tengo ningún deseo de escribir versos
así que enciendo un incensario
voy a quemar mirra, incienso y jazmín
y los versos floreceran en mi corazón como  las flores en un jardín “

Allievo de  Hafiz (Siglo XIV)

En los paises árabes esta resina se quema no solo en las mezquitas y en los lugares sagrados como las Zaouias, sino también en los hogares y sirve como desinfectante en curas o, mejor aún, en contra de las influencias negativas ( como Baraka).

También las mujeres  los usan para completar sus abluciones y para perfumarse exponiendo sus cuerpos y ropa a los humos del incienso. Los nómadas del desierto, como un signo de bienvenida a los invitados, suelen quemar pequeñas briznas de incienso en las hogueras encendidas frente a sus tiendas. Un antinguo refrán árabe dice, que no sólo oler bien procura placer, sino que también protege al corazón del mal de ojo. Las poblaciones bereberes de Marruecos (de origen animista), reconocen a esta sustancia como una de las mejores maneras de ganar el favor de las fuerzas invisibles, capaces de  influir en la vida humana y en los ritos de posesión. Son siete las variedades de incienso que se queman en favor de los Dijn, los espíritus invocados durante la ceremonia de Lilla. En la noche de bodas en Marruecos y en todo el Magreb es costumbre que el novio queme madera de sándalo y de benjuí para alegrar los espíritus benignos. En todas las oraciones y sobre todo en la 27 ª noche del Ramadán (la más negativa del año) se quema una mezcla de muchos ingredientes para eliminar toda la negatividad y apaciguar los espíritus.

Mahoma, profeta del Islam, menciona las tres cosas que en este mundo terrenal más le gustan: las mujeres, los perfumes y la oración. Su aroma favorito era el almizcle que está prohibido a día de hoy, ya que proviene de la secreción de las glándulas de un venado parecido al corzo. Incluso los sufíes conocían y conocen bien los poderes místicos de los aromas, incienso y aceites esenciales, que aún utilizan para sus ejercicios espirituales. En sus ritos,  los sufíes utilizan más el ámbar de origen animal (la secreción intestinal del cachalote) que la de fósil, enterrada durante millones de años y que se utiliza para quemar en pequeñas porciones (el ámbar más valioso es el de Afganistán).

La Sandaracca es uno de los inciensos más utilizados en Marruecos y en Túnez, en obstetricia, hay  la creencia de que sus propiedades relajantes son útiles en los partos difíciles.  La variedad producida en Marruecos se denomina gomma sandaracca y también es excelente para unir diferentes inciensos durante la quema. La madera de Ud (Oud) es gracias a los expertos en especies raras muy extendida en el mundo árabe. Proviene del árbol Jinkoh (Aquilaria agallocha Roxb) y su aroma es único e indescriptible. Recuerda vagamente a la madera de sándalo, pero como he dicho, es el mejor y más precioso de los perfumes de madera. Disfrutar de su aroma es un tesoro destinado a  una pequeña élite, y, en combinación con otras esencias, se reserva en la religión musulmana para la celebración del nacimiento del Profeta. En la tradición marroquí, el día en que se asigna el nombre al hijo (7 º día después del nacimiento) es costumbre quemar esta madera para dotar de buena fortuna al recién nacido. Los sufíes como comenté,  lo usan para dar una mayor profundidad a su meditación y a sus ejercicios espirituales, ellos hacen un amplio uso de esta madera preciosa que combinada con el ámbar logra transmitir los misterios ocultos de la fe. Muchas son las esencias que diariamente se queman, no solo incienso… tambien el azafrán, que es considerado por los pueblos árabes como una sustancia mágica que asocian a ritos particulares y entre los nómadas se ofrece a la novia antes de la boda, con piezas de incienso. O incluso la tan llamada assa  gomma que en Marruecos se utiliza para inducir a la entidad maligna a abandonar el cuerpo de “Bewitched” (por lo general las personas con epilepsia), en casos de shock y contra tensiones internas.

Páginas y páginas se han escrito sobre los perfumes de las Mil y Una Noches, cientos son las esencias que pueden ser utilizados, y que pueden dar grandes momentos íntimos de paz interior en el agitado mundo de hoy.
Yo recomiendo el libro de Susanne Fischer “incienso y perfumes“” – Ed.Tecniche Nuove

El ritual de la Henna

Posted on Actualizado enn

Naima es una “Hennaya”,  que ha pasado de madre a hija. Ha heredado esta pasión observando a su madre desde pequeña. Las dos han hecho de la Place Djemaa El Fna su lugar de trabajo cotidiano y imprescindible.

