Sidi Kaouki

Sidi Kaouki y una historia de amor

Posted on

Mis amigos, muchos de ellos locos como yo por Marruecos. Una amiga en concreto, enamorada de Marruecos. Pasó unos días en Sidi Kaouki y se quedó prendada del lugar. Me hablaba con tanta pasión, que le pedí que lo compartiera con todos nosotros. Este es su relato..

Gràcies Rosa, espero contar con más textos tuyos por aquí.

al vent sunset
Mi historia de amor con Marruecos empezó hace 10 años, en abril de 2004, vacaciones de Semana Santa, 10 días, circuito clásico en 4×4, Marrakech, Essaouira, Ouarzazate, Todra, Draa, Valle de las Rosas, Dades, desierto de Merzouga y Fez.

Fue un amor a primera vista, un coup de foudre, la plaza Jemaa F’na de noche, cruzar el Atlas con su paisaje cambiante, la preciosa Kasbah Ait Ben Haddou, el desierto, con esas dunas doradas, el silencio, las estrellas…..en fin, un reencuentro con la naturaleza en estado puro.
Marruecos es un país precioso, sus paisajes, sabores, colores y olores…… pero sin duda, lo mejor es su gente, amable, generosa y hospitalaria, especialmente los amazigh (berebers).

al vent platja + tumbona

Después de tantos años, y muchos viajes por todo el país, desde Tánger a Merzouga, hoy quiero compartir mi último viaje este mes de julio a Sidi Kaouki, una pequeña aldea bereber en la costa, situada a 20km al sur de Essaouira y a 180km de Marrakech.
Quería hacer una escapada de relax en la playa para desconectar, mi primera opción fue Essaouira, pero en Ramadán se pone imposible, lleno de turistas y marroquíes que van buscando el fresco de la costa Atlántica, al final la búsqueda de alojamiento me llevó a Sidi Kaouki y como suele suceder en estos casos, la improvisación dio buen resultado.

al vent platja + camells

Contacté con Víctor, valenciano instalado en Sidi Kaouki desde hace más de 4 años, propietario de un albergue “Casa Al Vent” y del Café Restaurante Al Vent , me ofreció una tranquila casa de alquiler con vecinos locales y pensé, por qué no?.
Llegamos a Sidi Kaouki desde Essaouira en taxi compartido (15Dhr – 1,5€ x persona).

La casa comparte el acceso al patio con las gallinas, burros y cabras de la familia vecina, está cerca de la playa (2 min. andando), tiene 3 habitaciones, baño y cocina, es una casa típica marroquí, con una terraza con vistas al mar.

al vent pati casa

Los vecinos, haciendo gala de la hospitalidad marroquí, nos dieron harira (sopa) para el iftar (primera cena del ramadán cuando se pone el sol) y huevos de sus gallinas.

Después de la cena íbamos a tomar un té en el Café de Víctor, que nos acogió y facilitó la estancia en Sidi Kaouki como si fuéramos de su familia, y con el que compartimos buenos momentos de opiniones, debates y política. Gracias Víctor.

Una noche cenamos en el Café Restaurante Al Vent, Víctor nos preparó una paella riquísima con centolla, erizos de mar y percebes, todo producto local pescado al día por Omar.

casa al vent façana camells

Sidi Kaouki es una pequeña aldea surfera, con un aire hippy de los 70, sin discotecas, ni grandes hoteles, ni bancos, ni farmacia, sólo tranquilidad, gente amable, playa inmensa, buenas olas para el surf y pescado fresco, si buscáis el paraíso, lo encontraréis en Sidi Kaouki.

Marhaba!

 

Comer en Sidi Kaouki, una dirección de ensueño

Posted on Actualizado enn

Hoy os propongo un lugar dónde comer en Sidi Kaouki.

Hace poco escribí un post sobre SIdi Kaouki y también sobre las cascadas de Sidi M’Barek. Esta excursión cercana a Essaouira es excelente. La de las cascadas muy sorprendente y curiosa. La visita a la playa de Sidi Kaouki muy apetecible. Zona tranquila, solo de surfers y buen ambiente. Pero es cierto que la oferta gastronómica de la zona no acababa de convencerme. Una terraza delante de la playa con la comida básica, higiene mínima y cara…en fin, era lo que había y ninguna queja….hasta que descubrí este lugar.

