Laylat al-Qadr

La noche del Destino

Posted on

Laylat al-Qadr

Lo hemos revelado en la Noche del Destino.

y, ¿cómo sabrás que es la Noche del Destino?

La Noche del Destino vale más que mil meses.

Los ángeles y el Espíritu descienden de ella, con permiso de su Señor, para fijarlo todo.

¡Es una noche de paz, hasta rayar el alba!

Los versos anteriores consideran que la Noche del destino vale más que mil meses. El mes entero de Ramadán no es solo de ayuno, es un periodo de entrenamiento espiritual en el que los creyentes se dedican a ayunar, rezar, recitar el Corán, recordar a Dios y a hacer caridad. Además, debido a la importancia de esta noche, los musulmanes se esfuerzan al máximo en los últimos diez días del Ramadán, ya que la Laylat al-Qadr puede ser cualquiera de estos últimos días (el primero, el tercero, el quinto o el séptimo).

En la noche del destino (Laylat al-Qadr) se celebra que Alá reveló el libro del Corán al profeta Mahoma, La revelación del Corán se prolongó durante 23 años y también se cree que esta noche fue en la que se completó el libro.

Los musulmanes a menudo rezan de manera más ferviente en este día, y en particular durante el rezo nocturno. Se levantan, oran y esperan que  Alá les conceda sus peticiones durante esta noche sagrada. Mayormente, realizan el “talawat” (la lectura del Corán).

Según la creencia popular esta noche se decide el destino de todo el año, es por eso que se llama noche del destino (aunque también se la conoce como noche del poder). Los musulmanes confían en que en esa noche se perdonan todos los pecados a los creyentes (los pasados y los futuros) y se les conceden los deseos que pidan en sus plegarias, que inician desde la caída del sol hasta el alba, cuando comienzan un nuevo día de ayuno total hasta el anochecer.

Mahoma era bastante estricto en este tema. Se dice que cuando empezaban los últimos diez días de Ramadán, permanecía despierto toda la noche y realizaba su culto con mayor diligencia.

Todos los musulmanes creen que el incidente ocurrió durante el último tercio del mes de Ramadán, pero hay desacuerdo en la fecha exacta. Los  suníes generalmente consideran que fue el 21, el 23, el 25, el 27, o el 29  del mes de Ramadán, mientras que los chiíes creen que fue el 19, el 21 o el 23. Estos últimos confieren más importancia al 23 y creen que el de menor relevancia de los tres es el 21. Los marroquíes son en su inmensa mayoría musulmanes sunitas de rito de la llamada escuela de Maleki (del teólogo Malik Ibn Anas).

Convencionalmente, la mayoría de los suníes (por tanto los marroquíes ) celebra esta fecha durante la noche del 26 al 27. Sin embargo, y debido a la inexactitud de la fecha, se recomienda a los musulmanes que guarden todas las últimas 10 noches como precaución.

Queda poco para el fin del Ramadán…estemos atentos a la Noche del Destino.

La noche del destino

Posted on Actualizado enn

Lo hemos revelado en la Noche del Destino.

y, ¿cómo sabrás que es la Noche del Destino?

La Noche del Destino vale más que mil meses.

Los ángeles y el Espíritu descienden de ella, con permiso de su Señor, para fijarlo todo.

¡Es una noche de paz, hasta rayar el alba!

Los versos anteriores consideran que la Noche del destino vale más que mil meses. El mes entero de Ramadán es un periodo de entrenamiento espiritual en el que los creyentes se dedican a ayunar, rezar, recitar el Corán, recordar a Dios y a hacer caridad. Además, debido a la importancia de esta noche, los musulmanes se esfuerzan al máximo en los últimos diez días del Ramadán, ya que la Laylat al-Qadr puede ser cualquiera de estos últimos días (el primero, el tercero, el quinto o el séptimo).

En la noche del destino (Laylat al-Qadr) se celebra que Alá reveló el libro del Corán al profeta Mahoma, La revelación del Corán se prolongó 23 años y también se cree que esta noche fue en la que se completó el libro. En Marruecos se celebra la noche del 26 al 27 de este mes de Ramadán.

Los musulmanes a menudo rezan de manera más ferviente en este día, y en particular durante el rezo nocturno. Se levantan, oran y esperan que  Alá les conceda sus peticiones durante esta noche sagrada. Mayormente, realizan “talawat” (lectura del Corán).

Según la creencia popular esta noche se decide el destino de todo el año, es por eso que se llama noche del destino (aunque también se la conoce como noche del poder). Los musulmanes confían en que en esa noche se perdonan todos los pecados a los creyentes (los pasados y los futuros) y se les conceden los deseos que pidan en sus plegarias, que inician desde la caída del sol hasta el alba, cuando comienzan un nuevo día de ayuno total hasta el anochecer.

En Marruecos esta noche se junta toda la familia para romper el ayuno, se hace una cena especial y se ilumina la casa con velas encendidas durante toda la noche, se organizan encuentros para recitar el Corán, los hombres van a la mezquita, incluso algunos pasan la noche allí rezando. Los niños menores de 8 años hacen este día el medio-ayuno y se celebra un f’tour al mediodía especial para ellos.