De sus hábiles manos nace el “Naqch beldi”, un enramado que puede recordar bordados antiguos que las mujeres “Fassie” aprenden desde su más tierna infancia. Los mismos motivos y decoraciones son utilizados en la arquitectura tradicional o en la maestría que demuestran los artesanos del cuero, de la madera o también del yeso. El artista  Matisse, durante una de sus visitas a Marruecos, quedo muy impresionado de la belleza de estas verdaderas obras de arte. Muchas de sus obras pintadas en Marruecos representaban paisajes mediterráneos muy coloristas como “Zorah” o como “Los marroquíes” donde queda muy reflejada la influencia del arte de las Hennayas.

Pero lo que sorprende más de estas mujeres es la impresionante velocidad cuando crean un  verdadero  cuadro sobre la piel con una simple mezcla de hojas verde oscuro. Estas pequeñas hojas de Henna (una variedad del apio), secas y tratadas con el zumo del limón y agua caliente producen una materia untuosa donde el color puede ser intensificado añadiendo otros ingredientes: pero éste, es un secreto custodiado celosamente por cada tatuadora.  Desde hace siglos, la ceremonia de la Henna es festejada como se debe por las mujeres marroquís. Esta pequeña fiesta da lugar  a invitaciones a parientes, a amigos, a vecinos…. durante el trabajo, se ofrece te y pastelitos a los invitados. El ritual es acompañado de cantos, poesía y música.  Desgraciadamente los tiempos están cambiando y las mujeres (sobre todo en las ciudades) no disponen de tanto tiempo libre para las ceremonias y entonces, los tatuajes deben realizarse rápidamente y por eso, se renuncia a la fiesta pero nunca al tatuaje…símbolo profundo de seducción femenina.

Los utensilios usados por las Hennaya también han evolucionado. Jadis, una artista de la Henna utiliza bastoncillos de madera muy finos que gracias a  su talento consiguen crear líneas, finísimas cruces y elegantes geometrías. Hoy, la mayor parte de las tatuadoras, usan jeringuillas de diferente tamaño, para, con una precisión increíble…trazar sus diseños.

Los pies y las manos son mantenidos suspendidos en el aire, hasta que el producto seca. Después con un tejido empapado en zumo de limón, ajo, pimienta y azúcar, el tatuaje se tapa para que seque perfectamente y así al día siguiente se elimina la crosta suavemente con aceite de oliva. Los temas decorativos con los  que Naima y sus colegas tatuadoras embellecen a la mujeres, van desde animales, plantas o flores…especialmente en las ocasiones únicas, como bodas, bautizos, peregrinajes especiales o simplemente en la vigilia de un Aid ( fiesta ). El Ramadán es también un mes de trabajo intenso para las tatuadoras, en particular la Noche del Destino. Las Hannayas  no solo participan en ocasiones festivas, también en los momentos tristes están presentes con su trabajo. Si no puede ser aplicado durante el periodo de luto, del 7º al 40º día , la henna en pasta, circula en la asamblea, entre los familiares, a fin que todos la puedan tocar, y señala el momento de autorización a la viuda para que pueda de nuevo tatuarse.

Otros lugares de Henna son los Santuarios y los Mausoles. En estos últimos, la Henna es propuesta como una especie de de ritual necesario antes de la entrada para rendir honor al santo y puede ser llevado a cabo en el espacio sagrado de la Koubba. En este caso la Henna es un vinculo espiritual, profundo, en definitiva….un acto de fe. La mayoría de los visitantes a los Mausoleos son personas con problemas, desesperadas que vienen a buscar consuelo, pensando que el Marabout (Santo) les dará un apoyo moral. En el momento que la Hennaya procede al inicio del tatuaje, decorando las manos y los pies, está ya gratificando moralmente, está “regalando” un momento de serenidad. Después de este rito será posible tocar al santo hasta el momento de la inspiración, de la resolución del problema, es dentro de este lugar santo que los hombres y las mujeres pueden cohabitar, sin ningún tipo de interferencias ni tabúes. En la Koubba se olvidan las diferencias y se piensa solo en rezar y en buscar la paz interior.

Un reposo espiritual que nace de la Henna, aplicado por las manos expertas de una Hennaya, con gestos y  miradas precisas, renovando, a lo largo del tiempo, un arte y una tradición que resiste al paso del tiempo.