Zoco

Café des épices

Posted on Actualizado enn

Hace ya seis años que estoy en Marrakech, nuestro primer Riad estaba ubicado cerca de la Place de Rahba Lakhdima o también conocida como Place des Épices.

Para mi esta plaza es una de las más curiosas de la ciudad. No es demasiado grande, y en ella convive un pequeño universo Marrakchí….las tiendas de especias son mayoría en su perímetro y en su centro, mujeres bereberes venden sus trabajos, gorros, bolsos y otras cosas. La plaza era mucho más auténtica antes que el ayuntamiento decidiera convertir la plaza en un espacio de cemento. Ya no hay pavimento original, solo cemento…seguramente es mucho más fácil de mantener limpia, pero ha perdido encanto.

En fin, todo esto para explicaros que en esta plaza se abrió un pequeño bar propiedad de un francés y de un Marrakchí. EL nombre….Cafè des Épices. Sus comienzos fueron muy humildes, sencillos. Té a la menta, refrescos, zumos y algunos sándwiches de pollo o atún. Mobiliario austero y un local estrecho pero con tres pisos…la planta calle con su terraza y dos pisos superiores con senda terrazas.

Yo pasaba tardes enteras en su terraza a pie de calle para disfrutar de la vida que pasaba delante de mi. Los turistas, los vendedores, las tatuadoras de henna, los vendedores de especias que hablan todas las lenguas del mundo….en fin, un local sencillo que cumplió su primer año con una fiesta “familiar”. A partir de no se que día….de repente, el local sencillo y amable en una plaza encantadora….se convirtió en un éxito mundial….salía en todas las guías, en todos los reportajes de Marrakech. Todo el mundo iba a la Place des Épices para conocer el local. Supongo que su éxito se basa en su propia sencillez. Con su decoración austera pero practica, sus mesas sencillas de madera, sus taburetes, su escalera imposible para patosos, su único baño para todos, su carta limitada y básica, pero a la vez completa….y sobre todo, al hecho que encontrar un local en la Medina donde comer un plato no demasiado caro y con cierto gusto europeo. Las guias de viajes también están necesitadas de buenas novedades, y el Café des Epices cumple con todo ello.

No voy a ser menos que los demás, si estáis en Marrakech y queréis descansar un rato, comer un buen sándwich de pollo o atún, un zumo natural, un , un refresco y sobre todo, queréis disfrutar de las vistas de la pequeña pero entrañable Place des Épicesvenir. No os defraudará en absoluto….

75, Rahba Lakhdima

Marrakech-Medina

http://cafedesepices.net

Rincones mágicos de Marrakech (I)

Posted on

Hay algunos rincones de la ciudad que te gustan desde el primer día que los ves…en muchos casos, no son ni de una belleza espectacular ni tienen ningún monumento que fotografiar, simplemente son rincones que te han “robado el corazón”. Por toda la ciudad hay pequeños rincones que son especiales para mí, concretamente en el zoco de Marrakech hay uno de ellos que me gusta mucho. Se trata de un ángulo pequeño, de no más de  20 metros lineales, y lo encontráis muy cerca de la Place Djema El Fnaa.

Si vais por el zoco Smarine, el más largo y conocido de toda la galería de zocos, en dirección a la Place, debéis coger la última bifurcación a la izquierda y de repente os encontrareis con un pequeño ángulo de tiendecitas que venden olivas…todo el espacio es de una viveza colorista precioso, los seis o siete puestos  seguidos de venta de olivas, exhiben grandes cantidades de ellas de todos los colores y combinaciones, creando un efecto cromático maravilloso. Aceitunas negras, picantes, verdes en sal, verdes picantes, verdes y negras con especies….una variedad ilimitada. En los laterales de los puestos, encontraréis, infinidad de potes de cristal rellenos de limones en conserva, pimientos rojos y verdes, naranjas amargas en conserva…todo lo necesario para elaborar la cocina típica marroquí (cous-cous, tajines…) y como colofón a esta “orgia” de colores y olores, veréis dos paradas de menta en donde la ingente de cantidad de verde hace que este ángulo sea un oasis de color dentro del ya colorista zoco de Marrakech.