Nuevo año amazigh 2962

Yennayer, fin de año amazigh !!!

Posted on

Tamazgha, la tierra de los imazighen (“hombres libres” o “nobles”), que se extiende desde Canarias hasta el oasis de Siwa y desde el Mediterráneo hasta los ríos Níger y Senegal, celebra la llegada del Yennayer, el Año Nuevo Amazigh. Los imazighen, conocidos también bajo el nombre de bereberes, término introducido por los europeos y los árabes, se asomaran el próximo “IXF Useggwas” (“primer día del año”) al 2962.

El calendario amazigh que determina este evento es un calendario solar, a diferencia del lunar utilizado por los árabes, y que como ocurre en otras antiguas civilizaciones se encuentra organizado en torno a la vida agraria tradicional que se desarrolla en las regiones del Norte de África. El año cero que se toma como referencia es el 950 a.C., año adoptado por la Academia Bereber de París en los 60 como fecha aproximada en la que asciende al trono del Antiguo Egipto, Sheshong I, de origen amazigh, que gobernará durante veintiún años, dando lugar a la fundación de la vigésimo segunda dinastía.

El “IXF Useggwas” sigue sin embargo fluctuando entre los días 12 y 15 de enero del calendario gregoriano, pues si bien la diáspora amazigh ha tendido a establecer el 14 como el primer día de año, por el contra, en algunas zonas como Argelia, éste suele celebrarse durante el día 12.

La celebración del Yennayer es una fiesta en la que los imazighen tradicionalmente renuevan la alianza del mundo de los vivos con el mundo de los muertos, en la que se comparte de forma comunitaria la cena, generalmente cuscús de pollo, productos vegetales y frutos secos, con los que también se quiere poner de manifiesto la estrecha relación que el pueblo amazigh ha mantenido siempre con la tierra.

Así, durante los próximos días, en distintos puntos del Norte de África los imazighen darán la bienvenida al año 2962. En el exterior la diáspora, dispersa por todo el mundo, pero con una importante presencia en el continente europeo, organizará igualmente diversos eventos con los que conmemorar esta festividad. Sin embargo, tanto en un lado como en otro, los actos que tengan lugar no sólo estarán centrados en el aspecto lúdico del día, sino que el Yennayer es asimismo concebido como un acto de reivindicación y de lucha por el reconocimiento identitario del pueblo amazigh, de sus derechos lingüísticos y culturales.

Anuncios