Parquímetros de Marrakech

Los Sky Bar de Marrakech

Posted on Actualizado enn

sky-bar rak

Sky Bar.  Cielo Bar.

Esa es la traducción literal. Un Sky Bar es un Bar que toca el cielo, un Bar que está en lo más alto, un Bar que tiene vistas, un Bar desde donde hay perspectiva.

Estos Bares siempre han estado muy buscados, se han puesto de moda en todas partes y lógicamente Marrakech no iba a estar fuera de esto. Si por algo se caracteriza Marrakech es por ir siempre en tendencia. Y yo, que también voy un poco al ritmo de la ciudad, los conozco para poder explicarlos en este Blog. Bueno, para explicarlos y porque francamente me gustan mucho. Una terraza está bien, incluso muy bien. Pero es que un Sky Bar es una terraza de altura, con vistas. Así que en verano es lo mejor que puedes encontrar. Marrakech no tiene edificios muy altos (que se agradece) por tanto la selección de Sky Bars es limitada porque no hay muchas opciones.

Os hago mi selección, que no significa que sean todos los Sky Bar de Marrakech.  Lógicamente, los hoteles son los Sky Bar más abundantes, como suele pasar en todo el Mundo. Los hoteles han sabido como nadie rentabilizar sus azoteas, abriéndolas no solo a los huéspedes sino a todos los demás.

BAB HOTEL

Este es uno de los hoteles más “de moda” de la ciudad. Cuando abrió sus puertas, todo aquel que quería ser visto pasaba por aquí para cenar o tomar una copa. No eras nadie, si no pisabas el Bab Hotel. Su restaurante en la planta calle, con su Lounge Bar cerca de la piscina o al lado de la chimenea era el lugar de encuentro de todos/as. Y aunque sigue siendo un lugar especial por su decoración blanca, casi etérea…ya no es lo que era. Ha habido un cambio de dirección y supongo que es para volver  a posicionar este precioso Hotel Urbano en el puesto que por ubicación y decoración merece.

terrasse-skybab

También posee un Sky Bar, a mi no es de los que más me guste. Está en medio de Guéliz y no tiene las vistas de La Renaissance, ya que se encuentra entre edificios de altura parecida que tapan un poco la perspectiva. Aún así, por su música Chill Out y la calidad de las copas merece una visita.

BabHotelbajo

LE CESAR

Cesar3

La alfombra roja, las focos encendidosSHHHTTTT…¡¡ se RUEDA !! Todo parece un plató de una película en este Hotel. El César es un Hotel contemporáneo cuyas líneas purificadas llevan la firma del decorador Raymond Morel. El Hotel es pequeño y francamente original tiene una piscina muy íntima. Pero ahora lo que nos importa es su Sky Bar. SKY BAR CESAR. Sin más. Está situado fuera de Medina, al lado del Carrefour. Donde comienza la Route de Ourika. Tal vez por eso, es el Sky Bar que tenga más panorama. A tu izquierda, las murallas del Agdal, detrás…la Medina y la Koutubia. Y mirando hacia delante…el imponente Atlas. Este SKY BAR tiene piscina que puedes usar aunque solo vengas a tomar algo. Llamar piscina a algunos de los espacios con agua de las terrazas de Marrakech igual es un poco optimista pero como mínimo tienes para un chapuzón refrescante.

skybar-hotel-cesar-2

Este sitio es muy poco conocido aún, ya que se encuentra lejos del circuito turístico habitual. Lejos de Guéliz y lejos de Medina. Así que si queréis una cierta privacidad es el lugar ideal. Yo vengo mucho porque casi no hay nadie y aún no he encontrado un atardecer igual a otro desde aquí. Si miras al a izquierda, ves la puesta de sol sobre el Jardín del Agdal, al fondo…sobres las montañas nevadas del Atlas y a tu espalda, sobre la preciosa Medina.

Cesar2

LA RENAISSANCE

¿Quién no conoce este hotel de Guéliz?  Construido en 1952 ha sido una  figura clave de Marrakech, La Renaissance fue el primer hotel del barrio moderno de Guéliz.
Han sido necesarios 3 años de restauración total a fin de permitir a La Renaissance reabrir sus puertas en mayo del 2010. La decoración es contemporánea revisitada con sutiles toques orientales. Se ha prestado una especial atención a la atmósfera, marcada por la ostentación y la proliferación de fuentes de luz.