Cuando estás llegando a Sidi Kaouki hay un cartel a la derecha que indica “ La Mouette et les dromadaires». Sigues la pista unos 10 minutos y llegas a este chiringuito de playa. Cuando lo ves a lo lejos, creerás que te has equivocado o que te hago indicaciones extrañas. No te preocupes, no te llevo al huerto. Te llevo al paraíso. Ya aparcado el coche y con la proximidad del lugar, entenderás que has hecho bien en seguir mi consejo. Este lugar regentado por Patricia ( una francesa muy trabajadora ). Lo primero que sorprende ¿Cómo puedes encontrarte en un lugar tan apartado y de repente encontrar este sitio sencillo pero con un gusto exquisito? Una perla en medio de la nada, eso es lo que me gusta de este país. Que te encuentras cosas en los sitos más insospechados. La cocina es a base de pescado, como no podía ser menos. La presentación de los platos es sencillamente espectacular si tenemos en cuenta dónde estamos…bueno, aunque estuviésemos en el centro de Essaouira seguiría siendo magnífica. Los pescados frescos, las ensaladas con gusto y colores. ¡!!Los tomates!!! Nunca han pasado por una cámara frigorífica y saben a…¡tomates! Increíble, ¿no?

Cuando has comido de una manera deliciosa te traen el café, y te sorprende que sea servido con una tazita y una pequeña cafetera. Un diseño muy particular. Además, puedes beber vino. Blanco, tinto y rosado, por supuesto vinos marroquíes. No tienen gran variedad, pero se agradece. Unos cocktails como aperitivo y unos postres caseros.

No se qué más puedo deciros, estas fotos son mías y no tienen mucha calidad porque ya llevábamos unas cervezas y unos vinos. Espero que un día podáis juzgar por vosotros mismos si este lugar no es especial. Os aseguro que es una de las mejores direcciones que os he recomendado. Mientras te relajas al aire libre, en frente de ti el Océano Atlántico que ruge, no muy fiero pero cercano.

(PD: si quieres una buena langosta a la plancha, por encargo…mmmmmm)

http://www.facebook.com/LaMouetteEtLesDromadaires

Sidi Kaouki, la playa

Posted on Actualizado enn

A escasos 25 kilómetros al Sur de Essaouira (carretera de la costa hacía Agadir ) se encuentra el diminuto pueblo de pescadores de Sidi Kaouki. Aunque lo más destacable es su hermosa playa. Un arenal de más de 2 kilómetros totalmente virgen. Si uno quiere disfrutar del Océano Atlántico hasta hartarse, este es su lugar. Al comienzo de la playa, un pequeño parking acoge a los turistas que llegan a este lugar atraídos por la fama de sus olas. Este es un reducto de Surf. Los pocos restaurantes y alojamientos que se encuentran aquí están enfocados a este segmento..SURF, SURF, SURFalquiler planchas, escuelas de surf, alojamientos especializados. En definitiva, su paraíso. Que crea un ambiente informal, simpático y un poco naïf.

Pero aún así, la playa también en adecuada y aconsejable para cualquiera de nosotros que no sabemos nada de este deporte. El viento no pega tan fuerte como en Essaouira, el Cabo Sim frena un poco el ímpetu de los vientos y la playa queda guarecida. Todo lo guarecida que permite esta costa de vientos.

Una mínima infraestructura de parasoles y hamacas permiten disfrutar de la jornada, camellos y caballos en la misma orilla que esperan a pasearnos.

Pero tranquilos, esto solo al principio, los primeros 300 metros…luego nada…el mar y tu, y tus sueños

Las mareas suben y bajan, con suaves cadencias, modificando el paisaje de este precioso enclave.

Nada permanece inmóvil en Sidi Kaouki.

Si sois curiosos os recomiendo una de las panorámicas más impactantes de esta playa y entorno. A escasos 2 Km saliendo de Sidi Kaouki os encontrareis una carretera asfaltada a la izquierda (sin ningún cartel). Veréis que se dirige a un parque eólico…siguiendo la carretera, comenzáis a subir una pequeña loma hasta un pueblo. Cuando acaba la carretera y comienza la pista, a vuestra izquierda un panorama que os dejará sin respiración.