Por la mañana se dan regalos a los niños, los visten con trajes nuevos, como si fueran novios y novias, a las niñas con el kaftan y maquilladas las llevan en tronos para celebrarlo. Es la fiesta llamada Aid el F’tour  (el desayuno).

Mahoma era bastante estricto en este tema. Se dice que cuando empezaban los últimos diez días de Ramadán, permanecía despierto toda la noche y realizaba su culto con mayor diligencia.

Todos los musulmanes creen que el incidente ocurrió durante el último tercio del mes de Ramadán, pero hay desacuerdo en la fecha exacta. Los  suníes generalmente consideran que fue el 21, el 23, el 25, el 27, o el 29  del mes de Ramadán, mientras que los chiíes creen que fue el 19, el 21 o el 23. Estos últimos confieren más importancia al 23 y creen que el de menor relevancia de los tres es el 21. Los marroquíes son en su inmensa mayoría musulmanes sunitas de rito de la llamada escuela de Maleki (del teólogo Malik Ibn Anas).

Convencionalmente, la mayoría de los suníes (por tanto los marroquíes ) celebra esta fecha durante la noche del 26 al 27. Sin embargo, y debido a la inexactitud de la fecha, se recomienda a los musulmanes que guarden todas las últimas 10 noches como precaución.

La noche del destino

Posted on

Laylat al-Qadr, la Noche del Poder y del Destino. Una noche, hace ahora 1443 años lunares. La Noche del Destino tuvo lugar en Ramadán, el noveno mes lunar. Durante ese mes, el Profeta se retiraba a practicar el ayuno y la contemplación en Hira, una pequeña gruta en las inmediaciones de Meca.  Según varios hadices, ocurrió la noche vigésimo séptima del mes de Ramadán. La tradición explica cómo le vino al encuentro el Ángel Gabriel y le dijo: “¡Lee!”. Mahoma contestó: “¡No se leer!”. Después, según la narración del Profeta: “El Ángel me agarró y me oprimió con su abrazo. Cuando había llegado al límite de mi resistencia, me soltó y me dijo de nuevo: ‘¡Lee!’ y yo volví a decir: ‘¡No se leer!’. Entonces, por tercera vez me oprimió como antes, luego me soltó y me dijo:

¡Lee!
¡En el nombre de Tu Sustentador, el que ha creado!
Ha creado al hombre de un coágulo.
¡Lee! Y tu Sustentador es el más Generoso,
El que ha enseñando con el Cálamo,
ha enseñado al hombre lo que no sabía.

(Corán 96: 1-5)

La tradición explica el descenso del Corán como una conmoción, que transformó de forma radical la vida del Profeta.

Así pues, esa noche se celebra el inicio del descenso de la revelación del Sagrado Corán. Por eso el Corán desciende en el mes Ramadán, en un momento culminante del ayuno. El ayuno vacía, predispone a recibir la visita de los ángeles. Y eso sucede durante la noche, el momento en el cual la mayoría de la gente duerme y pueden acceder a un silencio denso y decisivo, a una soledad existencial donde Al-lâh es su único Acompañante, su más íntimo Confidente.

La Noche del Poder no es una noche cualquiera. Existe un capítulo del Corán que se refiere a esta noche, llamado precisamente Laylat al-Qadr. Dice así:

Con el Nombre de Al-lâh, el Rahmân, el Rahîm
Lo hemos revelado la Noche del Destino.
¿Qué te hará saber lo que es la Noche del Destino?
La Noche del Destino es mejor que mil meses.
Descienden los ángeles y el Espíritu en ella,
con el permiso de su Señor, para todo asunto.
La Paz durará hasta que despunta el alba.

(Corán 97).

Así pues, el Corán responde a la pregunta: la Noche del Destino es mejor que mil meses. Esto quiere decir que no hay comparación posible con esta noche y su valor es incalculable. La Noche del Destino es el momento valioso en que desciende los ángeles, los seres de luz, y hablan al corazón del ser humano. Esa noche iluminada desemboca en un amanecer: el día que la sigue es un nuevo mundo, lleno de paz, a salvo de las contradicciones y conflictos por los que transitamos. En el instante de la Revelación todo se clarificó en el corazón de Mahoma. El mundo caduco en el que había vivido y al que había renunciado se desvaneció y Mahoma fue dotado del Poder necesario para realizar su Destino, y de ese momento surgió el islam.

Por todo ello, Mahoma ordenó redoblar la atención y la dedicación durante las diez últimas noches de Ramadán, en especial la vigésimo séptima. Esto quiere decir que existe la conciencia de que esa noche se sigue repitiendo.

Todos esperan que en La Noche del Destino, se clarifique su destino. Las últimas diez noches del Ramadán, son las más intensas, donde se reza para romper con los malos hábitos, para pedir perdón y orientar todos sus anhelos hacia Al-lâh.