La Renaissance1

Su Sky Bar es el más alto de la ciudad, situado en la 7ª planta del hotel, ofrece unas vistas impresionantes de la ciudad ocre y las cumbres nevadas del Atlas.
BAR LOUNGE LE MIRADOR (Abierto de 11:00 a 01:00) Tapas, copas…comer, cenar, o degustar algo mientras tienes una panorámica de la ciudad nueva a tu alrededor y una vista cenital de la Koutubia a lo lejos.

La Renaissance2

Este Sky Bar está frecuentado por turistas y no pocos expatriados y marrakechíes por la solera del lugar y porque siendo la más alta de Marrakech tiene fama.

La Renaissance

DELANO

La vista desde su terraza es sencillamente ESPECTACULAR. Tienes el minarete de la Koutubia a tocar de la mano, a la derecha La Mamounia. El ambiente es muy chic, caras guapas, decoración ultramoderna y copas carísimas. Ese es el precio de subir al atalaya del Hotel Delano con su Café Bar.

Delano1

Este restaurante y salón en la azotea está abierto tanto a huéspedes del hotel como a los residentes de Marrakech. El espacio invita a relajarse del día a la noche y cuenta con lujosas camas de día, una piscina redonda y vistas espectaculares a la Ciudad Roja, la Medina, los jardines de Agdal, las murallas imperiales y las montañas del Atlas. El  Restaurante Namazake oriental que presenta una oferta de Sake Japonés y Sashimi .En Namazake han creado un menú de inspiración japonesa de exquisitas delicias, desde los tradicionales sushi y sashimi de barbacoa japonesa a Tempuras ingeniosas. Siguiendo el modelo del célebre Namazake en Marbella, el restaurante tiene la firma de los colores negro, blanco y rojo burdeos, maderas oscuras y acabados lujosos de piedra, a la vez que incorpora un poco de Asia incluyendo figuras Buda.

Delano

En definitiva, más chic imposible.

LEVEL FIVE

La más nueva de las terrazas. Abierta este verano. Personalmente en la que me encuentro más a gusto. Está situada en la Marrakech Plaza y con una altura de 5+1 plantas no tienes nada alrededor que te quite vista (además al estar en una de las plazas más grandes de la ciudad, la sensación de espacio es mucho mayor). Accedes desde la misma calle con un ascensor de cristal que ya invita a una estancia diferente. Primero porque no es un Hotel, es un Bar/Restaurante/Lounge. La planta de acceso es un restaurante con unas increíbles vistas que aprecias desde unas cristaleras enormes. En el restaurante se come francamente bien y es idea para cenas especiales porque es sumamente romántico. Romántico no exento de ambiente y buena música. Excelentes Dj’s pinchan algunos días y música en directo de algunas bandas amenizan muchas noches de la semana.

Levelfive2

Pero subamos a su terraza…MARAVILLOSA. Unas vistas de 360 grados de la ciudad. Desde aquí observas todo Guéliz y los Jardines del Harti. Más allá todo el Hivernage y también el minarete de la Koutubia. Una vista que quita la respiración. Además tienes un Menú de mediodía a 130 Dh que tiene una de las relaciones calidad-precio más sorprendentes  del centro de Marrakech.

BrunchLevelFive

El domingo un Brunch-Buffette que es una auténtica delicia. Las cenas a base de sushi (que como habéis visto se ha puesto de moda en la ciudad)  y cocina internacional. La cocina/barbacoa a la vista en la misma terraza.

Levelfive

El poder del chaleco

Posted on Actualizado enn

aparcacochesrak

Si crees que te siguen, que te espían… este ciudad te puede volver loco. Si crees que detrás de cualquier coche, semáforo, señal de tráfico o de una oscura esquina puede salir alguien que te observa…en Marrakech estarás en lo cierto.

Se trata de una especie que vive en este hábitat. Calor seco, polución, tráfico caótico y muchas aceras para repartir. Este es el hábitat en el que se adaptan con naturalidad, no tienen rechazo ninguno y aquí sobreviven.

Se trata de: LOS HOMBRES DEL CHALECO AMARILLO. No son chinos, aunque lleven un chaleco amarillo. Son Marrakchies 100% y están al acecho de sus víctimas. Sin descanso, se dedican a mirar y observar tus movimientos desde el momento que entras en su campo visual.  En cuanto te han identificado siguen tus movimientos pausadamente. Ellos no se inmutan, saben que tendrás que acabar acercándote a ellos y en ese momento…justo en el momento que llegas a su altura ya saben que estás perdido. Ellos ganan, tú pierdes. Si aparcas delante de su tramo de acera, deberás pagar el “peaje” a cambio de que ellos vigilen tu coche.

Es así, no hay nada que hacer. Los barrios de Marrakech estaban ocupados al 100%, pero no por Okupas convencionales, si no por los “Hombres del Chaleco Amarillo” (en adelante HDCA). Los HDCA se habían repartido cada metro de las aceras de Marrakech. Durante años campaban a sus anchas por Marrakech. Ellos escogían sus zonas, sus metros de acera. Desde hace dos años, el Ayuntamiento decidió instalar los parquímetros y entonces el GRAN HDCA, el HDCA maestro (el ayuntamiento) cogió las mejores calles, las zonas más concurridas, las más rentables. El negocio de los HDCA parecía que llegaba a su fin, pero esta especie se adapta como ninguna a los cambios y entonces descubrieron las zonas de parquímetro nocturnas. En ellas sigue habiendo movimiento, tráfico, rotación. Allí siguen actuando desde el cierre de los parquímetros. Además, algunos HDCA muy evolucionados han llegado a estar en zonas VIP y a “controlar” a los responsables de los zepos. Por una muy buena propina los HDCA pueden vigilar tu coche, no solo de los ladrones sino de los hombres del Ayuntamiento (también conocidos como los del zepo). Si  tienes un buen HDCA a mano, puedes conseguir ahorrarte el desplazamiento al parquímetro. Esta operativa no está exenta de riesgo. Los HDCA pueden fracasar en el intento, porque a veces, encuentras a un hombre del zepo que no acepta “consejos”. Por tanto, mi recomendación es siempre pagar tíquet en el caso que aparquéis en zona azul.

zepomarrakech

Marrakech nocturno y las zonas secundarias (o el Hivernage que aún no cuenta con muchos metros de zona azul) son su espacio, aquí los HDCA campan a sus anchas. Allí es donde les encontrareis en abundancia.

¿Cómo identificarlos? Todos ellos tienen el famoso chaleco amarillo. El más reconocido, el más valorado, el más solicitado…sin lugar a dudas, el que pone OASIRIA (la piscina de juegos más grande de Marrakech) a partir de ahí encontrareis muchos otros. A mí me encanta uno que pone TALLERES MUÑOZ, pero es una cuestión de gustos.

El modus operandi de un HDCA es sencillo. En cuanto apareces y detectas un espacio para aparcar, el HDCA te mira fijamente…desde la distancia…como indicándote que tranquilo/a…ya has encontrado al Guía, a tu particular coche del “Follow Me”. Acto seguido comienza a moverse con mucha energía haciéndote las indicaciones de derecha, izquierda, gira el volante al máximo, más, para, más. STOP. BARAKA. Son exactamente las mismas maniobras que hubieses hecho tú sin su ayuda, pero él está ahí y debes hacer exactamente lo que él pide.  Sin realizar comentarios, en silencio…obedeciendo. Si eres mujer al volante, los movimientos serán mucho más exagerados. Él tiene psicología, sabe que tú no sabes aparcar y que le necesitas, que necesitas a un HDCA como el aire que respiras.

Cuando sales del coche, para ir a la tienda, a la cafetería, a hacer un recado, el HDCA solícito te preguntará si quieres lavar el coche (ellos son multifunciones). Delante de ti, recogerá los retrovisores como dándote a entender sin palabras, que ahora él se ocupa de tu coche.

Al salir, y volver a tu coche normalmente no verás al HDCA. Parece que ha desaparecido, que no está en la zona. Tal vez se ha ido a comer, o dormir o a descansar. Pero craso error amigo, los HDCA no duermen, no comen, no descansan…están ahí…aunque tu no les veas. Enciendes el motor y una sonrisa aflora en tu interior…una tímida sonrisa…piensas…esta vez me ahorro estos dirhams…y entonces silenciosamente giras el volante para incorporarte al carril…y en ese momento, justo en el momento que ibas a poner el pié en el acelerador y sin saber cómo…el HDCA aparece a tu lado. Y ahí, se borra tu sonrisa3 Dirhams entregas al HDCA. No te entristezcas, estás participando de este juego.

Has jugado en esta ciudad y has perdido. A veces se gana y a veces se pierde. Tu zona de acera estaba ocupada, como el 99,9% de las aceras de Marrakech. A pagar.

Como sabéis los lectores de mi Blog, siempre os queda esta opción de aparcamiento
Como sabéis los lectores de mi Blog, siempre os queda esta opción de aparcamiento